PequeVozlapequevozdelsur.es

La vida en nuestro colegio

Nuestras pequeñas periodistas nos cuentan cómo es el CEIP Tartessos: un colegio público, bilingüe y concienciado con el alumnado que tiene necesidades especiales.

Nuestras pequeñas periodistas nos cuentan cómo es el CEIP Tartessos: un colegio público, bilingüe y concienciado con el alumnado que tiene necesidades especiales.

En Jerez de la Frontera hay muchos colegios, no sabemos cuántos, pero seguro que más de cincuenta. Hoy os vamos a escribir sobre uno de ellos, concretamente de nuestro colegio, que se llama CEIP Tartessos.

¿Sabéis de dónde viene el nombre de nuestro colegio? La palabra Tartessos fue el nombre por el que los griegos conocían la primera civilización de Occidente situada en el suroeste de la península ibérica, hacia finales del segundo milenio antes de Cristo.

El colegio se fundó en el año 1978 por Blas Infante. Situado en la calle Alborán, de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Tenemos una página web, donde se pueden mirar todos los datos sobre el colegio.

El director se llama José María García Vicente. Es muy bueno con los niños y sobre todo con aquellos que tienen algún problema o dificultad. El propio director nos cuenta que en este momento hay 36 profesores y 26 aulas.

Dos de los primeros profesores en pisar el Tartessos fueron Pepe Reina y Juan García, y por aquellos tiempos se hacían fiestas en el centro para recaudar dinero para el viaje de fin de curso.

Es un colegio bilingüe y damos las asignaturas de matemáticas, inglés, sociales, naturales, religión, música y educación física en inglés.

También hemos tenido profesores de intercambio de otros países. El colegio tiene cinco entradas y dos salidas de emergencia. Posee un servicio de aula matinal y comedor que incluye un menú de comida de celíacos y algunos alimentos para personas alérgicas.

Hemos estado preguntando a los maestros y maestras sobre sucesos graciosos que se acuerden que hayan pasado en el colegio:

Mercedes Gómez: “Un día, un grupo de alumnos fueron al campo y se encontraron con un toro. Un profesor se puso hacer tonterías y lo espantó”.

Mercedes Arenas: “En el aula 10 estaban dando clase, hablando de ovíparos, mamíferos, etc. y un niño preguntó: ¿Si se tiene barriguita gorda me puede salir un huevo?”.

Susana: “Estaba embarazada de 5 meses e hicieron un simulacro de incendios. Me creía que era fuego de verdad y me puse descompuesta. Cuando fui al patio con las demás profesoras me dijeron: ¡Es un simulacro!”.

Carmen Grilo: “Entró en una clase muy silenciosa y como la señorita estaba pendiente de su trabajo se acercó y la llamó y pegó un bote del susto que se dio”.

Elena: “Me confundí con el nombre de un alumno. Cuando lo llamaba nunca respondía y me enfadaba mucho, así estuve un buen tiempo”.

Cristina: “Un día por la mañana, cuando me disponía a entrar en el aula, un padre se escondió detrás de la puerta, y me dio un susto de muerte que casi me caigo de espaldas”.

José Alberto: “En un cumpleaños en el colegio trajeron una tarta. Al cortarla noté que una parte de ella era muy dura, pero aun así seguí cortando. Los niños/as se la comieron encantados, hasta que un alumno se dio cuenta de que habíamos cortado el cartón donde venía la tarta”.

Gema: “A lo largo del año en los colegios celebramos muchas fiestas, como el Día de Andalucía, el Día de la Paz… Pues bien, pregunté a un niño de infantil que si sabía qué íbamos a celebrar hoy, y exclamó: ¡el día de la constipación! En lugar de decir el Día de la Constitución”.

Redactoras:

Claudia Heredia, Lucía Álvarez y Minerva Gil, alumnas de 4º de primaria del CEIP Tartessos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *