Gastrovoz

Silvia Domínguez, de delineante a prepararte cajas de desayuno con repostería francesa y zumos

Natural de Villamartín, regenta Silvana, una bonita pastelería con obrador en Jerez con la que esta mujer dio giro a su trayectoria profesional tras la crisis

Silvia Domínguez ha pasado en los últimos años de ser delineante de cartografía a repostera, pasando por tapicera junto a sus hermanos en su localidad natal, Villamartín, en la Sierra de Cádiz. Cuando cursó sus estudios no pensó que iba a acabar abriendo una pastelería en Jerez, ciudad en la que lleva 16 años viviendo. “Tuve que dejar de trabajar como delineante de cartografía por problemas de espalda y luego estuve trabajando en la empresa de tapicería que tenía junto a mis hermanos en Villamartín, pero con la llegada de la crisis al final me quedé en paro y me he llevado muchos años sin trabajar, hasta que vi en la repostería una salida laboral”.

Silvia siempre ha sido muy aficionada a la repostería, “hacía pasteles en casa por afición, no mucho, pero sí para reuniones familiares. Empecé montando mesitas dulces para mis amigos, con un buffet de dulces y decidí formarme en repostería porque vi que era lo que me gustaba y decidí dedicarme profesionalmente a ello”. De este modo, el año pasado recibió formación en repostería francesa en Sevilla, de la mano del reconocido pastelero Manu Jara, y ahora, a sus 46 años, Silvia acaba de abrir su propia pastelería en la zona de Hipercor en Jerez, en concreto en la calle Hermano Valeriano León.

Exterior del local en Jerez, en la zona de Hipercor. FOTO: MANU GARCÍA

Silvana es una bonita pastelería que cuenta con un pequeño obrador en el que Silvia da rienda suelta a su creatividad elaborando, principalmente, repostería francesa y tartas. “La mayoría de las recetas son de repostería francesa porque mi profesor se formó profesionalmente en Francia y es especialista en este tipo de repostería”. En sus expositores se pueden ver los típicos croissants, eclairs, bizcocho de limón y petit suisse, o petisú como se le conoce popularmente. “Esta es una de las recetas que más me gustan. Yo por mí pondría la vitrina entera de petisús”, confiesa Silvia.

Sin embargo, asegura que lo que tiene más aceptación son las tartas. Elabora una tarta de zanahoria “con la receta de una amiga, y la verdad es que está gustando mucho”. También hace tarta de queso al horno, tarta de galletas con crema de chocolate y brownies entre otros. “Las recetas no son mías, a mí me gusta decir que las recetas son del mundo, pero una siempre le da su toque personal”, apunta Silvia.

Una de las novedosas iniciativas que Silvia ha puesto en marcha en Jerez son los desayunos para llevar. Eso sí, nada tienen que ver con los desayunos habituales a los que se suele estar acostumbrados por la zona. Silvia prepara unas cajitas muy coquetas donde se pueden incluir dulces y pasteles, en formato mini, a gusto del consumidor, todo ello acompañado de zumo y cuidadosamente preparado con mucho cariño.

La repostera prepara una de las cajitas de desayuno para llevar. FOTO: MANU GARCÍA

Todo comenzó por sugerencia de un comercial que trabaja para un laboratorio farmacéutico. “La empresa me lo pidió para dárselo a sus empleados, ya que tenían que desayunar en el trabajo. Así fue como empecé a preparar estas cajas que se pueden personalizar como el cliente quiera”. Sin duda, un bonito regalo para sorprender por la mañana bien por un cumpleaños, el día de la madre o del padre, o para celebrar el 14 de febrero, día de San Valentín.

Bizcochitos, galletas, bollería, porciones de tarta, croissants, magdalenas, frutos deshidratados…. Todo un surtido de dulces para empezar la mañana con un coqueto capricho.

Los desayunos para llevar son un regalo ideal para sorprender en un día especial. FOTO: MANU GARCÍA

Ahora, el nuevo proyecto que Silvia está poniendo en marcha es organizar la celebración de cumpleaños con talleres de galletas para niños: “Hice la prueba en el cumpleaños de mi hija y los niños salieron encantados. Los pequeños se lo pasan en grande, mientras aprenden un poco de repostería. Con los niños más mayorcitos sí hacemos la masa, pero si son demasiado pequeños les damos la masa ya hecha, lista para estirarla, cortarla, hornearla y decorarla”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *