Política

La Junta ‘saca la tijera del pupitre’: Educación recortará cientos de líneas en las escuelas públicas andaluzas

Adelante Andalucía alerta del "blindaje" a los centros privados subvencionados con fondos públicos durante seis años por parte de la consejería de Javier Imbroda (Cs)

El Grupo Parlamentario de Adelante Andalucía ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) con objeto de paralizar la eliminación de líneas en los centros públicos de Andalucía. La movilización del sector educativo andaluz en las últimas semanas, en pleno proceso de escolarización, ha motivado a este grupo político a solicitar al Parlamento Andaluz que no elimine ninguna línea en centro público para el próximo curso 2019-2020 “mientras existan conciertos vigentes con centros privados en la misma etapa educativa y en la misma localidad”.

Según el portavoz adjunto de Adelante Andalucía, José Ignacio García, Ciudadanos, a través de su consejero de Educación, ha empezado a “aplicar su programa”, que consiste según el parlamentario en “eliminar clases de muchos centros públicos de Andalucía, derivando en protestas por todas partes: Cádiz, Sevilla, Huelga, Granada, Jerez, El Puerto o Almería”. El diputado, que se apoya en las diferentes Ampa de los centros públicos andaluces, llama a defender la Educación “en la calle, en las aulas y en el Parlamento contra los recortes de Cs y PP”.

La proposición, que se presentará este martes y que puede ser consultada en este enlace, habla además de “blindaje de los centros privados subvencionados con fondos públicos por 6 años“. Una característica que, aseguran, los protege de la supresión de unidades “ante la baja natalidad o cualquier otra contrariedad, concentrando los recortes única y exclusivamente en la escuela pública”.

“Alarma social” en Cádiz

Por su parte, el alcalde de Cádiz, José María González, ha remitido una carta al consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, con objeto de solicitarle una reunión con carácter urgente “ante la alarma social generada ante la retirada de las líneas educativas en Cádiz“.

Según ha indicado en una nota el Ayuntamiento, la semana pasada, tras reunirse el regidor con representantes de la Ampa La Pepa del IES San Severiano debido a la decisión adoptada por la Consejería de Educación de recortar en una las unidades de primero de Bachillerato de las que dispone este centro público de cara al próximo curso escolar, González mostró su apoyo a la comunidad educativa de este centro y expresó su deseo de que la Junta diera marcha atrás.

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda manifestó que las Ampa “colonizaban” los centros públicos. FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA

“Espero que la Consejería de Educación recapacite y dé un paso atrás antes de cometer una sinrazón así contra la escuela pública, sin justificación alguna y que afecta a muchas familias gaditanas, además de al propio centro, pues este recorte impide su consolidación como centro de referencia que debe ser en el entorno en el que se encuentra ubicado”, manifestó entonces el alcalde. No obstante, ante la “falta de movimiento” por parte de la Administración andaluza, el alcalde ha solicitado una reunión con carácter urgente al consejero de Educación.

El Ayuntamiento ha recordado que la Junta de Andalucía no sólo ha decidido recortar en una las unidades de Bachillerato del IES San Severiano, sino que también ha anunciado la eliminación de líneas en otros centros públicos de la ciudad, como son el colegio La Inmaculada y los institutos Drago y Rafael Alberti.

Kichi ha manifestado en varias ocasiones su intención de “seguir luchando en defensa de la escuela pública” e igualmente ha apuntado que se está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales que puedan realizarse para “frenar este desmantelamiento de la enseñanza pública”.

Desde 2011 se han cerrado cerca de 1.500 aulas públicas

Ustea ya había alertado días atrás del “triste balance” en la pérdida de unidades en la enseñanza pública en Andalucía. “Se trata del enésimo capítulo del deterioro continuado de un servicio público fundamental como la educación, una peligrosa travesía cuya vuelta atrás necesita una voluntad política que no existe en la Consejería de Educación y Deporte, como tampoco la hubo en la anterior administración educativa”, en la etapa de gobierno socialista.

En esa línea, Ustea resalta que, desde 2011, son“cerca de 1.500 las aulas públicas suprimidas” en Andalucía, mientras que en las grandes ciudades andaluzas la oferta privada-concertada “predomina”. “En los centros privados concertados no sólo no se cierran aulas, sino que el próximo curso se atenderá a más de la mitad del alumnado de muchas capitales y ciudades medias de Andalucía, en ocasiones hasta llegar a un 60 o 70% de la población escolarizada”, añaden. A ese respecto, el sindicato ha elaborado una lista de centros públicos cuyas líneas ofertadas serán recortadas el próximo año, al que hay que sumar centros como el CEIP Elio Antonio de Nebrija en Jerez, que se movilizó días atrás.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *