Gastrovoz

La Tapería del Bichero, la nueva vida del legendario Bodosky de Jerez

Su carta recoge las mejores tapas de la barra de El Bichero en un local más informal: "Le hemos dado al negocio un cambio radical"

La mítica freiduría y marisquería Bodosky, ubicada en Paseo de la Rosaleda esquina con comandante Paz Varela en Jerez, ha pasado a mejor vida. Ahora luce un aspecto mucho más actual y acogedor, y su carta ha experimentado un importante cambio centrándose en las tapas.

La Tapería del Bichero es el nuevo proyecto que han puesto en marcha sus propietarios, Fermín Anguita y Rocío Grandes, que se hicieron con la gerencia del clásico establecimiento hace ahora tres años. Tras el éxito cosechado con la apertura del nuevo restaurante El Bichero, en la céntrica plaza Vargas, Rocío Grandes, alma mater del remozado local, se ha hecho con las riendas de un nuevo concepto que traslada, a este nuevo emplazamiento, las tapas más famosas y aclamadas de su barra.

La mítica ensaladilla de El Bichero está presente en la carta del nuevo local. FOTO: MANU GARCÍA

“Le hemos dado al negocio un cambio radical, el Bodosky era un freidor, algo que veíamos que había pasado un poco de moda, y queríamos darle un giro. Así que nos basamos en el éxito que ha tenido la barra de El Bichero para montar aquí lo que hemos bautizado como La Tapería del Bichero”, explica Rocío en declaraciones a lavozdelsur.es.

Lo primero que llama la atención al entrar en el nuevo local es el cambio en la decoración, obra del interiorista Christian Harhoff. “Me encanta su estilo, sobre todo en la iluminación, y le dije que lo quería tener en dos semanas”, nos cuenta Rocío, “así que en quince días hemos hecho la obra, Christian lo ha hecho en tiempo récord y le estoy muy agradecida porque estamos muy contentos con el resultado, tanto nosotros como el público que viene a vernos”.

Nuevo aspecto que presenta el bar, decorado por el interiorista Christian Harhoff. FOTO: MANU GARCÍA

Su punto fuerte sigue siendo el pescado, “seguimos manteniendo en la carta algo de pescado frito y marisco, pero también con un gran abanico de tapas que, al final, yo creo que es lo que tiene mayor aceptación. Y de momento, en las dos semanas que llevamos, estamos viendo que a la gente la gusta. Ahora tenemos un público más joven y todo el mundo nos felicita por el cambio”, señala Rocío Grandes.

La principal diferencia con su hermano El Bichero es que, mientras el restaurante cuenta con un comedor para reuniones más formales, con un ambiente más serio, la tapería ofrece un carácter más desenfadado, más enfocado a encuentros informales de amigos, más tipo cervecería.

Tataki de atún, una de las especialidades de la nueva Tapería del Bichero. FOTO: MANU GARCÍA

Fermín y Rocío siguen apostando, como no podía ser de otra manera, por el producto de kilómetro cero, a excepción del marisco de Galicia, como las zamburiñas o los berberechos, para lo cual han buscado un proveedor gallego de calidad. El pescado llega directamente de la lonja de Sanlúcar, por lo que, cada día, disponen de pescado fresco fuera de carta según mercado. Corvinas, salmonetes o acedías son algunos de los productos habituales en su expositor.

El marisco sigue siendo uno de los principales reclamos del negocio. FOTO: MANU GARCÍA

De este modo, “quien quiera venir a la Tapería del Bichero buscando pescado frito lo va a seguir teniendo pero, además, acompañado con una gran variedad de platos que han enriquecido la carta del local, en la que tenemos alrededor de una treintena de tapas”. La ensaladilla mítica de El Bichero, guiso de cardillo con langostinos, champiñón relleno de gambas y jamón ibérico, tataki de atún o alcachofas guisadas son algunas de las propuestas que más gustan a los clientes, tanto en la barra del restaurante El Bichero como en la nueva tapería. Todo ello sin olvidar los guisos típicos de cuchareo como la berza, el menudo o las papas con chocos que se elaborarán, principalmente, los fines de semana.

tapa de guiso de alcachofas en la Tapería del Bichero. FOTO: MANU GARCÍA

Con la Tapería del Bichero se da una segunda vida a un mítico bar jerezano que, en esta nueva etapa, recoge la cocina de calidad de El Bichero en formato tapas o medias raciones. Su carta ajusta los precios para que puedan estar al alcance de todos los bolsillos al tiempo que ofrece un ambiente cálido y acogedor.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *