SociedadJerez

La pobreza en Jerez: 6 cifras sonrojantes

La elevada tasa de desempleo, la precariedad y estacionalidad de los contratos y la falta de recursos para satisfacer la demanda de una vivienda digna, llevan a muchos jerezanos en riesgo de exclusión a recurrir a las instituciones para sobrevivir.

La elevada tasa de desempleo, la precariedad y estacionalidad de los contratos y la falta de recursos para satisfacer la demanda de una vivienda digna, llevan a muchos jerezanos en riesgo de exclusión a recurrir a las instituciones para sobrevivir.

Albergues, comedores socialesinstituciones laicas y religiosas trabajan durante todo el año —de la mano de las administraciones, o no— para que los jerezanos en riesgo de exlusión social tengan cubiertas las necesidades básicas. No todo empezó con la crisis, y tener empleo ya no garantiza bienestar. La información desglosada a continuación solo son unas pinceladas sobre la situación precaria en la que malviven los ciudadanos de Jerez.

31.000 desempleados

Antes del advenimiento de la crisis —que parece no tener fin— ya la ciudad ‘presumía’ de tener una cifra de desempleados escandalosa. A pesar de que el turismo y las fiestas animan especialmente al sector servicios de forma estacional, los responsables aún no han encontrado la fórmula para generar empleo estable y de calidad. Los últimos datos del paro volvieron a abofetear a la sociedad jerezana con la incorporación de 1.000 personas más al negro laberinto del desempleo, superando así los 31.000 parados en nuestra ciudad. Terrible pero cierto es afirmar que la tasa de paro es similar a la de la franja de Gaza. 

60% de tasa de paro juvenil

Los chicos y chicas de la generación más preparada de la historia no tienen futuro en Jerez. El 60% de tasa de paro juvenil les empuja a buscar oportunidades fuera de las fronteras jerezanas y españolas. La tercera edición de las becas de formación profesional The job of my life, otorgadas por el Gobierno germano —y tramitadas en colaboración con el Ayuntamiento—, envió a 98 jóvenes a Alemania. Gracias a IU, 280 jerezanos y jerezanas se marchan al país galo para trabajar en la campaña de la manzana francesa. En el Jerez rural, los vecinos lamentan la despobación que sufre la zona debido a que la juventud se marcha a lugares como Palma de Mallorca en busca de empleo.

El 62 % de las personas que acudieron a Cáritas lo hicieron procedentes de “barrios en buenas condiciones”

Cáritas atiende a 27.394 personas 

Qué sería de las personas sin recursos en Jerez si no contasen con la ayuda de organizaciones como Cáritas. En 2015 atendió a 27.394 personas, de las cuales 12.400 pertenecen a su término municipal y 11.586 a su zona urbana. Sus responsables advierten de que la exclusión social se ha dispersado, de manera que el 62 % de las personas que acudieron a Cáritas lo hicieron procedentes de “barrios en buenas condiciones”. Y la pobreza no está directamente vinculada a las personas de origen extranjero, ya que el 92 % son españoles, prácticamente todos de Jerez y su entorno. En lo que a las administraciones se refiere, de momento hay que conformarse con que los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento gestionen ayudas económicas familiares concedidas por la Junta. En total, 273.178 que se distribuirán entre 400 familias en riesgo de exclusión. Paliativos que no zanjan el problema de raíz, pero alivian.

64% de las familias con dificultades

En lo que respecta a las características del hogar de los atendidos por Cáritas, el 67 % de estos hogares cuenta con ingresos, sobre todo derivados de prestaciones de desempleo de una o varias personas que conviven en el hogar (25 %), pensiones de jubilación o viudedad (8 %) o ingresos derivados del trabajo. Sin embargo, El 64 % de estas familias señalan que tienen “dificultades serias” para pagar los gastos corrientes de sus viviendas (hipoteca, luz, agua…) casi todos los meses, mientras que un 24% afirman que tienen este problema algunas veces. Sólo un 13% indica no tener este problema, básicamente por haber finalizado el pago de su vivienda.

4.000 demandas de vivienda digna

Derecho a un trabajo digno y cómo no a una vivienda digna, ambos difíciles de obtener. En estos momentos hay unos 4.000 jerezanos y jerezanas inscritos en Emuvijesa que demandan un hogar, casi el doble que en 2012. Necesitan urgentemente acceso a una vivienda. El Ayuntamiento no puede satisfacer este derecho pues no tiene margen para atenderles, ni casas vacías. De ahí que en los últimos años hayan proliferado casos de personas okupas que demandan la regularización de su situación, o bien, un techo bajo el que dormir, algo difícil de remediar a corto-medio plazo.

2 de cada 10, trabajadores y pobres

Desde comienzos de 2015, Cáritas alertaba sobre el número de personas que, aun con trabajo, se veían obligados a recurrir a la organización. Dos de cada diez personas atendidas están empleados, pero la precariedad y la temporalidad de dichos contratos hacen que a muchos les siga faltando los suficientes recursos económicos para hacer frente a las necesidades básicas del día a día, y un 37 % de los atendidos por Cáritas afirman que tienen menos ayuda por parte de las administraciones. Esta nueva y dramática realidad queda recogida en La Carta Social Europea —acuerdo internacional que regula todos los derechos laborales y sociales de los países europeos y del derecho a una remuneración justa—, establece que el umbral de la pobreza en Europa es “el 60 % de los ingresos medios disponibles en un Estado miembro”. Los trabajadores cuyos sueldos no superan el Salario Mínimo Interprofesional se pueden definir como trabajadores pobres.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *