Política

La Junta utiliza fondos europeos para pagar un catering de casi 13.000 euros en el MotoGP de Jerez

El Gobierno de Susana Díaz adjudicó a una empresa el servicio de restauración mediante una cofinanciación del 80% con cargo al fondo Feder

La Junta de Andalucía, a través de la empresa pública para la Gestión del Turismo y el Deporte de Andalucía, ha gastado casi 13.000 euros en el último MotoGP celebrado en el Circuito de Jerez para contar con un servicio de catering en el palco VIP que tiene en el equipamiento deportivo jerezano. El 23 de abril de este año, semanas antes de un Mundial de Motos que en esta ocasión se celebró en el pasado fin de semana del 4 al 6 de mayo, el Gobierno de Susana Díaz adjudicó a Aramark Servicios de Catering SL el servicio con motivo del GP de Jerez, por un importe de 12.936 euros. Pero lo más significativo no es ya el dispendio habitual en este tipo de gastos suntuosos y superfluos, sino que dicha partida, según recoge el perfil del contratante de la web de la Junta, está cofinanciada en un 80% con fondos europeos. En concreto, procedentes del fondo Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional).

Es habitual que año tras año la zona del Circuito de Jerez conocida como mezzaninas rebose de cargos públicos que acuden al trazado para pasar un domingo en las carreras. En el caso de la Junta de Andalucía, que cuenta con una significativa participación accionarial en Cirjesa, la empresa pública que gestiona el Circuito,  su presencia el resto del año en el día a día de las instalaciones, que llevan décadas siendo asumidas prácticamente en solitario por el maltrecho Ayuntamiento de Jerez, es casi testimonial.

Parte del expediente de contratación del servicio de catering.

Precisamente en este 2018 se cumple una década desde que la Junta de Andalucía confirmara su desembarco en el Circuito de Jerez con la compra del 32% de las acciones a cambio de una inyección de capital en la sociedad pública de unos 17,5 millones de euros. Desde entonces, el interés del Gobierno autonómico por estas instalaciones, que siguen acogiendo pruebas de gran impacto y relevancia internacional como el propio MotoGP, apenas pasa de los titulares en prensa.

Mientras el PP denunciaba esta misma semana que el convenio para cerrar la continuidad del Mundial de Motos en Jerez sigue en el aire —algo que desmintió la alcaldesa, Mamen Sánchez—, proyectos pendientes como el Centro Tecnológico del Motor, que anunció la presidenta Díaz en la ciudad y que iba a ser costeado con cargo a los fondos europeos de la ITI, se han quedado una vez más en humo. Esto no quita para que, llegada la temporada alta del trazado jerezano, altos cargos del Gobierno andaluz —como ocurre con otros representantes institucionales— hagan suyas las instalaciones y no escatimen a la hora de organizar su sarao anual coincidiendo con el Gran Premio, que en el último año pudo costar, solo a los jerezanos, entre 2,5 y 3 millones de euros (en torno al 40% del canon total).

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *