Sociedad

La huelga global por el clima llega a Cádiz con una concentración en la plaza San Juan de Dios

Más de 40 ciudades se han adherido a la convocatoria de la joven activista sueca Greta Thunberg. El movimiento por el clima aspira a sumar a toda la ciudadanía.

El 15-M climático ha llegado a España con fuerza. El llamamiento de la activista sueca de 16 años Greta Thunberg, célebre por su implicación para concienciar a las personas sobre el cambio climático, está germinando por diferentes ciudades españolas. Su emotiva charla en Estocolmo para salvar el mundo, y en la que llamó a la huelga escolar, se ha hecho viral y ha puesto las pilas a miles de jóvenes de todas las latitudes.

De este modo, a la campaña Fridays For Future (Viernes por el futuro) se han adherido estudiantes de decenas de localidades en España bajo el nombre de Juventud por el Clima.

En Cádiz, está prevista una concentración en la plaza San Juan de Dios a las 12:00 horas, mañana viernes 15 de marzo, para reclamar “un estado de emergencia climática que pueda salvar el futuro de nuestro planeta”. La concentración ha sido aplaudida por los colectivos Cádiz en Bici y el colectivo juvenil Abrir Brecha, entre otros.

Los organizadores entienden que “necesitamos tomar medidas ante la falta de decisiones políticas coherentes contra el cambio climático, esto llama a la juventud a la revolución”. En la propia página de Facebook apelan al espíritu del 15-M: “No pertenecemos a ninguna organización, somos jóvenes preocupados por el cambio climático”. Un horizontalidad muy típica en los movimientos estudiantiles que pretende favorecer el efecto aglutinador. Se espera un antes y un después de este viernes en todo el mundo.

La actividad humana está dañando tanto el planeta, agravada por el cambio climático, que pondrá cada vez más en riesgo la salud, advierte un importante informe, hecho público esta semana, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se está celebrando en Nairobi.

“Nuestra salud, cada vez más amenazada”

“Nuestra salud estará cada vez más amenazada si el mundo no toma medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados al medio ambiente. La contaminación del agua, del aire y los desechos químicos amenazan la integridad de los seres humanos y hasta su capacidad para reproducirse”, alerta el organismo en su informe, realizado por un equipo de 250 científicos y expertos de más de 70 países.

La ONU señala que, si no se aumentan “drásticamente” las protecciones ambientales, se producirán “millones de muertes prematuras” a mediados de siglo en ciudades y regiones de Asia, Oriente Medio y África. Esto se debe a que, por ejemplo, la resistencia antimicrobiana se convertirá en una de las principales causas de muerte debido a la contaminación de los cuerpos de agua, y los disruptores endocrinos, productos químicos que alteran el equilibrio hormonal de los humanos, afectarán la fertilidad masculina y femenina, así como el desarrollo neurológico infantil.

Asimismo, los contaminantes en los sistemas de agua dulce se convertirán en una de las principales causas de muerte en 2050. “Además, más sustancias químicas, conocidas como disruptores endocrinos, tendrán un efecto adverso en la fertilidad masculina y femenina, así como en el desarrollo neurológico de los niños”, apunta el texto.

“La información científica es clara. La salud y la prosperidad humanas están directamente relacionadas con el estado del medio ambiente. Este informe construye una perspectiva de la humanidad: nos encontramos en una encrucijada. ¿Continuamos por nuestra ruta actual, que nos llevará a un futuro sombrío, o escogemos el camino del desarrollo sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora”, ha planteado la directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente, Joyce Msuya.

En esta línea, el informe expone que el mundo tiene a su disposición la ciencia, la tecnología y las finanzas necesarias para encaminarse hacia el desarrollo sostenible, pero “aún falta un mayor esfuerzo de líderes públicos, empresariales y políticos, que se aferran a modelos obsoletos de producción y desarrollo”. El documento sugiere pasar del modelo de desarrollo de ‘crecer ahora, limpiar después’ a un modelo económico de ‘cero residuos’, la llamada economía circular, para el año 2050. “Si los países destinan a las inversiones de medio ambiente un 2 por ciento de su PIB, producirían un crecimiento a largo plazo tan alto como el que se proyecta actualmente, pero con un menor impacto en el cambio climático, la escasez de agua y la pérdida de ecosistemas”, aseguran.

Además de cambios en las políticas que abordan sistemas como los alimentos y la energía, el informe recomienda la adopción de dietas bajas en carne y un gran recorte en el desperdicio de alimentos. “Solo estas dos medidas reducirían a la mitad la cantidad de alimentos que necesitaremos producir para alimentar a los 9-10 mil millones de personas proyectadas en el planeta en 2050”, argumentan.

En la actualidad, según el informe, se desperdicia un tercio de los alimentos comestibles del mundo y se desecha más de la mitad de los alimentos producidos en los países industrializados. Otra medida que proponen es invertir en las áreas rurales para reducir la migración, y aprovechar la urbanización para aumentar el bienestar de los ciudadanos y disminuir su huella ambiental a través de mejores prácticas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *