I+N (Ideas y Negocios)

La innovación en el sector náutico

Las innovaciones tecnológicas cubren todos y cada uno de los aspectos dedicados al ocio. En el área de la náutica, también. No son pocos los aparatos, instrumentos y otras mejoras que están relacionadas con la última tecnología y que consiguen que el arte de la navegación sea más segura, divertida e interesante

La tecnología vive un momento de esplendor. Muestra su potencial creativo y de utilidad a lo largo y ancho del mundo, cubriendo todos los campos posibles. El del ocio es el que obtiene mayor atención y popularidad. En este sentido, el ocio náutico y sus innovaciones cuentan con una gran popularidad, sobre todo en España donde el mercado naval enfocado al ocio vive un momento de auténtico esplendor.

La tecnología al servicio de la navegación

Plataformas flotantes, como las que se localizan en este sitio web, o el chip que mide el uso de las velas son solo un par de ejemplos de cómo la tecnología está favoreciendo y facilitando el uso de muelles y barcos para el ocio.

Y es que el sector de la náutica de recreo en todo el mundo, en general, y en España, en particular, no deja de crecer a buen ritmo. Su mercado mantiene una constante subida en matriculaciones con una media de cinco puntos anuales.

De este modo, no es de extrañar que exista toda una industria en I+D relacionada con la navegación que ofrece objetos tan interesantes y útiles como los siguientes.

Plataformas flotantes

Como ya se ha referenciado brevemente, las plataformas flotantes forman parte de esos elementos tecnológicos que conquistan los puertos y playas de todo el mundo.

Son útiles tanto para la diversión y el ocio como para crear pasarelas sobre el agua que sirvan para arreglar a las embarcaciones, e incluso se pueden usar de rampas para subir las motos náuticas fuera del agua. Existen plataformas flotantes capaces de sacar embarcaciones de mayor calado, neumáticas o de fibra.

Uno de los usos más ventajosos que ofrecen las plataformas flotantes, además de no tener que amarrar cuando se llega a puerto, es el de no tener que aplicar la patente al barco, manteniéndolo todo el año en perfectas condiciones. Se ahorrará en los gastos de la varada anual y de la aplicación de la patente, puesto que el mantenimiento del motor se puede realizar sin tener que subir la máquina hasta tierra.

Un chip para medir el uso de las velas

También referenciado como ejemplo, el denominado Sail Sense consigue medir los datos más importantes para la optimización de la calidad de las velas, como son las radiaciones UV, las horas de uso, el G- Force… Se trata de un aparato sensor con varias funciones, muy fácil de instalar en la vela gracias a su mínimo peso. Está preparado para conectar con una aplicación donde volcar los datos de análisis y rendimientos de la vela, el historial del modelo, además de localizar una vela concreta y reconocer su estado al momento.

Una escalerilla plegable

Para aquellos barcos de grandes dimensiones resulta tremendamente útil poseer una escalerilla tan manejable. No es extraño que surjan imprevistos cuando estos barcos están fondeados fuera del puerto. En caso de emergencia, con estas escalerillas plegables de peldaños rígidos se pueden salvar situaciones comprometidas. Cada escalón se hace visible en condiciones de oscuridad o niebla densa, gracias a que poseen un sistema reflectante.

Salvavidas como riñonera

Ya no es necesario llevar el incómodo salvavidas si existe riesgo de caída, ahora es más seguro practicar deportes náuticos. Y es el salvavidas riñonera es ligero, compacto y se hincha rápida y fácilmente de forma manual, gracias al tubo que lleva adjunto. Se instala alrededor de la cintura, a modo de riñonera, por lo que no es en absoluto molesto para el que lo lleva. Es muy aconsejable para aquellos que practican deportes acuáticos en soledad, como el paddle surf, el kayak, la pesca, o para cualquier navegante que se pasee en una embarcación de reducidas dimensiones.

Nueva gama de hidrogeneradores

Un hidrogenerador no es otra cosa que un dispositivo que consigue generar electricidad gracias al uso de las corrientes de agua como fuerza motriz. Se compone de una torre y un conjunto de palas rotoras. Estas máquinas consiguen que cualquier velero gane en autonomía, ya que puede ser usado tanto para el consumo de los equipos técnicos como para la propia propulsión del barco. Algunos alcanzan velocidades de 20 nudos y abarcan distancias de hasta 600 millas.

Nuevos materiales

Toda una avalancha de nuevos materiales acude en ayuda de la construcción de embarcaciones para hacerlas más seguras, eficientes y rápidas. Los ejemplos más sorprendentes son las fibras ultralivianas, las nanofibras de carbono conductoras de la electricidad que transfieren el calor, los tejidos que conducen la luz, las velas fosforescentes, las pinturas fotovoltaicas y las microesferas que regulan la temperatura.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *