CTXT

Las mujeres aún no llegan al 40% en el Congreso

De las cuatro grandes formaciones españolas, Ciudadanos contará con el menor porcentaje de diputadas, el 21,88%, y Unidos Podemos con el mayor, el 47,89%.

De las cuatro grandes formaciones españolas, Ciudadanos contará con el menor porcentaje de diputadas, el 21,88%, y Unidos Podemos con el mayor, el 47,89%.

 

Tan sólo 21 mujeres obtuvieron acta de diputada en las primeras elecciones democráticas, las de la Asamblea Constituyente de 1977. Una gota en un océano masculino, el 6%. Si el porcentaje era mínimo, más escaso fue aún el de la primera legislatura democrática, 1979-1982: un 5,14% de escaños femeninos.

Casi 40 años más tarde por fin se roza el umbral de la paridad en el Congreso que se constituirá el próximo 19 de julio: las diputadas representarán el 39,43%, un porcentaje idéntico al de la breve legislatura post 20D.

Aunque todavía bastante lejos de la distribución demográfica por sexos de la sociedad española, en la que las mujeres representan el 50,86% de la población, el dato es ligeramente positivo. Supone un pequeño avance con respecto a la legislatura 2011-2015: 35,71% de mujeres elegidas como  representantes electas en el Congreso.

¿A qué se debe el que, a pesar de que todos los partidos cuentan –por obligación – con listas paritarias, en el Congreso las mujeres no alcancen aún el 40%? Es sencillo. La ley exige desde 2006 que el número de candidatos de cada sexo no puede ser superior al 60% ni inferior al 40% en las listas electorales. Sólo marca, sin embargo, que en cada tramo de cinco puestos, los candidatos de uno u otro sexo no podrán estar representados en menos del 40%. No indica nada en cuanto a la posición que unos u otras deberán de ocupar. 

Esa es también la clave de que el porcentaje de representación femenina difiera mucho entre unos partidos y otros.

Vayamos por partes:

De las cuatro grandes formaciones españolas, Ciudadanos contará con el menor porcentaje de diputadas, el 21,88%, y Unidos Podemos con el mayor, el 47,89%. 

La formación naranja progresa, sin embargo, adecuadamente. En la pasada legislatura la representación ciudadana era casi dos puntos inferior (20%), 8 mujeres y 32 hombres. Ahora son 7 y 25.

Que las mujeres vayan a suponer sólo un poco más de un cuarto de los diputados de Ciudadanos (7 de 25) no debería de extrañar. La formación liderada por Rivera se alza en el primer puesto del podio en cabeza de listas masculinas, 69,23%. Y eso, a pesar de que en este apartado también progresa adecuadamente. Y mucho. Ha bajado casi 10 puntos. El 20D,el 78,8% de sus números uno eran hombres.

Son diputados -con o- los representantes de la formación naranja en 12 de las 20 circunscripciones en las que ha obtenido un solo escaño.  

La confluencia no sólo no ha sumado más votos, tampoco ha aportado un porcentaje mayor de mujeres en su bancada. Tras el 20D, casi la mitad, un 49,28% del total de escaños conseguidos por Podemos (69), estaban ocupados por mujeres. Un hombre, Alberto Garzón, y una mujer, Sol Sánchez, eran la aportación de Unidad Popular. Ahora las diputadas representarán el 47,89% de la bancada.

Y eso a pesar de que la coalición contaba con la mayor presencia femenina en sus listas: 52,29%, el mismo porcentaje que Podemos, y ligeramente superior al 48,93% de Unidad Popular, el 20D.

El Partido Popular se situará en la penúltima posición en el porcentaje de mujeres que formarán parte de su bancada: el 38,69% (53 mujeres en un grupo parlamentario de 137 diputados). La misma posición en la que se situaba cuando se analizan sus listas electorales. Los populares contaban con un 63,46% de líderes masculinos en cabeza, un 58% de hombres en los segundos puestos y un 46,57% de mujeres en sus listas.

El PSOE es el único de los cuatro grandes partidos que construye sus listas mediante el método cremallera. Es decir, una mujer, un hombre, una mujer… o a la inversa. Y, sin embargo, de sus 85 representantes en el Parlamento 48 serán diputados y 37 diputadas (43,53%). A pesar, incluso, de que es la única formación en la que las mujeres son mayoría en el primer puesto de sus listas (51,92%).

Entre los partidos nacionalistas, la diferencia la marca su adscripción ideológica, de izquierdas o de derechas.

EH Bildu se sitúa en el justo medio, dos representantes, una mujer y un hombre, cincuenta-cincuenta. El grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya contará con 3 mujeres en una bancada de 9 diputados.

En Convergència Democràtica de Catalunya solo dos de sus nueve diputados serán mujeres, el 25%. Coalición Canaria contará con una única diputada, una mujer. La palma en testosterona se la lleva el Partido Nacionalista Vasco. En las filasjeltzales no habrá ninguna. Cinco escaños y los cinco ocupados por hombres.

Pincha aquí para ir al enlace original de la publicación.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *