Ojo por diente

La muerte y sus ferias

Escena 1. Se lo estaba buscado decía el idiota mientras tragaba, no sin dificultad, su mollete de jamón con aceite. Que Dios me perdone pero se lo buscó. Yo estaba igual o peor pero mírame… Sus dos colegas de discoteca cara miraron de reojo al colega. Lo que te falta es tonificar.., un poco de máquinas y niquelao soltó el otro perla.., uno con un polito verde.

Escena 2. El tanatorio está atestado de gente que no se conoce. De gente que dice haber conocido al difunto. De gente que comenta a desconocidos haber querido al fallecido. De gente que presume con la idea de que echará de menos al pobre muchacho. De gente que invita a otra gente por el mero hecho de quedar bien. Aunque también hay personas -las que menos- que no pueden siquiera abrir la boca ni levantar la cabeza.

Escena 3. D.E.P leo en su muro de Facebook a las 11:37 am. A las 15:22 nos enseñará sus pies en la arena de Valdelagrana. Hay que levantar el día escribirá.

Escena 4. Quillo.., ¿te has enterao? / ¿No me voy a enterá? Como no enterarse / Las cosas…, picha mía. Un día te levantas y los tubos / Por eso hay que viví y olvidarse de tó.., hasta de lo malo / No lo sabes tú bien / Es como lo del Paco / ¿Qué Paco? / ¿Qué Paco va a ser? Nuestro Paco / ¿Qué le pasa ahora al polla? / Pues que le ha dejao la novia / ¿Quién? ¿La morena? / No sé si morena o rubia. Lo que yo sé es que es la última / Pues mejor él.., estaba atontá perdía / Un polvazo sí tenía / Y dos…

Escena 5. Es muy raro lo que te voy a contar pero si no me hubiera enterado de su muerte por los periódicos para mí sería como si estuviera vivo todavía. No sé si me he explicado bien compare / O muerto / ¿Muerto qué? / Que los muertos, compare, para que se te mueran tienes que haberlos vivido antes.

Escena 6. Todavía no sé pero si voy es a la misa. Al tanatorio como que… / Pues yo prefiero ir al tanatorio. La iglesia la entiendo más para la familia y esas cosas. Continuamos peleándonos entre lo que somos y lo que queremos parecer ser.

Escena 7. Con lo que bien que estaba dirán aquellos que creen que siempre estarán bien.

Escena 8. Hoy estás.., y mañana no estás. Y me pregunto quién de nosotros logra estar, actualmente, en el Hoy.

Escena 9 y acto final. En el nombre del padre y del hijo… Desgraciadamente, nunca viajaremos al otro lado solos. Aún muertos -acabados- seguiremos robando vida a nuestros vivos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *