A boca llena

La salsa de las escapadas familiares

Salsachips estrena carta con auténtica comida callejera y guiños permanentes a Nueva York en sus hamburguesas, perritos, sándwiches, burritos y nachos caseros

Es miércoles y toca grabación para ABocaLlenaTV. Recibo la llamada de mi compañero David apremiándome porque llego tarde a la cita. Es cierto, voy con algo de retraso. El motivo es que mi mujer, que a pesar de tener jornada intensiva sale a las tres y media, me telefoneó hace un rato para recordarme que antes tengo que recoger en casa a mis tres hijas y llevarlas conmigo. En un país que desprecia la conciliación laboral y familiar, pero que propina a nuestros hijos (y castiga a los padres) con casi tres meses de vacaciones escolares, no es fácil llegar puntualmente a una cita en verano, máxime cuando eres padre de familia numerosa. Esto daría para varios debates.

Llegamos a Salsachips y podemos aparcar en la misma puerta. Hacía tiempo que no veníamos, porque somos más de pedir en casa. Noto el local cambiado, con grandes toldos dándole sombra y el interior renovado y más moderno. En la barra está Alejandro, su propietario, y no reconozco a la persona que le acompaña. Al acercarme compruebo que es Francisco Galán, responsable de 15&30, la primera bodega de Jerez en fabricar cerveza artesanal. Están hablando de las diferentes cervezas que producen, y que en Salsachips tienen a disposición del cliente en todas sus variedades. Aprovechando que las niñas están tomando asiento en una mesa doble, me pido una blond que sirven muy fría en un vaso ancho helado. Un recibimiento así en un día de calor no tiene precio. La apuro casi de un trago. Es suave y ligera, y la espuma una crema. Nada que ver con cualquier otra cerveza comercial.

Mientras tanto, ojeo la nueva carta del establecimiento, repleta de nuevas propuestas y con una edición de calidad y fotografías muy sugerentes. Tras tomar nota de las bebidas (yo seguiré con una 15&30 fría, aunque esta vez optaré por la Ipa, con un punto más amargo) decidimos que lo mejor es que Alejandro vaya trayendo las novedades de la carta.

Detalle de una de las hamburguesas de Salsachips. FOTO: MANU GARCÍA

Abriremos con una ensalada Ranchera (6,85 euros). La mezcla de lechugas, tomatitos cherry, la salsa césar y varios quesos contrasta con el crujiente del pollo y la cebolla recién frita. Pico lo que me dejan las peques, que acaban por no dejar rastro. Esto es sinónimo de éxito.

De entrante traen también unos nachos Chicken BBQ (6,85 euros). Sobre las tortitas, inequívocamente caseras, descansa un pollo estilo tex mex bien especiado, y todo bañado en salsa barbacoa, mezcla de quesos y salsa cheddar, en cantidad suficiente para que los nachos sigan crujientes y el plato sea una explosión de sabor. La competencia con mis hijas por ver quién coge la tortita más cargada es feroz.

De la docena de hamburguesas que ofrece la carta probamos la Americana (3,80). Un filete picado de buena carne, con un pan especial que aguanta sin problemas la lechuga, el tomate, el pepinillo, la cebolla, el bacon y el queso cheddar. De bien para arriba.

Personalmente, me puede un buen sándwich. De hasta siete tipos lo encontramos en Salsachipis. Van desde el mixto de toda la vida, con doble de york y doble de queso (1,95), hasta el Avocado (4,50) con pollo asado, cheddar, alioli, aguacate, doble bacon, lechuga, tomate y cebolla; pasando por el BLT (4,50) y sus ocho lonchas de bacon, el de pollo (4 euros) y el vegetal especial (4,50). Nos sirven sin embargo el Club (4,50) y el American Club (5,50). El primero es un sándwich de libro, con su triple rebanada y el compartimento de la ensalada de pollo (perfecta de textura y sabrosa) independiente del otro en el que están perfectamente loncheados el jamón york, el bacon, el huevo a la plancha y el queso. Cada cosa en su sitio. Difícil de superar.

Uno de los suculentos sandwiches de Salsachips. FOTO: MANU GARCÍA

El American Club es otra de las novedades. Se diferencia del anterior en que aporta pollo asado en lugar de la ensalada, y añada salsa bbq, cheddar y la cebolla frita. Está espectacular.

La comida callejera en Salsachips alcanza su máxima expresión con el hot dog (4,75). Cuatro de los cinco distritos de Nueva York, Manhattan, Bronx, Queens y Brooklyn, dan nombre a otros tantos perritos calientes que parecen sacados de cualquiera de los míticos carritos de venta ambulante desde donde se despachan por 2 dólares. Alejandro ha visitado personalmente muchos de ellos y se ha preocupado de importar la manera más auténtica de servirlos que podemos encontrar en la zona. Probamos el Bronx, con salchicha de ternera con carne de chili, salsa cheddar y pico de gallo. Disfrutar es poco.

Reconozco que me encantaría probar la experiencia de la auténtica comida callejera neoyorquina, pero tengo la certeza de que estamos ante una fiel reproducción. Mis hijas están deseando volver, y a mi mujer, cuando le hemos contado el menú, le hemos puesto los dientes largos. Aunque Salsachips Express te lo lleva a casa, mucho mejor tomarlo en el local. No hay color.

Salsachips. Calle Amberes, 2, 11405. Jerez. Abre todos los días de 20.30 a 1.30. Teléfono de contacto: 956 08 72 72. www.salsachips.es

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.