Antes todo esto era bodegaEdición Jerez

La plaza del Arroyo

“La presencia de la Catedral, antigua Mezquita Mayor, fue acompañada ya siglos más tarde, en el XVIII con la construcción del palacio de Bertemati”.

Desde los orígenes de la actual ciudad de Jerez, imaginamos que la zona del Arroyo fue una de las más problemáticas de la ciudad. Lugar de desagüe, de donde toma su nombre, por el arroyo que circulaba desde el Carmen hasta allí, a esta zona llegaban tanto desperdicios como los restos de las curtiderías (calle Curtidores), creando problemas de insalubridad en la zona, dados además por su situación de estanco.

A finales del XVI, la plaza del Arroyo, sin embargo, cambio significativamente. El arroyo se cubrió y durante el siglo siguiente se acondicionó la zona. La presencia de la Catedral, antigua Mezquita Mayor, fue acompañada ya siglos más tarde, en el XVIII con la construcción del palacio de Bertemati, y a finales del XIX, con la construcción del palacio de los Condes de Puerto Hermoso, de los que hoy disfrutamos, en un lugar que ganaría mucho con más espacios para el esparcimiento, como el pequeño espacio de recreo que hay en el centro de esta plaza.

Es por ello de agradecer que el Ayuntamiento haya planteado un proyecto para la peatonalización de esta zona, en la que se debería de tener en cuenta la integración de este espacio con la cuesta de José Luís Díez, acomodándola de alguna forma para que el paseo a pie por ella sea agradable, cómodo y amable. Jerez ganaría mucho con una plaza del Arroyo pública, sin tantas barreras. Durante una época también lo fue. De arroyo insalubre a arroyo (sin arroyo) singular. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.