CulturaAntes todo esto era bodega

La última puerta o el arco del Arroyo

Después de la construcción de las puertas originales de Jerez se abrió una nueva en la muralla de la ciudad.

Esta edificación fue abierta tiempos de Felipe II.

Hace unas semanas estuvimos en Antes todo esto era bodega hablando del recinto amurallado y de las puertas originales de la ciudad de Jerez. A posteriori, y con objeto de facilitar la comunicación hacia El Puerto de Santa María y hacia Sanlúcar, se abrió una nueva puerta en la muralla de la ciudad, cuyo vestigio conservamos hasta el día de hoy: el arco del Arroyo, que fue conocido también como puerta del Arroyo e incluso como puerta Nueva.

Esta edificación, continuidad de una obra fechada a comienzos del siglo XVI, parece que fue abierta tal y como la conocemos hoy en tiempos de Felipe II teniendo luego varias reformas. De los años 1588 y 1763 datan las dos lápidas anexas a cada lado de la puerta. La última y breve reforma, con el interés de reacomodar la zona, tuvo lugar hace tan solo unos años. En esa también se remodeló, con la crítica de algunos historiadores del arte de la ciudad, la Capilla de la Virgen de la Antigua: una pequeña capilla ubicada a un lado del arco del Arroyo que data de 1719, vendida tras la desamortización de Mendizábal y que hoy no tiene uso, pese a su polémica restauración.

Xerez mandó cubrir el Arroyo de los
Curtidores y aderezó esta plaza
y puerta y acabó esta obra siendo
Corregidor don Fernando de Vera
alférez mayor de la ciudad de
Mérida y diputados don Rafael
López de Espínola veinticuatro
y Francisco Martínez de Cea jurado en
el año de 1588

Primera lápida, de 1588

Se reedificó este arco de esta muy noble y
muy leal ciudad de Xerez de la Frontera
siendo corregidor de ella el Sr.
Don Martín López de Roxas y Te
ruel, de Córdoba y Sepeda y diputa
dos los señores don Joseph
Astorga y don Joseph Bernal
veinticuatros perpetuos en el Año de 1765

Segunda lápida, de 1765

La zona del arco del Arroyo, hasta la Catedral, podría ser sin duda alguna objeto de interés cultural y turístico por su amplitud y su valor estratégico e histórico, algo que ya han comentado historiadores y figuras como José Manuel Moreno Arana o Eduardo Velo García. De hecho, este arco del Arroyo sustituyó en importancia a la Puerta de Rota cuando esta fue derribada en 1787, algo obvio si tenemos en cuenta la situación estratégica de dicho arco. Sin embargo, esa importancia, vitalidad y dinamización que podría tener este emplazamiento no existe en la actualidad. Imaginamos que, como con todo, la tendría si las administraciones competentes se pusieran manos a la obra con un proyecto encima de la mesa. Un proyecto que incluyera la acomodación (real) de toda la zona del arco del Arroyo y de gran parte del barrio de El Salvador. Por lo pronto, lo único que vemos son coches, dejadez y abandono.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.