JerezPolítica MunicipalElecciones generales#DesayunosLaVoz

“Las sentencias de Pacheco y Pilar Sánchez son desproporcionadas, siento un poco de pena”

González Cabaña, número 1 por el PSOE provincial al Senado el próximo 26J, repasa la actualidad política nacional, provincial y municipal en 'Los Desayunos de lavozdelsur.es'. 

González Cabaña, número 1 por el PSOE al Senado, repasa la actualidad política nacional, provincial y municipal en ‘Los Desayunos de lavozdelsur.es’. 

Francisco González Cabaña (Benalup-Casas Viejas, 1957) sigue en plena forma pese a algún revés de salud sufrido en los últimos tiempos. El veterano dirigente socialista, licenciado en Filología Hispánica, profesor de lengua y literatura, ha sido líder del partido en la provincia entre 2000 y 2012. Ha sido alcalde en su pueblo durante dos décadas, vicepresidente y presidente de la Diputación de Cádiz (1995-2011), y diputado por la provincia en la pasada legislatura (2012-2015). Ahora encara una nueva precampaña y campaña electoral como número 1 en la lista del PSOE gaditano al Senado. Futbolero y taurino, Cabaña no regatea respuestas y entra a matar con los temas más espinosos que atañen dentro y fuera de su partido. Este outsider de la política acude puntual a ‘Los Desayunos de lavozdelsur.es‘, medio por cierto con el que colabora con una columna semanal todos los sábados. 

Repite como candidato al Senado. Teniendo en cuenta que hay quienes piden su supresión, ¿por qué según usted habría que mantenerlo?

Los culpables de que a la ciudadanía se le haya trasladado la idea de que el Senado es algo que no sirve para nada somos los propios políticos. Hemos repetido tanto eso que hemos terminado por creérnoslo nosotros y por contagiar a la gente. Puede que esa fuese la imagen más propia de un momento en el que había gobiernos con mayoría absoluta en los que el trámite fundamental de las reformas era en el Congreso y cuando las cosas llegaban al Senado nada cambiaba por esa mayoría absoluta. La prueba evidente de que el Senado es una Cámara que tiene su funcionalidad en el sistema parlamentario español se ha visto muy clara en la situación derivada del 20 de diciembre pasado. De pronto hemos descubierto que el Senado tiene una capacidad de bloqueo de algo tan importante como las reformas constitucionales que la inmensa mayoría de los partidos estamos de acuerdo que hay que asumir en esta España del siglo XXI. Yo digo de una manera gráfica que el Senado necesita un lifting. Tiene que adquirir una funcionalidad basada en que estamos en un Estado de las autonomía y que existe un mundo local que es la primera instancia a la que el ciudadano recurre. Ese mundo municipal y lo autonómico tienen que tener un componente fuerte en los trabajos del Senado. Por tanto, en un momento en el que debate territorial es tan duro y estamos viviendo situaciones difíciles de cara a la configuración de la España del futuro, el Senado tiene que llevar a cabo esa reforma que le permita convertirse en la Cámara donde el debate territorial tenga voz propia y donde resida el diseño de la España del futuro, sin olvidar la importancia de lo local.

A nivel municipal, ¿puede ejemplificar en qué consistiría fundamentalmente ese lifting

Lo más fácil y lo más simple es decir que hay que reducir el número de senadores, pero eso no deja de ser más que un argumento que algunos partidos utilizan demagógicamente como cuando se habla de eliminar las diputaciones. El gran problema del Senado no es si los senadores son 280 o son 140, eso se podrá determinar en esa reforma. Hay que dotarlo de una capacidad legislativa en relación con el diseño territorial y que sea la Cámara donde verdad resida esa capacidad. Y como digo, en torno a leyes que afectan mucho a lo municipal. No hay más que ver la terrible reforma local que ha hecho el PP de la mano del ministro Montoro, que debiera tener en el Senado, más que en el Congreso, su seno de debate y de aprobación. Por tanto, en esa línea es donde tiene que ir. Valoramos mucho en primera instancia el trabajo del Congreso pero no percibimos que la última palabra la tiene el Senado.

Uno de cada 3 españoles está en riesgo de exclusión. Andalucía, donde gobierna el PSOE desde hace más de 30 años, acumula gran parte de la tasa de paro del país. ¿Qué puede hacer pensar que son capaces de dar la vuelta a estos datos ahora?

Que ya hubo etapas de gobiernos socialistas donde esa situación, sin poder solucionarse, sí se mejoró. Y se mejoró con medidas de gobiernos de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero. Y no me estoy tirando ningún farol, las hemerotecas están ahí y el archivo del BOE en cuanto a las medidas que se pusieran en marcha también. Había un problema de universalidad de la Sanidad en España antes de los gobiernos socialistas, y podíamos pensar entonces que cómo se va a solucionar eso, y lo hizo un gobierno de Felipe González. Había un problema de pensiones miserables en este país y hubo un gobierno socialista que consiguió que estuviesen garantizadas por ley para el futuro. Es decir, había muchas cosas, igual que ahora, que eran indicadores de que la sociedad tenía graves riesgos de discriminación y exclusión, y los gobiernos socialistas lo fueron consiguiendo. Desde que tenemos esta Constitución, ¿qué avances de cara a ir acabando con los porcentajes de exclusión en la sociedad se pueden deber a medidas adoptadas por gobiernos de Aznar o de Mariano Rajoy? Ninguno. Hay distintas formas de abordar los daños colaterales de la crisis económica y la manera en los que los ha abordado el gobierno de Rajoy es terrible. Han desmantelado el Estado del Bienestar, y ahí están todos los reales decretos que los jueves se aprobaban en el Congreso con la mayoría absoluta del PP. Y más miedo me da todavía porque el PP está ganando tiempo electoralmente, ya que hay un compromiso con la UE de más recortes después del 26 de junio. Por ese camino nunca vamos a conseguir bajar la ratio de exclusión social. Si decimos que el PP ha desmantelado en cuatro años el Estado del Bienestar es porque alguien lo construyó. No era perfecto, tenía muchos retos por conseguir, pero se había avanzado de una manera importantísima. En España solo han gobernado los socialistas y el PP, y unos han construido y los otros han destruido.

¿Le preocupa el sorpasso de Unidos Podemos?

No me preocupa el sorpasso. En absoluto. Todo lo que se desprenda de la voluntad popular expresada en las urnas democráticamente no me preocupa. Es más, no me da miedo. Pero es que además yo no creo que vaya a producirse. El sorpasso es un elemento más de la estrategia de márketing de Podemos. Mire, Podemos ha sido un partido que cuando aún no estaba constituido era un grupo de profesores que han tenido mucho tiempo para reflexionar sobre la situación política española, sobre la crisis que se estaba produciendo a nivel mundial y su repercusión en España, etcétera. Podemos ha hecho un buen estudio de mercado de las posibilidades electorales en España y hay que reconocerle que en eso son buenos. Hasta la estética de Podemos está pensada en función de ese estudio: la mochila, la coleta, la camisa de cuadros por fuera, hasta la altura de las mangas remangadas está pensada. Nada es inocente en el comportamiento de Podemos. Por tanto, ha hecho ese estudio de marketing electoral y a partir de ahí su estética y sus planteamientos políticos, su posibilismo. Todo es posible. Convencer al ciudadano de que con ellos todo es posible pero mire, con ustedes, como con todos los demás, no todo es posible. Como dijo el torero, lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible. Y eso es algo con lo que se topan cada vez que tienen la responsabilidad de gobernar, llámese Carmena en Madrid, Colau en Barcelona, o José María González Kichi en Cádiz. Trasladar esa idea posibilista a la gente también forma parte de ese estudio de mercado. Por tanto, pienso que Podemos, cuando introduce la idea del sorpasso, es como cuando introdujo en la campaña electoral pasada la idea de la remontada. No es inocente lanzar estos mensajes en estos momentos.

Pero, en todo caso, tras el 26J tendrán que llegar a un acuerdo de gobierno.

Eh, bueno. Hay que llegar primero al 26 de junio. El documento de síntesis de los dos partidos traiciona el programa de Podemos y traiciona el programa de IU, con lo cual el ciudadano cuando vaya a votar, si es de IU, no se va a ver reflejado con ese programa, y si es de Podemos, tampoco totalmente. Las dudas surgirán y entonces estará la crisis identitaria, sobre todo en el votante de IU.

“Creo que si todos los partidos nos vamos a lo concreto, puede ser que consigamos que la abstención no esté en la proyección de ahora”

¿Le preocupa el aumento de la abstención?       

Es verdad que las condiciones climáticas van a ayudar poco…

Y la Eurocopa.

Y la Eurocopa (risas). Si estamos pendientes porque vayamos a jugar la final o si nos han eliminado estaremos cabreados… Luego está la tensión electoral, que se genera conforme se acercan las elecciones. Entonces yo confío en que ese 5% de caída de la participación del que se habla no va a estar ahí sino en mucho menos. También parte de culpa de que eso se consiga o no vamos a tenerla los partidos políticos con el planteamiento que hagamos de campaña. No digo que el mío sea el mejor, pero estoy escuchando a Pedro Sánchez hablar de las cosas que de verdad le interesa a la gente, hablar de las pensiones y de cómo hay que volver a llenar la caja que el PP ha vaciado, está hablando de un plan de empleo de la mano de las autonomías y las diputaciones… Creo que si todos los partidos nos vamos a lo concreto, puede ser que consigamos que la abstención no esté en la proyección que existe ahora.

De momento, el eje central de la precampaña pasa por convertir a Venezuela en décimo octava comunidad autónoma española.

Me sorprende muchísimo. Conozco bien Venezuela, he tenido la suerte de participar como observador electoral en las últimas elecciones de Chávez, antes de su muerte. Eso me permitió estar en contacto con la oposición, con el chavismo, con todo. Y fueron dos viajes muy rentables desde ese punto de vista. Yo no entiendo cómo Venezuela se convierte ahora mismo en el centro de la campaña electoral española. En Venezuela la gente lo está pasando muy mal porque probablemente Maduro sea un líder incapaz de conducir ese país. Chávez, que tenía sus aciertos y sus fallos, tuvo como acierto haber reducido el nivel de pobreza en un 21%, y mejorar el sistema sanitario y el educativo. Maduro es una ópera bufa de Chávez y lo que ha hecho es destruir todo eso. Pero cuántos países hay en situaciones como esa, donde no se respetan los derechos humanos o la población sufre la escasez de alimentos y medicinas, y es como si tuviéramos que universalizar la campaña electoral española. No, no, eso creo que es un error. Probablemente se convierte Venezuela en eso por la presunta vinculación financiera del origen de Podemos, que no del momento actual.
¿Usted no cree que Venezuela financiara a Podemos?

Entiendo que la CEPS, la fundación de Podemos, ha trabajado con Venezuela. Tuve un contacto con el diputado Julio Montoya, de Primero Justicia, el partido de Capriles, y me aportó toda la documentación del trabajo que hacía en concreto Monedero en Venezuela. Y mire, había una cosa tan sencilla que era que Maduro tenía que inaugurar unas viviendas sociales y toda la organización de la inauguración estaba diseñada por Monedero y su equipo, incluidos los momentos en los que tenían que entrar los cortes de televisión. Había un asesoramiento global a un gobierno. Bien, hicieron un trabajo y por eso cobraban. Monedero no era Podemos pero hablamos del año 14, no es la prehistoria. ¿Eso es financiación irregular? Eso lo tendría que decir un juez. Había una afinidad ideológica y hacían trabajos y cobraban, no se lo llevaban calentito. No es mi preocupación que ese dinero sirviera para fundar Podemos, y no creo que haya que ir más allá en este momento. No creo que de esto haya que hacer un mundo.

¿Habría mejorado sus expectativas electorales el PSOE con Susana Díaz como candidata el 26J?

Mi religión no me permite hablar de esas cosas (ríe). En serio, primero creo que está la decisión de Susana de que no era su momento, y eso hay que respetarlo. Para muchos ciudadanos, no hablo ya de militantes del PSOE, probablemente Susana Díaz represente un modelo que puede tener más posibilidades o hubiera tenido más posibilidades de alcanzar un mejor resultado. Eso sí es verdad. Pero creo que en política los tiempos son importantes. Y Susana está mostrando un respeto importantísimo por los tiempos que supone respetar las decisiones del partido en su conjunto.

“Susana (Díaz) no está en la batalla interna sino en la batalla por ganarle a Podemos y al PP”

¿No está en parte entorpeciendo la campaña de Pedro Sánchez?

No, no, Susana al revés. En esta campaña está volcada. Las batallas de Susana en los últimos días en el Parlamento andaluz con Teresa Rodríguez son la prueba más evidente de que Susana está en la batalla. Y Susana no está en la batalla interna sino en la batalla por ganarle a Podemos y al PP. Porque si algo tiene Susana Díaz, aparte de otras cualidades, es una gran sensatez y como persona sensata que es no va a cometer ninguna barbaridad que dañe al partido o al candidato. La veo todavía más volcada en la campaña ahora que en la del 20 de diciembre.

¿Cómo ve como ciudadano la polémica por el impuesto de sucesiones y la recogida de firmas emprendida por el PP?

Es la gran mentira del PP. Ese impuesto lo pagan grandes fortunas. Si usted o yo heredamos algo no vamos a tener que pagar porque lo que heredamos no va a sobrepasar la cuantía. La inmensa mayoría está exenta pero el PP ha cogido un clavo ardiendo para engañar a la mayoría de la gente. Es como cuando nos dicen que Hacienda somos todos y luego descubrimos que hay bastante gente, sobre todo del PP, que no son Hacienda. Por tanto, es una fantasmada del PP. De todas formas, lo que sí habrá que estar siempre atento es al grado de fiscalidad de ese impuesto. Pero creo que con esto el PP hace mucha demagogia porque es como si todos tuviésemos que pagar esto.

En Jerez hemos visto para qué sirve el aforamiento en el Senado y en el Congreso. Los jueces de la Audiencia Nacional hablan de “implicación patente y grosera” de Pelayo en la Gürtel. El Supremo la absuelve. ¿Qué le parece?

Sobre María José García-Pelayo el Supremo ha levantado, digamos, la presunción de culpabilidad, por prescripción, pero lo que no va a conseguir levantar es la culpabilidad social. Respetamos la sentencia y a mí no se me ha escuchado en estos años atacarle por su presunta implicación en la Gürtel, pero cuidado, ese victimismo del que está haciendo gala Pelayo y su partido en los últimos tiempos, pienso que es un victimismo falso, es decir primero porque María José García-Pelayo quiere predicar con el ejemplo y a mí personalmente como presidenta provincial del PP me lanzaba acusaciones sin fundamento un día y otro; o el PP, que a la mínima que un socialista aparece por un juzgado ya está condenado y quemado en la plaza pública. Para mí lo más importante es que la ciudadanía de Jerez y la provincia sigue manteniendo una duda más que razonable sobre la culpabilidad de María José García Pelayo. Si esta instrucción se hubiera llevado acabo no en el Supremo, sino en la Audiencia como correspondía, probablemente el resultado habría sido otro porque resulta muy difícil que estén imputados todos de ella hacia abajo y ella no tuviera ninguna responsabilidad. Con todo el respeto hacia su persona, creo que el Supremo le ha hecho un favor judicial entre comillas, pero que la culpabilidad social sigue estando latente entre la ciudadanía.

¿Le parece bien el número actual de aforados en este país?

Soy de los que digo: aforamiento cero. Yo tuve que declarar como testigo en un caso de la provincia, ‘Bahía competitiva’, en relación con mi etapa en la presidencia de la Diputación y antes de que la juez me llamara a declarar como testigo yo lo pedía insistentemente y decía que renunciaba a mi aforamiento. Para mi hay dos cosas en política que son fundamentales ahora mismo: las listas abiertas, por eso me siento muy feliz de ir al Senado que es una lista abierta y haber sido ya elegido en el Senado; y la eliminación de los aforamientos. Yo viví un debate en el Senado sobre el tema de los aforamientos donde sentí vergüenza ajena de los planteamientos del PP que, en definitiva, era vamos a crear una comisión, y ya usted sabe que en este país eso quiere decir que no hay voluntad de nada, y votaron en contra de un planteamiento del resto de los partidos en relación con el aforamiento y lo que fue más triste es con la señora Barberá sentada ahí y lógicamente votando eso. Por lo tanto, creo que los aforamientos no tienen sentido en la etapa democrática que vivimos. De todas formas no he visto a ninguno de los que no son casta renunciar al aforamiento, y yo ya lo hice público en la legislatura en la que estuve en el Congreso y es que estaba dispuesto a renunciar a mi aforamiento para declarar en los juzgados, y fui a declarar a los juzgados.

Los casos de corrupción exigen mayor celeridad en los procesos judiciales como estamos viendo en el caso de los ERE de Andalucía o la Gürtel, y por otra parte independencia judicial, ¿no?

Por un lado está el riesgo de las prescripciones que lo hemos vivido con Pelayo, lo estamos viviendo en algunos casos en los ERE, y segundo están las penas de banquillo que después se convierten en injustas ¿por qué? Porque a ti te imputan en un tema, te toman declaración al año y medio, la diligencias se cierran siete años después y terminas siendo inocente pero te has tirado diez años juzgado por la calle, y ser juzgado en la calle no es que la gente te retire o no el saludo, sino que tú tienes que acceder a instituciones, por ejemplo a un préstamo, a una hipoteca… —yo porque lo he vivido en personas cercanas a mí— y te ves imposibilitado porque tú eres un imputado. Eso es injusto. Las instrucciones en este país se están convirtiendo en juicios.

“Las instrucciones en este país se están convirtiendo en juicios”

¿No le parece que en parte son ustedes los políticos los responsables de eso, de haber aprovechado como arma arrojadiza el tema judicial? Estamos en Jerez y una de las frases por las que usted es más recordado aquí es por aquello de lo que dijo sobre las querellas cruzadas entre exalcalde y exalcaldesas —”estas cosas se saben cómo empiezan pero no cómo acaban”—

Recuerde que yo lo que hacía era recomendar que la vía más oportuna en la política no era la judicial. Decía que cuando se le da al botón de la justicia eso ya es imparable y que muchas veces es un boomerang que se vuelve contra quien le da al botón. Además la realidad para dos personas con las que he tenido relación, como son Pedro Pacheco y Pilar Sánchez, se ha demostrado así. Judicializar la vida política es correr muchos riesgos. A mí nunca me gusta estar en este juego de la judicialización, de culpar y de estar ahí. Hay que acortar los plazos judiciales pero para ello hay que dotar a la justicia de los medios necesarios. También es verdad que hay un error que el propio sistema ha provocado y es que los juzgados de instrucción se han convertido, sin quererlo y sin que sus titulares lo busquen, y lo decía el Fiscal General del Estado, en juzgado que juzga y eso no es. Habría que ver también el papel del fiscal en España. A mí me gusta más el modelo de la fiscalía americana y de algún país europeo donde quien instruye realmente, quien lleva a cabo el trabajo de investigación, es el fiscal, pero en este país es de otra manera. Esto necesita una reforma que no fue la reforma exprés del PP de decir que los fiscales y los juzgados de instrucción tienen que terminar la instrucción en seis meses. Cómo van a terminarse algunas causas en seis meses. La reforma podía tener una buena intencionalidad, no eternizar los procesos de instrucción, pero cuidado, había que haber puesto en marcha mecanismos y sobre todo incremento de la plantilla judicial, tanto de jueces, fiscales y secretarios de juzgados que permitieran una justicia ágil y sin errores.

Hablaba antes de Pacheco y de Pilar Sánchez, ¿cómo ve la situación de ambos: injusta, desproporcionada…?

Yo me quedaría con desproporcionada. Injusta sería cuestionar la decisión judicial. Yo siempre aplico aquí la lógica. Si a Pedro Pacheco y a Pilar Sánchez por esto le han puesto esto, a este que ha hecho esto, ¿cuánto tendrían que ponerle? Y no se lo han puesto. Siento un poco de pena en relación a las dos personas con las que he tenido bastante relación, con Pedro, represente de otro partido con el que cerrábamos bastantes acuerdos políticos y con Pilar que a pesar de mis desavenencias en algunos momentos que fueron públicas. Creo que son desproporcionadas las sentencias. Además están viviendo una cadena de procesos… lo que yo dije, le dieron al botón de la justicia y están siendo víctimas del día que le dieron al botón.

“Pilar (Sánchez) trabajó desde su enfoque, con el que mantuve algunas diferencias, por el bienestar de esta ciudad”

En el caso de Pedro tuvo una relación bastante amistosa con él, ¿no? Ha sido además alcalde de esta ciudad durante 24 años, ¿le apena especialmente la situación en la que ha quedado, pudo haberlo evitado?

A mí no me duelen prendas, yo he hablado con amigos comunes para ver cómo se encontraba Pedro y le he trasladado ánimos. Me va a parecer injusto que en el juicio de la historia Pedro Pacheco sea el alcalde que terminó su carrera en la cárcel y la gente se olvide de qué era Jerez antes de Pedro Pacheco y qué ha sido Jerez después de Pedro Pacheco. Y hablamos de los buenos tiempos de Jerez, del diseño del crecimiento urbanístico por parte de Manuel González Fustegueras. Ha habido consejeros de la Junta de Obras Públicas y Urbanismo que han dicho que el modelo de crecimiento es el que se desarrolló en Jerez de la mano de Fustegueras en la etapa de Pacheco. Se creó la nueva ciudad preservando además la antigua ciudad. Que han ocurrido cosas que no se han ajustado a la legalidad, de acuerdo, pero sería injusto que esto último hiciera olvidar qué era Jerez al inicio de la democracia y qué fue Jerez después los mejores años de gobierno del PA o del PSA, en su caso. Creo que Pedro, como todas las figuras del toreo, debería haberse retirado antes porque al final termina cogiéndote una vaquilla después de haberte enfrentado a 500 miuras. Le pasó a Bienvenida. Quizás no elegir el momento para retirarse provoca estas cosas. Y con Pilar también me parece totalmente injusto porque yo pude no haber compartido alguna de sus prácticas de gobierno pero yo sé que Pilar trabajó desde su enfoque, con el que mantuve algunas diferencias, por el bienestar de esta ciudad.

Cambiando de tema pero siguiendo con los líos judiciales, ahora hay uno precisamente en el seno del PSOE Jerez.

De ese no voy a hablar porque como escribía Sánchez Múgica en La Rotonda hace unos días, ¿a quién le interesa los líos del PSOE de Jerez? A mí no me interesan.

No le interesa personalmente pero, ¿habría que frenarlo desde el partido?

Le digo que a mí no me interesa, que son otros los que tienen interés en que eso salga a flote. A mí lo que me estaba gustando es que casi un año después Jerez había recuperado una cierta normalidad; que en un equipo de gobierno muy minoritario de siete personas no había grandes conflictos. Hoy noto en el ambiente que sí hay algún conflicto peor no deja de ser el clásico conflicto del enfrentamiento de algún sindicato, no del conjunto de los trabajadores, con el Ayuntamiento y a mí me gustaba. Yo le decía a mucha gente: qué raro que Jerez va bien, va tranquilo, no hay follones, están resolviendo el problema de la basura, están reduciendo el gasto en muchas cosas, están trabajando, lo están haciendo bien y son siete. Y me decían que había cuatro que piensan de una manera y tres de otra. A mí me da igual, lo que me importa es el resultado para la ciudad. Ese pequeño affaire que si un delegado denuncia a un asesor, a mí no me interesa y a la gente no debería interesarle porque quien tiene interés en eso solo busca desestabilizar el trabajo que se venía haciendo, que ya bastante lo desestabiliza gente que como ahora está pitando en la puerta del Ayuntamiento. Hay mucha gente intentando defender privilegios y en estos momentos los privilegios ni los políticos ni otros.

Precisamente esto no viene de fuera, digamos que el propio enemigo está en casa.

No yo no creo que sea el enemigo. Voy a hablar de esto solo para situarlo en su contexto. Esto no surge ahora, es un daño colateral de algo que ocurre antes de las elecciones. Si los hechos que se denuncian en los juzgados hubieran ocurrido ahora siendo Galván primer teniente de Alcalde y siendo la otra persona asesor de la alcaldesa pues probablemente el primero que debería haber intervenido es el partido, si eso se demostrara, debería haber intervenido en la defensa de Galván. Pero esto no ha ocurrido ahora, esto ocurrió en un momento distinto, antes de las elecciones cuando las disputas internas todavía no se habían acallado. Puede preguntar: ¿Por qué se presenta la denuncia ahora? Mire usted, pregúntele a Galván.

¿Se la podría haber ahorrado?

Bueno, como ya le he dicho antes, lo de darle al botón de la justicia no me gusta. Para darle al botón de la justicia ya están los jueces y los fiscales. Cuando he sido calumniado, difamado… me han dicho: métele una querella. Y yo siempre digo lo mismo: para qué si la querella o la denuncia se va a ver y a lo mejor él o yo hemos muerto ya. Mientras en España no exista una ley antilibelo al estilo americano… En España con la violencia de género los juicios son inmediatos. Ocurre hoy y mañana aunque sea domingo y eso es perfecto. En los temas antilibelo, entre otras cosas, debería ser igual. Un tema antilibelo no necesita una instrucción judicial, aquí hay una publicación, y aquí está la denuncia, y en 48 horas vemos esto. En este caso sí sería partidario de recurrir a la justicia en estos casos en los demás no, no merece la pena.

Qué habilidad tienen ustedes para airear ciertos trapos sucios…

Bueno nosotros y todo el mundo.

Cualquiera puede pensar que eso no pasa en otros partidos…

En otros partidos yo he visto otras cosas. Pero es verdad que en el PSOE siempre, justificado por nuestra pluralidad interna, incurrimos mucho en estas cuestiones.

¿Está justificado por la pluralidad interna?

No, no la pluralidad interna muchas veces ha sido la coartada. A nosotros siempre nos ha gustado durante mucha parte de nuestra vida, nos ha gustado darnos hostias entre nosotros hasta que nos hemos dado cuenta que después nos las dan los ciudadanos a nosotros, entonces por eso lo que yo digo: paz en la tierra, los hombres de buena voluntad, vamos a intentar ganar las elecciones convenciendo al ciudadano y vamos a dejarnos de tonterías. No me gusta esto. Y como secretario provincial del partido lo he padecido, lo he sufrido. Había una frase curiosa a la que se refería Paco el otro día en su artículo de que lo que pasa en Jerez se estudiará en las universidades americanas, no mira, ya no se estudia en las universidades americanas, ya está en Wikipedia y lo conoce todo el mundo, no solo en los Estados Unidos pero cuidado, se había hecho ya un punto y aparte de ahí. Eso fue una dinámica de Jerez y de muchos sitios más. Es verdad que uno de los mejores ejemplos era Jerez para la imbecilidad del comportamiento. Pero para mí que habíamos entrado en otro camino y lo que yo detecto como tendencia en el partido en general es que estamos en otra cosa, que hemos aprendido de esas historias y que lo interno se dirime en las asambleas, por las vías internas del partido. Ahora ha surgido este pequeño incidente. Yo no sé a qué se debe que surja ahora. Si los hechos hubieran ocurrido ahora yo creo que el partido hubiera actuado del tirón, pero son unos hechos de la fase previa y entonces es más difícil.

Gobierno de 7 concejales: “Tuve mis dudas y además justificadas, pero visto hoy y la evolución del primer año creo que fue acertado”

¿Cree que de cara a las próximas elecciones el electorado se puede aburrir con este tipo de enfrentamientos internos?

Espero en el caso de Jerez que el electorado pueda estar por encima de eso. No podemos quedarnos en la anécdota de un incidente. El electorado tiene que estar en ver si la ciudad ha ido avanzando dentro de las dificultades. Veo a Mamen Sánchez recorrer los barrios de Jerez. ¿Cuánto tiempo hace que un alcalde no recorría los barrios de Jerez? Y veo que va a las barriadas rurales y veo que el PSOE es un partido vivo, que ha dado una batalla impresionante en las últimas elecciones de las barriadas rurales. Es decir, nosotros nos creemos esto. En Jerez por primera vez en mucho tiempo se arreglan bordillos y socavones en barrios que estaban olvidados. Siempre se ha ido más a la obra megalómana. Con Mamen y con este equipo de gobierno se ha producido una inversión de la visión, de lo pequeño, porque los que hemos sido alcaldes de pueblo, sabemos que lo pequeño es importante, pero la gente pensaba que ganaba más arreglando el Circuito o poniendo el Minotauro. No mire usted, la gente tiene problemas más sencillos, probablemente también porque no tiene dinero para más. Espero que la ciudadanía valore eso más y valore la estabilidad te muchas cosas. Siete personas en una corporación de 27 están haciendo un esfuerzo gigantesco, eso es lo que espero que la gente valore. Siendo yo ciudadano de Jerez, independientemente de las ideas políticas valoraría a este gobierno más que otros incluso del PSOE que ha habido antes en esta ciudad.

 “A nosotros siempre nos ha gustado darnos hostias entre nosotros hasta que nos hemos dado cuenta que después nos las dan los ciudadanos”

A pesar de las tensiones que hubo dendro del PSOE hace ahora un año, ¿considera que hizo bien agarrando el bastón de mando?

Yo tuve mis dudas, porque apuntarse a carro ganador no me va. Tuve mis dudas y además justificadas, pero visto hoy y la evolución del primer año creo que fue acertado. A lo mejor me preguntas dentro de dos años y digo uuuf, lo uqe le dije hace un año no fue acertado. Creo que en eso ha colaborado también la actitud de Ganemos Jerez y de IU está siendo más sensata que en otros sitios. Es verdad que eludir la participación en el gobierno es muy cómodo y creo que deberían haberse ‘pringao’ también pero no están poniendo excesivos palos en la rueda y creo que en ese sentido va bien. Era un reto muy difícil, era jugar a la ruleta rusa, peor por ahora nos han tocado los casquillos vacíos.

Desde aquí se oyen de nuevo las bocinas de protesta en la puerta del Ayuntamiento, ¿cómo valora la situación que vive Jerez?

No, yo creo que esto es un mal endémico de la ciudad. Mire para atrás y verá que no hay mes de una edición de un medios de comunicación en Jerez donde el conflicto laboral no esté presente y eso no es normal. Creo que igual que en todo, no se puede generalizar, hay comportamientos sindicales que son respetuosos y con la lealtad necesaria con la institución pero aquí hay otros comportamientos sindicales que tienen intereses muy primarios y que lo anteponen al interés general.

También han colaborado en la realización de esta entrevista Jorge Miró y Jaime Álvarez (la-fm.es).

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *