Empresas y Trabajo

Los españoles, poco aficionados a invertir en bitcoins y criptodivisas

Un estudio de la gestora francesa AXA Investment Managers afirma que solo un 15% de los inversores españoles compra bitcoins y otro tipo de divisas. Este porcentaje desciende hasta el 5% entre el resto de españoles, los que invierten de forma esporádica o no tienen un alto patrimonio.

Según este estudio, los españoles colocan su dinero en activos o productos financieros que reparten parte del beneficio generado de forma periódica, como lo hacen los bonos con los cupones, las acciones con los dividendos o los pisos con los alquileres.

En ningún caso la máxima exposición a bitcoin y otras criptodivisas supera el 20%. Este porcentaje, el más alto, se da entre los españoles que tienen entre 22 y 30 años. La tasa más baja se sitúa en torno al 6% de la inversión y corresponde a los españoles mayores de 55 años. Se observa, por tanto, un rasgo generacionalmuy claro.

¿Por qué los españoles no invierten en criptodivisas?

El bitcoin (BTC) en la actualidad ronda los 8.200 dólares de cotización. En lo que va de año ha subido su cotización en un 125% pero desde que alcanzó su máximo en verano ha caído un 40%. Muchos analistas creen que con la llegada de Christine Lagarde al BCE se va a impulsar alguna clase de criptoeuro y esto servirá para darle alas al resto de criptodivisas.

Los inversores españoles, como comportamiento generalizado, buscan monetizar periódicamente parte de las plusvalías que obtienen con sus inversiones. El objetivo es traer al presente una parte del beneficio futuro para reinvertirlo o utilizarlo en el mismo presente.

Hasta tal punto es así que el 90% de los inversores se decanta por la liquidez como forma de ahorro predilecta. Tras la liquidez aparecen los seguros de vida o de salud, los productos de inversión y la pensión.

Como curiosidad, a pesar de que una buena parte de las acciones dan dividendos, únicamente un tercio de los inversores españoles las usa como fórmula de rentas, y esto se debe a la denominada “anomalía española”: los inversores españoles entran poco en bolsa, ni siquiera a edades más tempranas, que es cuando la teoría financiera dice que más riesgo debe asumirse para generar riqueza en la jubilación.

Los españoles, más conservadores de lo que ellos creen

La encuesta de AXA Investment Managers muestra que los españoles son incluso más conservadores de los que ellos piensan. No son consecuentes con lo que creen deberían hacer con sus inversiones en función de su edad.

El estudio Voices, de AXA IM, confirma esa teoría decreciente por la inversión en España cuando se va envejeciendo. Los inversores entre 22 y 30 años están dispuestos a asumir un riesgo máximo en sus carteras, mientras que los mayores de 55 solo aceptan un 13% de riesgo.

Todo esto está en línea con el ciclo de vida si no fuese por, sobre el terreno, los españoles no invierten más de un 10,2% en bolsa en promedio a lo largo de su vidacomo inversores.

Las tecnologías verdes y el consumo sostenible, las apuestas de futuro de los inversores

Este mismo estudio señala que una de las prioridades de los inversores son las empresas con impacto positivo a largo plazo en la sociedad. Las áreas potenciales de inversión que más atraen son la tecnología ecológica y el consumo sostenible. Ante la pregunta sobre las tendencias en las estarían más interesados los inversores, el 54% señalaron las tecnologías verdes, el 41% el consumo sostenible, el 39% la inteligencia artificial y el 34% el cambio climático.

Con respecto al bitcoin y otras criptomonedas, la falta de inversión se debe a que muchos españoles todavía no consideran este vehículo como una inversión segura. En España, el Tribunal Supremo no considera las criptomonedas como dinero.

La sentencia nº 326/2019 del 20 de juniofue la primera vez que se condena a alguien por un caso de estafa con bitcoins y también la primera ocasión en la que el Tribunal Supremo se pronuncia sobre las criptodivisas.

Bitcoin y otras criptodivisas se entienden como medio de cambio, pero no como moneda, como dinero. Se pueden utilizar para adquirir bienes y servicios, pero no cumple todas las características de lo que es dinero. Sigue siendo necesario incorporar normativas para efectos de investigación y fiscalización.

Este desconocimiento sobre la situación legal de las criptodivisases lo que, en parte, desanima a los españoles a invertir con ellas, sumadas a los comportamientos habituales de los inversores españoles.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *