La noche de San Juan deja en las playas de El Puerto 800 kilos de vidrio y 680 de plásticos

Aunque ha habido menos actos vandálicos que hace un año, el Ayuntamiento portuense lamenta la pérdida de diferentes carteles y pailas de madera en varias playas.

Aunque ha habido menos actos vandálicos que hace un año, el Ayuntamiento portuense lamenta la pérdida de diferentes carteles y pailas de madera en varias playas.

Los trabajadores de la empresa Recolte, concesionaria del servicio municipal de playas en El Puerto de Santa María, se afanaban en la mañana del 24 de junio en retirar los restos de hogueras y residuos esparcidos en la arena. La noche de San Juan se ha saldado con menos actos vandálicos que el año anterior gracias al refuerzo de la seguridad en los módulos y el control policial de los accesos a la playa.  

Las primeras luces del alba dejaban ver el reguero de botellas y hogueras a medio apagar en las playas portuenses. El Ayuntamiento, a través de la empresa concesionaria de playas, contempló un plan especial en el que han participado 26 peones, 12 conductores y varios técnicos. En esta edición se han tenido que lamentar menos pérdidas de mobiliario público que el año pasado. Durante los días previos los operarios de Recolte habían retirado los finales de las pailas de madera que facilitan el acceso a la playa para evitar que acabaran formando pasto de las llamas.

Pese a las medidas de seguridad dispuestas en accesos y módulos, el Ayuntamiento lamenta la pérdida de cuatro carteles informativos y cuatro pailas de madera que han sido usadas para alimentar el fuego de las hogueras en la playa de El Buzo, otras siete pailas en la playa de La Puntilla, otra más en Fuentebravía y un cartel en Costa Oeste. Desde el Área de Medio Ambiente se insiste en reflexionar sobre la importancia de conservar y dar valor al mobiliario público que hace la vida y el uso de las playas más cómodo y accesible.

Al filo de las 11 de la mañana una treintena de operarios, cuatro tractores, dos compactadoras y dos barredoras ultimaban la limpieza del litoral portuense. Un dispositivo que se ha desarrollado de forma ágil permitiendo a los usuarios del sábado disfrutar de su día de baño sin inconvenientes.

Los medios técnicos y humanos han priorizado la recogida selectiva de plástico y vidrio, residuos habituales en este tipo de concentraciones. En total han sido 800 kilogramos de vidrio y 680 de plástico. Este año la empresa concesionaria muestra su sorpresa por los numerosos metros de alambre que han recogido los rodillos de la máquina limpia playas provenientes de la quema de cuadernos escolares. Los técnicos alertan del riesgo que para el medio ambiente y la seguridad de los usuarios de la playa tiene este tipo de residuos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *