CulturaFeminismo

“Las mujeres no somos la costilla de Adán, sino la columna vertebral del mundo”

La historiadora gaditana Alicia Domínguez publica 'Memorial a ellas. Que su rastro no se borre', un libro donde recoge la historia de 54 mujeres invisibilizadas de principios y finales del siglo XX, en beneficio a las ONG Proyecto Mujer Gades y Páginas Violetas

Hace tres años que la historiadora (y columnista de lavozdelsur.es) Alicia Domínguez (Cádiz, 1966) empezó a publicar la historia escrita de su madre, su abuela, su tía… Una práctica de la que tomaron ejemplo sus lectores, quienes quisieron contarle a ella la historia de las mujeres de sus familias. “Fue así como empecé a desenterrar tantas historias silenciadas y ocultas… Las mujeres no somos la costilla de Adán, sino la columna vertebral del mundo”, reivindica Domínguez en una entrevista a este  periódico digital, tras la publicación de su último libro: Memorial a ellas. Que su rastro no se borre.

“En el caso de mi abuela, su marido —mi abuelo— fue detenido por el bando nacional en el año 36 porque él militaba en el Partido Socialista. Entonces ella se quedó sola con cinco hijos. Y ya luego, cuando mi abuelo salió, tuvo la mala suerte de fallecer en la explosión de Cádiz del 47, ahí fue cuando se quedó definitivamente sola”, cuenta la historiadora gaditana sobre el relato de su abuela, una de las 54 historias que recoge su obra Memorial a ellas. Que su rastro no se borre. “Y mi madre, por ejemplo, fue una emigrante en Alemania, en los años 60. Ella se fue sola allí y me sacó a mí adelante. Tuvo una historia con mi padre que terminó y luego regreso a Cádiz conmigo sin ningún medio de vida. Teniendo que buscárselo todo”, continúa.

Alicia Domínguez (izq.) junto a su libro, ‘Memorial a ellas’.

Las 54 mujeres que protagonizan una obra feminista que busca “poblar el imaginario colectivo de esas mujeres invisibilizadas que nos sostuvieron”, son diversas, fuertes, cuidadoras, independientes, luchadoras… En el libro, según explica Domínguez, hay historias de emigración, tanto del campo a la ciudad, como de España al extranjero; mujeres que rompen moldes, que intentar montar un negocio pero que se encuentran con la hostilidad social y la prohibición del propio marido; mujeres que se enfrentan a la oposición social; mujeres calladas o contestatarias; mujeres que tal vez no pudieron decidir a quién amar y qué ser en la vida; que estuvieron siempre pendientes de los demás desatendiendo sus propios deseos…, entre otros perfiles.

“Hay un caso muy llamativo: el de La Canaria, una maestra republicana que fue depurada durante la Guerra Civil, expulsada de magisterio y que acabó en el barrio Chino de Salamanca, donde ejerció la prostitución”. Todas guardan en común haber nacido en un sistema patriarcal, haber sufrido leyes que perpetúan la desigualdad de género, sexismo y “siempre han tenido que sacar adelante, sola, a la familia”. destaca la gaditana, quien ha recopilado historias de mujeres de toda la geografía española, pero sobre todo de Andalucía. “Es curioso, a través de sus historias se puede seguir el hilo conductor de la historia de España durante todo el siglo XX. De sus visicitudes, de las dificultades que tuvieron que sortear…”, comparte.  

Solo se ve lo que se mira y solo se mira lo que nos han preparado para ver. Y no nos han preparado para ver cuánto hicieron nuestras mujeres

Este memorial a ellas es un intento de que su rastro no se pierda”, incide la autora de Memorial a ellas. Que su rastro no se borre en una pieza audiovisual donde explica que, como decía Alphonse Bertillon: “Solo se ve lo que se mira y solo se mira lo que nos han preparado para ver”. “Y no nos han preparado para ver cuánto hicieron nuestras mujeres”, añade Alicia Domínguez.

Pero este libro no solo busca visibilizar a las mujeres ocultas de nuestra historia, sino que, además, todo el dinero que recaude será en beneficio de las ONG: Proyecto Mujer Gades, que trabajan con mujeres en riegos de exclusión social, y Páginas Violetas, que llevan a cabo talleres sobre concienciación, igualdad y contra la violencia de género. “Yo creo que estas mujeres querían que sus historias sirvieran para seguir ayudando a otras mujeres”, apunta a lavozdelsur.es. Y la vida de este memorial no muere con esta primera publicación, ya que Domínguez adelanta que la “idea es seguir escribiendo más volúmenes. Ya estamos en la producción del segundo número”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.