SociedadJerez

“Los niños del mundo rural pagan la mala planificación con horas de su vida”

La AMPA del CEIP La Ina recurre al Defensor del Menor en Andalucía para intentar impedir la modificación de líneas.

La AMPA del CEIP La Ina recurre al Defensor del Menor en Andalucía para intentar impedir la modificación de líneas.

La AMPA del CEIP La Ina recurre al Defensor del Menor en Andalucía para intentar impedir el cambio de líneas, después de que el Defensor del Pueblo Andaluz no obtuviera respuesta de la delegación territorial de Educación en Cádiz. En una carta que han redactado exponen, a través de cifras, cómo la distancia que deberán recorrer los alumnos en autobús se multiplica, o incluso casi se triplica, dependiendo de la zona de residencia de la familia. Por ejemplo, un estudiante de Secundaria que vive en la Finca del Toro recorre un total de 7,4 kilómetros hasta llegar al IES Fernando Quiñones de Jerez. Si el cambio de adscripciones se llevase a cabo, la cifra ascendería hasta 18,3 kilómetros para aquellos que pasen a tercero de la ESO y deban ir a estudiar al IES Vega del Guadalete, en La Barca. 

La asociación de padres y madres del colegio de la barriada rural también desglosa cronológicamente los cambios de las líneas de autobuses desde que en 1987 naciera el centro escolar de La Ina. En un principio, el colegio contaba con dos autobuses con recorridos distintos. Uno iba desde el cruce de Paterna-Puerto Real hasta el CEIP La Ina, pasando por Baldío Gallardo, El Mojo, Rajamancera, Cancela Blanca, El Palomar y la fábrica de pienso de Carretera de Torrecera. Y el segundo, con solo tres paradas, iba desde Las Pachecas hasta el colegio, pasando por la venta El Suspiro, la venta Las Carretas y el Cortijo de la Señorita. Una década después, ambas líneas se mantuvieron con alguna que otra modificación.

Todo cambió con la llegada de la crisis. En 2010 decidieron suprimir uno de los itinerarios, lo que supuso que un autobús llegase a todas las barriadas rurales realizando ocho paradas como mínimo. No obstante, este problema se acentúa si la conexión de los escolares del CEIP La Ina deja de ser el IES Fernando Quiñones, ya que el único autobús deberá recoger a los estudiantes de Primaria y Secundaria para dejar a cada uno en su centro con la mayor puntualidad posible. 

“A todo esto hay que añadir que las distancias que denunciamos son el trayecto mínimo que un autobús realizaría, puesto que la Junta puede determinar el trayecto donde vaya recogiendo al alumnado de otras pedanías y barriadas rurales, puesto que en el caso del CEIP La Ina salen ocho alumnos y la Junta rellenaría el autobús con alumnado de otras poblaciones”, expresa en la citada carta el colectivo de padres y madres del colegio. 

“¿Es imprescindible que niños y niñas que han hecho durante toda su vida miles de kilómetros para hacer una educación obligatoria vayan a un instituto haciendo más kilómetros que los que tendrían que hacer al IES más cercano de Jerez?”, pregunta la AMPA en su escrito, en el que concluye: “Estamos convencidos de que la Junta de Andalucía no apuesta por esta situación y pretende desmantelar los colegios de la zona rural, porque cuando la tendencia era ir creciendo en la zona rural por el alumnado procedente de Jerez, te limitan el número de vacantes en el centro en los primeros cursos, evitando así nuevas matriculaciones del alumnado que no procede de la zona, aun cuando hay clases con 10 o 12 alumnos”. “Alguien no planifica de forma adecuada y se plantea que niños y niñas del mundo rural lo paguen con horas de su vida, de descanso, de riesgo”, remata la carta.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *