Política MunicipalObjetivo: 26M

Las tres verdades del barquero

José Antonio Guerra (PSOE), Alejandro López (PP) y Nelson Rodríguez (IU) se disputan la alcaldía de La Barca el próximo 24 de mayo.

José Antonio Guerra (PSOE), Alejandro López (PP) y Nelson Rodríguez (IU) se disputan la alcaldía de La Barca el próximo 24 de mayo. Sólo tres partidos se presentan a las urnas, en 2011 fueron ocho los que optaron a presidir esta entidad local autónoma.

El próximo 24 de mayo, tres candidatos se juegan la alcaldía de la pedanía de La Barca de la Florida. Alejandro López Valenzuela es de nuevo la apuesta del Partido Popular para mantener la alcaldía de dicha entidad, que ganó con el 41,10 % de los votos en las últimas elecciones pedáneas. José Antonio Guerra García es el candidato del PSOE para remontar el batacazo de 2011, tras la marcha de Roque Valenzuela y con un partido local, por entonces, divido por peleas internas. Nelson Rodriguez Díaz es el candidato de IU encargado de superar el 4,18% que obtuvo su primo Oscar Pineda Rodríguez en 2011, cuando optaron a la alcaldía un total de 8 partidos políticos.

Nelson Rodríguez Díaz, candidato de IU

Nelson Rodríguez Díaz es el candidato de IU para luchar por la alcaldía de La Barca. Tiene 23 años y ha nacido y vivido gran parte de su vida en Sevilla. Es nieto de colonos, de la familia de los Pavones, tal y como reseña en el folleto de presentación que ha buzoneado por el pueblo “hijo de Juan Antonio Rodríguez Pavón”. Es diplomado en Magisterio y, en la actualidad, opositor en paro, aunque lleva desde los 18 años como trabajor eventual del campo, con cartilla agraria.

“Yo creo que ahora mismo a la política le hace falta una regenación. Se está viendo a nivel nacional cómo todos los partidos, excepto el PP, están cambiando a sus líderes debido a que ya las nuevas generaciones y las nuevas olas que están ocurriendo de cambio, y las ideas nuevas sólo pueden venir de gente joven. Y ahí estoy yo”, afirma. Califica la situacion actual de La Barca como “un desengaño general y una situación, yo creo que de falta de sinceridad y cercanía al pueblo. Y la cercanía no me refiero a decir: Hola ¿cómo estás Pepito? ¿cómo está tu padre?. Sino cercanía sobre los temas que se tratan a diario en el ayuntamiento, como es la privatización de los servicios públicos, y cosas que están haciendo en la Barca por parte del Ayuntamiento actual, con las que una parte no concordamos”, aclara.

Si llega a la alcaldia Nelson afirma que lo primero que hará es conocer si se ha privatizado el agua, pues asegura no conocer la situación actual de este bien público; e intentar luchar por desprivatizar todos los servicios públicos “que se hayan privatizado o desvirtuado de su correcta coordinación”. “Vivimos en una zona eminentemente agraria, con muchísimo paro y tú no puedes privatizar los servicios básicos cuando las personas no llegan a fin de mes. Porque si ya no llegaban a fin de mes antes de privatizar el agua, ahora con la privatizacion del agua que supone un 20% de subida en la factura cotidiana, pues vamos a llegar menos”. Y dice que continuaría con la ejecución un Plan de Desarrollo Rural Integral, un proyecto con el que pretende solucionar los probemas de la zona a a través de su análisis, priorización, dispobilidad de recursos y posibilidad de ejecución. De su programa destaca también la lucha por la independencia, la creación de un centro de formación para jóvenes desempleados y sin formacion; abogar por la cultura; colaborar con las asociaciones del pueblo; la reconstrucción del instituto verde como espacio de reunión para los colectivos; y reabrir una casa de la juventud para ofrecer actividades sociales y de ocio, así como educación en valores.

“Ahora mismo vivimos una época en la que hablar de política es muy negativo, y tú dices la palabra política y de repente se asustan”, comenta, indicando que hay muchos simpatizantes que no se quieren exponer públicamente. Pese a ello, afirma tener todo el apoyo de la militancia y simpatizantes de la pedanía, quienes le han ayudado a ponerse al día de la problemática real que existe, ya que hasta hace unos meses residía en Sevilla. Nelson señala que a La Barca le “falta concienciar a la gente, falta pedagogía, falta intentar que la gente no tenga miedo a acercarse a la política a participar, porque la participación ciudadana está muy bien, pero la participación real”.

Sabe que su posición es difícil, pero en caso de no ganar la Alcaldía dice que quiere hacer una oposicion real, al menos para mantener informado al pueblo. Hace crítica tanto de otros partidos como del suyo propio, por presentar a candidatos a las pedanías cada cuatro años y luego no ejercer una labor de oposición real. Afirma que tras las primarias de IU, Raúl Ruiz-Berdejo ha cambiado la política de las pedanías y teniendo como estrategia luchar todas unidas por un fin común. “A nivel personal, yo creo que en Jerez no interesa que en las pedanías se viva bien”, y pone como ejemplo el tiempo que han tardado en ejecutarse las obras de la carretera, hasta que no ha llegado IU. También es consciente de que puede ser un hándicap el hecho de  que mucha gente no lo conozca. “Yo creo que es un error, un error que se comete en los pueblos eso de votar a la persona y no votar al programa, tienes que leer los programas y ver qué programa de verdad está por los derechos de los trabajadores y por los intereses de los trabajadores”, sentencia.

José Antonio Guerra, candidato del PSOE

José Antonio Guerra García es el candidato del PSOE. Tiene 44 años y, literalmente, nació en La Barca. Estudió hasta 3º de BUP, fue militar y ahora regenta un gimnasio en el que es profesor de kárate, musculación y spinnig. Además, trabaja como quiromasajista en la cantera del Cádiz, aunque deja claro que primero fue masajista del Florida.

En 2011 le ofrecieron ser candidato socialista, pero no quiso. Esta vez también se negó varias veces, porque temía que su negocio se viera afectado. “Yo si este paso lo he dado es por el bien de mi pueblo, no por otra cosa, porque yo tengo mi trabajo y mi vida resuelta, gracias a dios, esto es por mejorar. Que siempre hay muchas cosas por mejorar en el pueblo”, afirma. Tras de sí dice tener a mucha gente ayudándole y colaborando para ganar: “Nuestra intención es gobernar con el pueblo”. “Yo llevo toda mi vida trabajando, haciendo actividades, colaborando y ayudando a gente de La Barca, de mi pueblo, dentro de lo que es mi trabajo y fuera de mi tabajo”, señala, indicando que ha organizado varios eventos deportivos tanto con los ex alcaldes Antonio Alberto y Roque Valenzuela, así como con el actual, Alejandro López.

Lo primero que hará si gana la Alcaldía será reunirse con asociaciones, agrupaciones y partidos políticos, lo que dice que ha hecho hasta ahora para redactar su programa. “Lo que sí te aclaro es que yo voy a ser un barqueño más, no solamente el alcalde, el alcalde será un barqueño más que tenga un equipo, en este caso serán los concejales, que tengo que delegar plenamente en ellos. Y confiar plenamente en ellos, para que así todo vaya sobre lo que queremos: trabajar para el pueblo y por el pueblo. Y ellos con nosotros”. Entre sus propuestas está crear una mesa de contratación con un consejo de ciudadanos, compuesto por un miembro de cada asociación y partidos politico; la segregación de La Barca; transparencia, participación, abaratar los precios en instalaciones deportivas; una delegación o casa de la juventud gestionada por los propios jóvenes, aunque controlada desde el Ayuntamiento; intentar liberalizar terrenos de la Junta de Andalucía para que la instalación de empresas. “Hay que priorizar el empleo y las necesidades básicas de la gente de La Barca, familias que no tienen ni para pagar la luz, el agua, ni para comer”, afirma. También asegura que si gana llevará el tema del agua a pleno, ya que dice que el alcalde actual lo tiene en reserva y sospecha que se la ha cedido al Ayuntamiento de Jerez. Sobre la lucha por la segregación de La Barca dice que es un punto imprescindible en su programa, necesario para autoabastecerse sin tener que depender que el Ayuntamiento matriz haga los ingresos que le corresponde a la pedanía, aunque sabe “que eso no le interesa a Jerez, porque pierde muchos votos, pierde ingresos”. Sin embargo, afirma no llevar esta batalla a extremos de épocas pasadas, cuando la lucha por este objetivo sobrepasó los intereses del partido y los del propio pueblo. “La segregacion no le interesa a Jerez, esté el partido que esté, el PSOE, el PP, esté IU, no le interesa la segregación. Entonces Roque -ex alcalde socialista- tenía una continua guerra porque la quería, y lo único en que se enfocó fue en la segregación, se olvidó del resto del pueblo”.

Respecto al resultado de las elecciones de 2011, en las que su partido quedó en tercer lugar después de haber estado gobernando tres legislaturas, cree que el PP logró la victoria por la división de la izquierda, al darse un conflicto interno a nivel local en su partido. Para los próximos comicios asegura que muchos personas de los partidos que se presentaron entonces y no lo harán esta vez, le han animado a que diera el paso y le han brindado su apoyo.

Si no gana, Guerra dice que seguirá luchando en la oposición y, en la medida que pueda, seguirá ayudando al pueblo. Pero afirma que va a ganar las elecciones: “El 80 % de La Barca es socialista, son colonos. Entonces, son socialistas porque han vivido la época de Franco y mataban a sus primos, a sus vecinos, y a todo el que cogían, entonces la derecha quiera que no, la han sufrido mucho, y las personas mayores son socialistas”. Sin encuesta alguna, sólo tiene el sondeo que percibe de los vecinos cuando reparte casa por casa la propaganda electoral, el cual le transmite que va a ganar. “Que después no ganemos… pero yo en la calle estoy ganando”, sentencia. El socialista afirma que en él van a encontrar “un alcalde transparante, con ganas de trabajar con el pueblo, deportista por supuesto, ahí todo el mundo va a hacer deporte, vamos a estar en forma, asi ahorramos en medicinas”.

Guerra ya está probando los sinsabores de la política. Según afirma, tras haber participado durante 25 años en la organización de BiciAmistad -un evento ciclista en el que lleva el pelotón, hace juegos y sorteos- junto al Ayuntamiento pedáneo, en la última edición se ha sentido desplazado porque no contaron con él para hacer entrega de los premios. “A mí no me llamaron, sino a un miembro de mi club y dijeron que el Guerra no estuviera allí. Y eso duele. Entonces hay eventos deportivos que ya conmigo no cuentan, pero vamos, que yo voy y participo porque me encanta el deporte”.  

Alejandro López Valenzuela, candidato del PP y actual alcalde

Alejandro López Valenzuela es de nuevo el candidato con el que los populares quieren revalidar la única Alcaldía pedánea que ostentan. Tiene 33 años y estudió un FP en Administración de empresas, materia que desarrolló en una empresa familiar hasta que salió electo en 2011 con el 41,10 % de los votos, un total de 1.023. Aquella victoria le pilló por sorpresa, pues pese a percibir en la calle ganas de cambio, no sabía que iba a obtener ese número de votos ni de concejales, 4 en total.

Entró en política en el año 2004, cuando se inauguró la sede del PP en La Barca y aceptó ir de candidato en las elecciones de 2007, consiguiendo ser la segunda fuerza más votada con 689 votos -30,01%-. La falta de alternativas para la juventud, así como la necesidad de estar más unidos le empujaron a meterse en política. Hace un balance positivo de su gobierno y afirma que la situación económica no ha sido “la más fácil de llevar”. Aunque llevaba un programa con pocos proyectos ante la incertidumbre del estado de las cuentas, asegura que se ha ido marcando una serie de proyectos, algunos de los cuales se han cumplido y otros siguen en proceso. “Dentro de nuestras posibilidades se han cumplido todos los objetivos que nos habíamos propuesto y aquellos que no se han cumplido es porque ha tenido algún tipo de impedimento de alguna administración”.

Para López, lo más satisfactorio como alcalde ha sido haber ayudado a sus vecinos, así como “la cercanía de las personas, poder contactar con ellas en cualquier momento, y poder ayudarles cada vez que lo han necesitado, siempre que hayamos podido”. También destaca el poder lanzar La Barca como un pueblo en el que la gente vaya a pasar el fin de semana, consumir en restaurantes, o asistir a sus fiestas. Respecto a lo más amargo de su legislatura señala que ha sido la gran cantidad de personas, principalmente jóvenes, que se están yendo a trabajar a otras ciudades, concretamente a Palma de Mallorca. Lugar al que ya emigraron muchos vecinos de La Barca en los años 90. Sin embargo, al preguntarle por los sinsabores de estos años, hay que destacar que Alejandro no menciona el accidente que tuvo recientemente al intentar apagar un contenedor de basura en llamas, del que aún hoy tienen secuelas en manos y pies, pero tampoco el despido de una técnico de Cultura que llevaba más de siete trabajando en el Consistorio pedáneo. 

Aunque se ha llegado a plantear no presentarse de nuevo, ante la frustración de no poder cumplir algunos objetivos, dice que lo que le ha movido a repetir candidatura es el haber saneado un poco el Ayuntamiento -aunque admite que aún le quedan deudas-, así como los proyectos que se han ejecutado y aquellos que le quedan en el tintero. Sin embargo, no se ve como un alcalde que se aferre al sillón y cree que es necesaria la regeneración política. Sobre el programa actual si consigue la mayoría de votos del electorado, Alejandro afirma que aún está recogiendo ideas de todo el mundo. Pese a ello, esboza algunas de las propuestas como tener más terreno para vivienda y suelo industrial, huertos de ocio, la potenciación del turismo, con la recuperación de las fuentes antiguas-como ya se ha iniciado actualmente- y los nacimientos de agua que tiene La Barca, la puesta en marcha de algunos museos que recojan las costumbres y tradiciones arraigadas en la ELA; y la recuperación del edificio emblemático de la Residencia -el antiguo edificio de Colonización-, que ya fue solicitado a la Junta de Andalucía, como propuesta que puede generar rendimiento. Respecto al tema de la segregación, quiere incidir en que ya fue solicitado a la Junta de Andalucía y que ya se llevó al Pleno en el Ayuntamiento de Jerez; y respecto al agua, dice estar trabajando y estudiando pros y contras, para encontrar una oferta que sea económica y factible.

López afirma que desde un principio no estaba dispuesto a pelearse con ninguna administración y ha optado por colaborar con ellas, indiferentemente de su color político, y conseguir cualquier proyecto para el pueblo. Respecto a la relación con el Ayuntamiento de Jerez, Alejandro afirma que ha sido muy buena: “Yo siempre lo he dicho, que aunque nos tengamos que hablar algo o en algo no estemos de acuerdo, eso hay que negociarlo en los despachos. Yo no soy partidario de tener peleas como antes, en la época anterior, con la persona que estaba en Jerez -por Pilar Sánchez- y la persona que estaba aquí -por Roque Valenzuela-, continuamente había enfrentamientos en prensa, en radio…”, destaca el candidato popular y actual alcalde. Por el contrario, cuando ha coincidido el gobierno del PSOE en todas las administraciones, Alejandro afirma que su pedanía salió muy perjudicada: “La Barca ha sido muy castigada siendo el PSOE el que gobernaba aquí, en Jerez y Diputación, y se veía que Nueva Jarilla o El Torno, pueblos que, como aquí gobernaba el PSOE, como en Guadalcacin -apunta-, se notaba que entraban subvenciones y aquí no. No sé si era debido a que un alcalde no se llevaba bien con el de Jerez o el presidente de Diputación, que no creo, o al menos no tiene que dejar de percibir subvenciones, tiene que ser mas equitativo para todo el mundo, como dice la ley: concurso público, en igualdad entre todos. Pero como eso en su momento creo que no existía, pues es verdad que esos útimos cuatro años han sido muy destructores para La Barca”, sentencia.

Al actual alcalde le gustaría que le recordaran por “una persona muy trabajadora y sencilla, eso principalmente, después yo creo que habrá gente que valore lo que hemos hecho y los proyectos que hemos querido desarrollar en nuestro pueblo, y habrá gente que no le guste y no esté tan de acuerdo. Pero a mí, principalmente, por una persona trabajadora, sencilla y que siempre he estado muy cercano de todos los ciudadanos de La Barca”. En caso de no ser elegido, Alejandro deja un mensaje para su sucesor: “Mi principal consejo es que lleve a cabo sus proyectos y el de su equipo de gobierno, que no se deje mandar por nadie, ni por el partido, ni por ninguna otra administración, ni por persona que por su propio egoísmo quiera llevarte por otro camino. Esa ha sido mi idea desde un principio”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *