Provincia

La provincia recoge el “legado” de Pablo Ráez en la búsqueda de la cura de la leucemia

El linense Javier Ramírez, que sigue en recuperación tras el trasplante de médula ósea que recibió hace once meses de su hermana, quiere seguir los pasos del malagueño.

El linense Javier Ramírez, que sigue en recuperación tras el trasplante de médula ósea que recibió hace once meses de su hermana, quiere seguir los pasos del malagueño.

El linense Javier Ramírez, que sigue en recuperación tras el trasplante de médula ósea que recibió hace once meses de su hermana por leucemia —el mismo mal que se ha llevado hace unos días a Pablo Ráez— quiere recoger el legado del joven malagueño: “La fuerza, el optimismo y la vitalidad con la que Pablo ha afrontado su enfermedad han sido una invitación a la vida para todos y cada uno de sus mensajes grandes sacudidas para darnos cuenta si estamos en ese camino”. 

“Estoy triste y consternado. No me esperaba este desenlace. Pablo ha muerto pero su legado queda, su amor por la vida y su entrega sin miedo a la muerte ha sido un ejemplo para todos. Pablo te abrazo en el alma y continuaré mi compromiso en apoyo de las donaciones y por la investigación de la leucemia hasta que consigamos curarla. En mi conferencia de Estepona recogeré tu legado”, señala Javier en su perfil en redes sociales. Ramírez imparte una conferencia el martes 21 de marzo en el Centro Cultural Padre Manuel de Estepona: “Será la primera vez que me pondré ante un auditorio desde el inicio de mi enfermedad y quizás sea la última, no sé si habrá una próxima porque todo va a depender de mi recuperación y mi cuerpo será el que marcará la duración de la misma”. 

La conferencia, organizada por la AMPA del CEIP Nuestra Señora del Carmen, cuenta con la colaboración del área Sociocultural y la delegación de Educación del Ayuntamiento de Estepona y de la Asociación Malagueña para la Investigación de la Leucemia (Ampiles). Esta conferencia será para Javier Ramírez, “un momento muy especial y emotivo” porque marca un nuevo paso en su vida. “Va a dirigida a los que son padres y madres, pero también a los que somos hijos e hijas, es decir, a todos. Yo sé que esta enfermedad no vino a matarme, sino a enseñarme, esa enseñanza y el legado de Pablo formará parte de ella”. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *