La cara Hache

La moda es cultura

La moda es lo que une a todas las personas, es algo que todo el mundo consume. La moda forma parte de nuestra identidad

Rocío Osorno. ¿Les suena? Probablemente a muchos no y a otros les suene el nombre desde el pasado fin de semana. El pasado sábado se celebró su boda y la joven sevillana se convirtió en noticia en varios periódicos y revistas y su nombre apareció como uno de los temas más comentados en las redes sociales.

Empiezo por contarles quién es Rocío. Es una influencer. De ahí que muchos de los que se las dan de intelectuales se sorprendieran de que su boda fuera noticia. De ahí que muchos de los que se creen que la cultura es solo lo que ellos quieren que sea cultura, se jactaran de los medios que contaron su enlace. Porque influencer es una palabra con infinidad de prejuicios.

Pero, ¿saben quién es Rocío Osorno además de una influencer? Es ingeniera. Ahí va el primer zasca para los que asocian a quienes se ganan la vida con las redes sociales con mujeres (y hombres, pero en su mayoría mujeres) sin formación. Con mujeres que no trabajan cuando después de cada imagen hay horas y horas de preparación. Ella también es emprendedora. Tuvo las narices de abandonar la ingeniería y dedicarse a su pasión, la moda. Un trabajo para el que se formó y con el que se gana la vida. Ahora es una diseñadora de moda reconocida. Y además es madre. Madre que concilia su trabajo con la maternidad.

Lo que quiero decir con esto es que no extraña que la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio sea noticia y se convierta en el tema estrella durante varios días. Claro, cuando se trata de un futbolista todo vale. Pero, ¿por qué cuando se trata de alguien relacionado con el mundo de la moda no pasa lo mismo? Porque lo que le ocurre a Rocío no solo le ocurre a ella. Lo de criticar todo lo relacionado con la moda les ocurre al resto de diseñadores, a modelos, a influencers, a celebrities que posan en alfombras rojas o a periodistas que escribimos sobre este tema entre otros.

La moda, señores, es cultura. La moda es uno de los sectores que más influyen en la economía a nivel mundial. La moda es lo que une a todas las personas, es algo que todo el mundo consume. La moda forma parte de nuestra identidad. La moda es tan cultura como la pintura, la escultura, la escritura, la gastronomía o el deporte. Así que dejemos de frivolizar con ello. Rocío ha sabido hacerse un hueco en uno de los sectores más complicados. Es ejemplo de emprendimiento y conciliación. Es una mujer de éxito. Y afortunadamente es inspiración para muchos jóvenes.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. La Cultura es uno de los ideales prácticos de mayor rango; el Estado de Cultura ha llegado a ser un ideal de rango superior al del Estado de Derecho y, por supuesto, de más alto prestigio que el Estado de Bienestar. Sin embargo, nadie entiende qué es eso de la Cultura, como nadie entendía antaño qué era la Gracia de Dios. La cultura es un mito, y un mito oscurantista, como lo fue el mito de la Gracia en la Edad Media o como lo fue el mito de la Raza en la primera mitad del siglo XX. En cierto modo, podría decirse que el mito de la Cultura incorpora, además, a través de los nacionalismos de fin de siglo, muchas funciones que el mito de la Raza desempeñó hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.
    Sin duda, en torno a la Cultura hay muchos estereotipos, muchos lugares comunes y mucha cursilería y papanatismo. Por ejemplo, ignorar que la Cultura no se limita a las áreas artísticas o intelectuales, sino que, sobre todo se refiere a la tecnología y el lenguaje de una sociedad dada. Así, en nuestra área cultural hispánica, el idioma español ocupa un lugar central, es nuestro principal activo cultural y una de las tres grandes lenguas globales; por ello, cuidarlo y protegerlo de innecesarios barbarismos es un deber principal de cualquier persona supuestamente culta y especialmente de quienes lo usan profesionalmente, como escritores y periodistas; en lugar de “influencer”, mejor “influyente” o, mucho mejor aún, “prescriptor”, y en lugar de “celebrity”, mejor “celebridad” o “famoso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *