Cádiz

Los compañeros de rodaje gaditanos de Jude Law

Hasta 600 desempleados, amantes del cine y curiosos copan el casting para elegir a los figurantes del 'thriller' americano que se rodará en Cádiz.

Hasta 600 desempleados, amantes del cine y curiosos copan el casting para elegir a los figurantes del ‘thriller’ americano que se rodará en Cádiz.

Rosario Molina sabe lo justo del proceso de selección al que está a punto de enfrentarse. No tiene trabajo y un día antes se enteró por redes sociales que este martes se celebraba en Cádiz un casting para “una película americana que tiene algo que ver con las películas de James Bond”. También dice que el protagonista es “un actor muy guapo”, que la productora quiere “figurantes normales y de todas las edades” y que “necesitan a mucha gente”.

Y lo cierto es que, aunque escuetamente, Molina acierta en todo: la gaditana de 52 años es uno de los 600 aspirantes que ayer se acercó hasta el hotel Tryp La Caleta para conseguir un papel de figurante en la última película internacional que ha elegido Cádiz como localización de parte de su trama. Es el thriller de acción The Rythm Section -producido por Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, en efecto, responsables de la saga de películas de James Bond- que se rodará a primeros de 2018 en la ciudad y que está protagonizado por Blake Lively y Jude Law, en efecto, dos actores objetivamente guapos.

Con esos mimbres, sumados al hecho de que el filme estará dirigido por Reed Morano (ganadora de un Emmy por la genial serie El cuento de la criada), no hacían falta muchos más elementos para garantizarse la expectación y el éxito de convocatoria del casting. Hasta 600 gaditanos tenía previsto entrevistar la productora Babieka, responsable del rodaje en España de la película, en turnos de mañana y tarde. Sin embargo, al mediodía de ayer y tan solo una hora después de comenzar el casting, el responsable de seguridad de organizar la cola ya había entregado más de 500 números a los aspirantes concentrados.

“Cuando se da tanta información en medios se suele producir esta respuesta que es justo lo que buscábamos”, explicó Pilar Moya, responsable del proceso de selección de Babieka. Y aún más, cuando el espectro de candidatos era especialmente amplio: niños de 5 a 9 años y adultos, hombres o mujeres, de 20 a 70 “de todas las razas y nacionalidades”. Ante tal éxito de convocatoria, Pilar se encargó de que la selección se resolviera con la mayor celeridad posible, en uno de los salones del hotel, mientras que en el exterior los gaditanos concentrados llevaban la espera con paciencia, resignación y mucho humor.Es el caso de Carmen Martínez que, acompañada de otras seis amigas, hizo cola para conseguir su puesto de figurante. “Yo ni siquiera sabía a lo que venía esta mañana y suerte que ha sido hoy que estoy libre, porque mañana trabajo”, explicaba entre risas esta maestra de profesión. “Somos un grupo de médicos, profesoras y hasta pintoras. Es la primera vez que venimos a un casting y lo hacemos, más que nada, por la experiencia. Puede ser divertido, a ver si tenemos suerte y nos cogen a todas”, añadía Martínez, ante la atenta mirada de sus amigas.

Aunque el grupo de Martínez había llegado a las 10:20 horas, unos 40 minutos antes del inicio de la selección, aún le quedaba un buen rato de espera al mediodía. Justo cuando Nadia Rodríguez y Víctor Ruiz acababan de terminar su paso por el casting. Los dos se han marchado relativamente satisfechos. “Te hacen una foto, te piden datos personales y te explican unos detalles básicos como que es una película americana que se rodará entre enero y febrero y que si no te llaman por esa fecha es que no te han escogido”, resumía Rodríguez, nada más salir del salón de reuniones donde se celebraba la cita.

“El paro, pero sobre todo, la magia del cine es la que me ha traído hasta aquí”

De hecho, a los congregados en en el interior del salón les esperaba una larga mesa en la que rellenar datos como nombre, DNI, edad, altura, características físicas o número de cuenta (para la eventual contratación). Posteriormente, pasaban ante otra mesa donde miembros de la productora recogían la documentación de todos los aspirantes. De los 600 entrevistados, la idea es seleccionar a unos 400 para que hagan de figurantes y extras. Sin embargo, de ellos, tambiñen contemplan escoger a algunos que tengan un papel que, aunque mínimo, vaya más allá, de la mera figuración.

Eso espera que le ocurra, o al menos que le escojan, José Jerez, de 60 años. En la puerta del hotel esperaba su turno mientras relataba experiencias fílmicas pasadas como extra en otras películas como Miel de Naranjas, gracias a sus conocimientos de artes marciales. “Se valora si hay escenas de lucha y, al parecer, esto es una película de acción- También he sido personal de seguridad y eso también se tiene en cuenta si tienes que llevar uniforme”, reconocía Jerez, ahora en desempleo. “El paro, pero sobre todo, la magia del cine es la que me ha traído hasta aquí”, remachaba esperanzado el veterano candidato.

Aún quedan meses hasta que el rodaje arranque en la ciudad. De hecho, las previsiones apuntan que hasta enero o febrero del año próximo no comenzarán las filmaciones en unas localizaciones aún por desvelar. Con esta película, Cádiz suma otro filme internacional en su haber. Será después de convertirse en escenario de superproducciones americanas con mayor brillo, como Muere otro día, donde se convirtió en La Habana, en 2002, para las andanzas de 007. O Knight and Day, la última película hollywoodense rodada en Cádiz, en 2009, que acabó con vaquillas huidas en pleno centro de la ciudad y con mucho menor fulgor y acogida en las salas de cine. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *