Sociedad

La otra cara de la Faffe: 30 millones en 1.071 empleados del SAE sin funciones en sus puestos de trabajo

Los trabajadores provienen de uno de los entes instrumentales de la Junta señalados por 'enchufismo', desde donde Fernando Villén 'recolocó' a los exalcaldes socialistas de Lebrija o Montellano

1.071 empleados provenientes por la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, la denominada Faffe, trabajan actualmente en el Servicio Andaluz de Empleo. Y es que, desde su creación en 2003, el enchufismo ha estado presente en una entidad supuestamente dedicada a promover la formación e inserción laboral en la comunidad andaluza. Sin embargo, casi una década después de haberse aprobado la ley de reordenación del sector público, sus empleados continúan sin tener regulado sus puestos de trabajo.

Los salarios de este más de millar de trabajadores procedentes de la Faffe cuestan un total de 30,37 millones de euros anuales, según recoge el capítulo de personal de los presupuestos del Servicio Andaluz de Empleo, que aparecen en una resolución del 3 de julio firmada por Miguel Ángel Terrero Prada, director del SAE, según publica el ABC de Sevilla. Este medio, precisamente, le preguntó por las funciones del personal subrogado de la Faffe, respondiendo a que sus funciones “están en fase de elaboración y desarrollo” y que un próximo catálogo  “definirá los perfiles profesionales precisos para poder llevar a cabo las funciones asignadas a esta organizació”.

Antonio Torres, exalcalde de Lebrija.

Mientras tanto, no hay un documento que especifique los puestos de trabajo, de los que casi la mitad son contratos temporales (494), otros indefinidos (530) y el resto indefinidos no fijos (47). Entre los trabajadores de la Faffe hay que recordar que al menos dos centenares de personas tenían vínculos políicos, la mayoría con el PSOE, e incluso exalcaldes socialistas. Es el caso de Antonio Torres García, exalcalde socialista de Lebrija, que no iba a trabajar pese a cobrar 535.000 euros, o el exalcalde de Montellano, Francisco Aguilera Acevedo, que se pasaba el tiempo durmiendo y leyendo la prensa.

La juez del caso que implica al exdirector de la Faffe, Fernando VIllén, ha pedido los expedientes del personal mientras el SAE actualmente deriva a estos empleados subrogados a tareas que son reservadas para los funcionarios. Este millar de trabajadores públicos se suma a los otros 20.000 de la llamada administración paralela que accedieron a la Junta de Andalucía tras la reforma de la ley de 2011, que les hace formar parte de la Administración.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *