Feminismo

La Psico Woman: “El poderío corporal que me ha dado el ‘twerking’ no me lo ha dado ningún otro baile”

La psicóloga, sexóloga y youtuber Isabel Duque habla sobre el amor Disney, el maltrato en una relación de pareja, los problemas actuales de los adolescentes y la educación sexual en los institutos

“Hay mucha gente que me pregunta: Pero Isa, ¿tú a qué te dedicas? Y yo les digo, me dedico a clitorizar el mundo”, expresa Isabel Duque (Zaragoza —y andaluza—, 1985), más conocida como ‘La Psico Woman‘, ante un auditorio lleno en la Sala Paúl de Jerez, durante su taller Amor y sexo libres de violencias y otra cosas que no nos contaron…, el pasado jueves 8 de noviembre. “Quiero que el feminismo me haga sentirme libre. No voy a dejar de bailar reguetón, voy a hacerlo con conocimiento”, dice, al tiempo en que invita al autocoñocimiento porque “el sexo es tuyo y somos libres para ser sujetas de deseo”.

Como psicóloga y sexóloga, Duque lleva más de 14 años dando talleres de educación sexual, buenos tratos, buen uso de las redes sociales y de youtubers por la igualdad, “siempre con el tema de la igualdad de manera transversal”, incide en una entrevista con lavozdelsur.es, tras haber finalizado un taller educativo, divertido y divulgativo de más de dos horas. Si bien ha estado trabajando durante mucho tiempo con asociaocnes de mujeres, ahora se dedica casi en exclusiva a los estudiantes de Secundaria. “Porque me gusta mucho, me aporta mucho trabajar con grupos de la ESO”.

¿Cuándo abre los ojos en la concienciación feminista?

Creo que desde pequeña ya había cositas que me llamaban la atención. Recuerdo una vez a mi madre, en el cole, que había que rellenar un papelito, y decía, a qué se dedica tu padre y a qué se dedica tu madre. Y mi madre puso: trabajo como cajera en un banco, pero también puso cada una de los trabajos que hacía dentro de la casa. Yo creo que este tipo de cosas han estado ahí desde siempre, porque mi madre… Ella no lo hubiera llamado conciencia feminista ni mucho menos, pero eso estaba ahí. También vengo de una familia que somos tres hermanas.

¿Qué problemas suelen tener los adolescentes a día de hoy? ¿Cuáles son las dudas más frecuentes que tienen?

Mogollón, Tienen seguramente los mismos problemas que una persona adulta, solo igual que ellos lo expresan más fácilmente, o con menos tabúes. Lo que áms me preguntan, por ejemplo, vía mensaje privado de Instagram, son temas que tienen que ver con la sexualidad y con las relaciones de pareja. Con esta última, sobre todo, cómo llevar un desamor y con la sexualidad, mucho el tema de anticoncepción y de anticoncepción de urgencia. Cosas que leen sobre el sexo que no están seguros o seguras. Y luego en los talleres, lo que yo siento que más les preocupa es que están en un momento donde tienen que lidiar con mucha incertidumbre, que tienen que seguir estando en un sistema educativo seis horas sentados y sentadas igual que lo mismo lo pueden aprender en un vídeo de Youtube en una hora, y que además esto no les va a dar ninguna seguridad de futuro porque van a tener que crear sus propios trabajos por el sistema sociopolítico en el que les va a tocar vivir. Y con todo y con esto, a mí me trasladan que hay mucho adultismo, que les tratan como si sus opiniones no importaran. Que les tratan como si fueran nini.

Una psicóloga sanitaria, en una reciente entrevista con lavozdelsur.es, dijo que actualmente las adolescentes tienen problemas de autoestima y que esto deriva en trastornos alimenticios. Y que los adolescentes tenían problemas con el control de la agresividad, con la violencia. 

Esto es un reflejo de la educación patriarcal. Los chicos, como hay ciertas emociones que no puedes expresar como el miedo o la tristeza, porque en tu socialización de hombre están menos permitidas, luego claro, aguantas, aguantas y explotas, y muchas veces la lías con quien menos…

¿Todo se intensifica con las redes sociales, con las tecnologías?

Depende, yo siempre digo que hay adolescentes que utilizan las redes sociales mucho mejor que gente adulta. Yo soy muy crítica con todo lo que se suele decir con la gente adolescente. Yo veo otras realidades. Lo que también les preocupa mucho, las relaciones con la familia. El sentir que sus padres tienen muchos miedos de todo lo que hacen porque cada vez hay más miedo. Cuando trabajo con familias muchas veces lo que hago es escuchar sus miedos, acompañarles y aliviarles. Porque es que como, he leído esta noticia de que hacen no sé qué cosas… Entonces, es como, jolín, cómo lidiar con mi familia con todos los miedos que tienen y todas las restricciones que tiene. Y que no me entienden. Ha habido un cambio generacional muy fuerte, asociado al acceso a la información que tiene la gente joven, que nosotras no teníamos tan a mano.

La Psico Woman dando el taller en la Sala Paúl. FOTO: MANU GARCÍA.

Alguna vez, dando este tipo de talleres en los institutos, ¿ha sentido rechazo por parte del profesorado?

Claro, cuando haces talleres de coeducación y de igualdad de oportunidades, si hay algún profe machista, evidentemente… (Risas). Yo recuerdo con un grupo, cómo trabajábamos el mito del deseo sexual. Yo desmitificaba que los hombres tienen más deseo sexual que las mujeres, y hablaba de que se puede sostener, que todo esto es de una educación… Y después de todo el debate y que los propios chicos se demontaran entre ellos. Y va el profesor y salta: Sí, pero los leones… Además que puso de ejemplo a los leones y las leones que no coincide con la realidad que él dijo, y fue como… ¡Jolín! Pero desde que soy La Psico Woman y hago mucho material para el profesorado, muchas charlas, pues el profesorado es como, jo, gracias por hacer tanto material que yo puedo utilizar en mis clases.

Yo siempre le digo a los profes hombres que, con que ellos se trabajen su educación de género, tus privilegios, es que ya lo vas a emanar y vas a ser un referente súper positivo para tus alumnos. Yo haría mucho trabajo con los profes, las profes, los educadores, las educadoras… Porque es que son súper referente. Y no importa tanto lo que digas, sino cómo te comportes con los demás. Los hombres que están cerca de gente adolescente, a trabajarse a tener una masculinidad no tóxica, no hegemónica.

Hacen esa labor de escucha, ¿no?

Sí, y de admiración también. Me agradecen todo el trabajo que hago, me mandan mensajes diciéndome que utilizan mis vídeos en la clase. Y yo sí que me siento ahora mismo muy querida por la comunidad educativa.

¿Cómo entienden el amor los adolescentes?

Pues igual que una persona adulta. Yo siempre lo digo, tengo pacientes de 16 que pueden dar mil vueltas a personas de 40. Igual una mujer de 40 años es mucho más yonki del amor, como entendemos el amor Disney, que una chavala de 16 años. Entonces claro, estamos en una sociedad en la que no hay referentes de cómo tener relaciones positivas. Pues perpetuamos, las generaciones de abajo perpetúan lo que las generaciones de arriba no hemos sabido… Pero con todo y con eso yo creo que cada vez tienen más información, más herramientas, y detectan antes malos tratos, los denuncian, lo visibilizan… Los veo cada vez con más herramientas. Dentro de que el amor es un tema pendiente para todas las clases sociales, y para todas las edades.

¿Qué es el amor Disney?

Es un amor que entre otras cosas, normaliza que las mujeres tengamos que sufrir ciertas violencias. Un amor que nos dice que el amor es ciego, y que no puedes elegir de quién te enamoras, que cuando encuentras a alguien hay una media fusión, la media naranja… Y tienes que hacer una entrega total. Da unos mensajes hacia los dos sexos, pero sobre todo, muy sesgado y cargados de violencia hacia las mujeres.

Como dice, hemos nacido sin referentes de relaciones positivas, entonces, ¿cuáles son los referentes de los adolescentes en la actualidad?

Nuestros referentes son lo que hemos vivido en nuestras familias, que en general podemos decir, tienen muchas carencias de cómo llevar una relación y luego lo que aprendemos de lo que nos ha socializado en el amor, desde que somos pequeñitos y pequeñitas aprendemos muchísimas cosas sobre el amor. Por ejemplo, cuando una mujer le cuenta a sus amigas que se casa es como, ay, qué bien. Pero cuando un chico le dice a sus amigos que se casa, le dan el pésame. Ahí estás dando mensajes muy contradictorios y muy diferentes. ¿Historias que se repiten? Por ejemplo, la dependencia afectiva, el conocer a alguien, entregarnos toda sin protegernos y luego crear un vínculo del que nos da mucho miedo salir, porque… ¿qué voy a hacer yo sola o solo?.

¿Cómo detectar el maltrato psicológico en una relación sentimental?

Para mí una de las alarmas del maltrato, sería cuando, no sabes muy bien por qué, cada vez te sientes con menos poder dentro de tu relación de pareja, cada vez tienes como más miedo, te estás aislando de tus redes, sientes que ya igual es aspecto o las fortalezas que tenías antes, tienes miedo a la reacción de tu pareja. Para mí lo que marca que se encienda la alarma, es cuando sientes que hay una desigualdad de poder muy fuerte. Que una le diga al otro, tú es que eres tonto, y el otro no tiembla y le dice a ella, tu es que eres tonta. No es la misma carga.

Una niña de 12 años se queda embarazada. ¿En qué falla la sociedad?

Es que no existe una educación sexual integral de calidad en los centros educativos. Y en concreto, en los últimos años hay un retroceso en todos estos temas. Entonces, ¿qué esperamos? Porque por un lado, no damos información de calidad, no hacemos talleres de educación sexual. Generalizo, por supuesto. O hacemos uno en el que solo le hablamos de Enfermedades de Transmisión Sexual, del condón…, que ya ni escuchan porque quieren que alguien responda a sus preguntas y que les hable de verdad. Y por otro lado, tenemos ahí toda la información que viene del entorno virtual que entre otras cosas, las estadísticas dicen que desde los 9 años puedes tener acceso al porno comercial, que es muy chungo y cargado de violencia contra las mujeres, entre otras cosas. Muy mitificado. Y claro, es que no es de tanto extrañar. Si yo pienso que la sexualidad es eso,  y luego nadie me dice que no. Y luego, para mí, una persona que con 12 años se queda embarazada, habría que ver qué está pasando en la familia, en su entorno cercano. ¿Está protegida? ¿Tiene cubierto los apegos?

Isabel Duque tras su taller. FOTO: MANU GARCÍA.

Hay muchos que dicen que hacer ‘twerking’ o pole dance (por poner dos ejemplos) no es nada feminista. ¿Qué le diría a estas personas?

Voy a hablar del twerking porque puedo hablar. Pero no del pole dance porque no lo he hecho. Desde antes que se pusiera de moda el twerking, teníamos en Granada un grupo de dance hall, que es un baile jamaicano. Entonces, yo les diría a la gente que dice esto, que primero bailen, bailen dance hall, twerking…, que lo experimenten, que se metan en un grupo y que luego hablen. Porque yo por ejemplo he bailado de todos los estilos. Soy una bailarina frustrada. (Ríe). Me encantaría bailar todos los días y no lo hago. Y el poderío corporal que me ha dado el twerking, no me lo ha dado ningún otro baile. Depende también del profe que te lo de, mis profes son chicas de 20 años con unos valores feministas… Eso sí que es sororidad. Todas nos animamos entre todas… Empiezas a bailar con tu ropa ancha y luego terminas… Bueno, hay todo tipo de cuerpos que a mí eso ya, me flipa, y todas ahí, arriba la celulitis, bailando… Desde mi vivencia personal ha sido el baile que he visto en mí y en otras mujeres, en tiempo récord, hacerte venir arriba.

Para terminar, ¿cuál es la frase machista que más le ha dolido?

Tú lo que estás es loca, tú lo que eres es una histriónica… Loca, histriónica, radical, puta, qué guarrilla eres… Cosas de ese estilo, sí.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.