Las tropas imperiales conquistan Gibraltar

Luke Skywalker, de la saga Star Wars, inaugura la nueva atracción turística del Peñón: el ‘Skywalk’. Se trata de un mirador de cristal situado a 340 metros de altura.

El actor estadounidense Mark Hamill, el Luke Skywalker de la saga Star Wars, cortó con su espada láser la cinta que abre oficialmente la nueva atracción turística del Peñón de Gibraltar: el Skywalk. Se trata de un mirador de cristal situado en la antigua batería de Mount Misery. El acto de inauguración tuvo lugar la semana pasada, con la presencia del Ministro Principal, Fabián Picardo. El actor, al adentrarse en este mundo transparente, citó la frase con la que Darth Vader aludió a su habilidad para pilotar la Estrella de la Muerte: “La Fuerza es intensa en este Skywalk”. Estuvo flanqueado por una brigada de stormtroopers, las tropas de asalto del Imperio Galáctico. Por su parte, Picardo dijo sobre la construcción que “en la cumbre del Peñón de Gibraltar, esta alucinante infraestructura será icónica durante muchos años y el señor Hamill, más conocido como Luke Skywalker, es la persona ideal para hollarla por primera vez”.

Situado a 340 metros de altura, el Skywalk es uno de los puntos con las vistas más espectaculares de toda la Reserva Natural del Peñón. En este punto se halla la Batería de Mount Misery, una plataforma defensiva construida para avistar naves enemigas y que fue usado como plataforma de artillería durante la II Guerra Mundial. Como todo el entorno, también esta plataforma está protegida por su valor, en este caso histórico, y ese fue uno de los retos que hubieron de afrontar las mentes que crearon el mirador que hoy ha sido inaugurado. El concepto del mirador partió del estudio madrileño MAYICE, acrónimo de Marta Alonso Yebra e Imanol Calderón Elósegui, al que la empresa gibraltareña ARC Design eligió para que diera forma y atractivo a ese bloque defensivo.

La nueva estructura ha preservado el valor histórico de la antigua batería y para su construcción se han empleado 30.000 kilos de acero que dan soporte a los 750 metros cuadrados de cristal (unas cuatro pistas de tenis), divididos en 42 placas, que conforman pasillos de 2,5 metros de anchura de pared transparente y suelo traslúcido, casi transparente. Cada uno de los paneles está formado por cuatro capas de cristal de alta resistencia que dan un grosor de más de 4 centímetros. La estructura está diseñada para soportar el peso equivalente a once vehículos (o cinco elefantes) y para soportar vendavales de hasta 150 km/h (en los días de mayor temporal de este año 2018 el viento no ha llegado a superar los 100km/h). Sobre el mirador podrían situarse a la vez hasta 350 personas, aunque el número máximo de visitantes simultáneos será de 50.

El anclaje que más peso puede soportar está diseñado para aguantar una carga de 33.000 kg, el equivalente a 13 vehículos (o 7 elefantes). Por supuesto, cuenta con ascensor para el acceso a personas de movilidad reducida. La situación privilegiada de este mirador permite una visión 360 en que, de un golpe de vista, se pueden admirar tres países, dos continentes y la unión de dos mares. Un lugar, sencillamente inigualable.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.