Política

Las familias piden a PSOE y C’s que tramiten de urgencia la ley para bajar las temperaturas en la escuela pública

La ley de bioclimatización persigue reducir las altas temperaturas en los colegios andaluces que superan hasta en 10 grados lo recomendable por las autoridades sanitarias

Unos 300 padres y madres han salido este domingo a la calle en Sevilla para pedirle a la presidenta andaluza que no firme el decreto de convocatoria de elecciones sin antes tramitar la ley de bioclimatización, elaborada por el colectivo ‘Escuelas de Calor’, registrada en la Cámara andaluza por Podemos y aprobada la tramitación con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, salvo el PSOE-A, en febrero de este año.

Según la plataforma de padres y madres de alumnos de la escuela pública, la ley está “secuestrada” por la Mesa del Parlamento, presidida por el socialista Juan Pablo Durán, y también con la “complicidad” de Ciudadanos, que es el partido que preside la Comisión de Educación y quien podría presentar el dictamen de la norma por urgencia para obligar a que la Junta de Portavoces de la Cámara votara a favor este miércoles de someterla a votación en el pleno de octubre, siempre y cuando la presidenta Susana Díaz no adelante las elecciones y no las convoque tras el Consejo de Gobierno de este martes, tal y como se especula en los mentideros de la política andaluza.

Los padres y madres de la escuela pública han denunciado en la Plaza Nueva de Sevilla los “desprecios y desplantes” que vienen sufriendo por el PSOE andaluz y la consejera de Educación, Sonia Gaya, quienes argumentan que la Junta ha puesto ya en marcha un plan de climatización en los colegios y que no es necesario aprobar la norma presentada por Podemos.

Las familias contradicen los mensajes del Gobierno andaluz y denuncian que en la escuela pública se están alcanzando temperaturas de 32 y 35 grados cuando lo recomendable por expertos sanitarios está entre 23 y 27 grados.

Como resultado de esta situación, muchos padres y madres aseguran que tienen que sacar a sus hijos de las aulas por golpes de calor y hemorragias nasales. El cuerpo docente, también presente en la concentración, se queja de que “en lugar de dar clases tenemos que hacer de enfermeras”, se lamentaba Pepa Bermudo, maestra en un colegio público de la localidad hispalense de Tomares.

Las familias de la plataforma ‘Escuelas de Calor’ señalan igualmente que la climatización de muchos centros está corriendo a cargos de las asociaciones de madres y padres de alumnos, con lo que se están creando áreas climatizadas según el poder adquisitivo de las familias: “Algo que va totalmente en contra de la igualdad y de los principios de la escuela pública”, asevera Rocío Bejínez, una de las portavoces de la plataforma.

Entierro de la ley de bioclimatización

Simulando un entierro de la ley, con madres y madres vestidas de luto, las familias han pedido al PSOE y a Ciudadanos que no dejen la ley de bioclimatización morir en el “sueño de los justos” y la tramiten de urgencia este miércoles para que pueda ser votada por los diputados y diputadas en el pleno de octubre.

Libertad Benítez, diputada de Podemos presente en la concentración, cree que la falta de apoyo del PSOE a esta ley se debe a que “no soporta que la ciudadanía se emancipe y haga política, que es lo que han hecho las familias, poner en el centro de la mesa un asunto que el Gobierno andaluz llevan años ignorando”. La diputada de Podemos enfatiza que “si la ley no se aprueba antes de convocar elecciones, morirá y se echará por tierra todo el trabajo y la lucha de los padres y madres”.

La ley, considerada “una norma con rango de ley muy novedosa” por los propios letrados de la Cámara andaluza, obliga a la administración pública a aclimatar los centros educativos públicos de forma sostenible. Esto es, arbolando las escuelas, creando sombras artificiales con toldos, eliminado los ventanales de metal y construyendo con una orientación adecuada y mirada climática los nuevos centros públicos que se edifiquen. Las familias de la ‘Escuela de Calor’ han advertido de que “volveremos” la legislatura siguiente, en caso de no aprobarse, porque “somos incansables y estamos sembrando en nuestros hijos e hijas la semilla de la lucha por su educación y su futuro”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *