Provincia

La Línea, sin el jefe de los Castañitas: “Ha sido un golpe duro, aquí se ven pintadas de ‘Antonio libertad’

Fuentes policiales cuentan a lavozdelsur.es qué ha significado la detención del gran capo de la droga en el Campo de Gibraltar

“El operativo fue impresionante, como si detuvieran a Pablo Escobar”. Las declaraciones las hace a lavozdelsur.es un miembro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado destinado en La Línea de la Concepción apenas unos días después de que cayera uno de los principales capos de la droga en el Campo de Gibraltar, Antonio Tejón, líder del clan de los Castañitas.

El Castaña, como es conocido, controla junto a su hermano Francisco —Cisco, como le llaman en La Línea— el 60 por ciento del hachís que viene de Marruecos hasta la Península. La noche del pasado 6 de junio un centenar de agentes acudía al domicilio de la exmujer de Tejón, en la calle Colón, donde éste se encontraba junto a sus dos hijos. Al narco, a pesar de tener una orden internacional de busca y captura, y aun sabiendo que era objetivo prioritario de la Policía, la situación le cogió totalmente a contrapié. Señalan las fuentes consultadas que la Policía aprovechó el carácter familiar de Tejón, para detenerle junto a sus hijos y su expareja, algo que nunca se imaginaría, “y menos que se montara un operativo así. Esto en un control de carretera no habría sido posible”.

Tras los últimos y graves acontecimientos ocurridos en torno al narcotráfico —el más recordado, el rescate de uno de los lugartenientes de los Castañitas, Samuel Crespo, del hospital linense— el ex ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido prometió más recursos, tanto humanos como de medios, para combatir a los narcos. Igualmente hacía falta un golpe de efecto como el que se ha producido. “Lo de su detención ha sido una cuestión de orgullo, de saber que esto no podía seguir así, de decir que ya estaba bien de que siguieran burlándose por completo de nosotros”, señalan las fuentes policiales consultadas por este medio.

Desde que fuera detenido en Marruecos en diciembre de 2016 y excarcelado apenas 60 días después a raíz de problemas entre los gobierno alauita y español relacionados con su expatriación, Antonio volvió a su país, a su ciudad y a su barrio. No se escondió en un búnker, no se escondía de nada ni de nadie. “Ellos se sienten fuertes y la gente sabía que estaba por aquí. Él paseaba por San Bernardo, por La Atunara… El solía ir en una scooter con el casco puesto para que no se le reconociera y con dos o tres motos y un todoterreno alrededor suya a modo de escolta”.

Sin embargo, el clan de Los Castañitas es como una hidra de tres cabezas. Una de ellas ya se ha cortado. Antonio está en prisión —de Botafuegos ha sido trasladado a Córdoba—, pero la organización, que sigue una estructura totalmente jerarquizada, sigue en activo de la mano de Cisco y de Samuel Crespo ‘Samuelito’, este último, uno de los hombres fuertes del clan, el brazo derecho de los Tejón y, según las fuentes consultadas, “un tipo muy violento. La línea dura de los Castañitas”. De ahí su impresionante rescate. “Que cayera Samuel y de la forma en que lo hizo significaba descabezar al intermediario entre la cabeza de la organización y las bases. Las órdenes eran que había que sacarlo del hospital costase lo que costase”.

En La Línea, el golpe ha sido duro para las muchas personas que viven gracias a los Castañas y al narcotráfico. “La caída de Antonio es como si hubiera caído Amancio Ortega. Ha sido un golpe duro. Aquí se han visto pintadas de ‘Antonio libertad’, porque es que dan de comer a muchísima gente”, señalan las fuentes consultadas, que añaden que ahora en el clan “están más prudentes, más cautos, no se les ve tanto ni se oye tanto a los Castañitas”. Cisco y Samuel, según parece, habrían regresado a su escondite de Marruecos. Pero una cosa tienen clara en la Policía y la Guardia Civil: “Los Castañitas no van a desaparecer. Detrás de ellos hay más collas que quieren ocupar su lugar, y ellos no van a permitir que se queden con parte de su negocio”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *