Andalucía

La hermana del presidente de la Junta consigue una plaza pública con menos puntos que otra aspirante

Denuncian un posible caso de "enchufismo"

La polémica salpica al presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno por un presunto “enchufismo” a la hora de otorgar plazas públicas en Educación. Su hermana, María Dolores Moreno Bonilla, es desde el pasado 14 de junio la nueva directora del Conservatorio Superior de Danza Ángel Pericet de Málaga, tras obtener el puesto a través de un concurso extraordinario de méritos entre docentes del conservatorio, un procedimiento inusual para la sustitución provisional del anterior director del centro, que se jubiló el pasado junio.

Según detalla El País en una información realizada, un informe reservado de la Inspección educativa expone que Dolores Moreno obtuvo en el concurso 38,20 puntos sobre 50 posibles. Frente a ella, Esperanza Utrera, otra competidora por la misma plaza, obtuvo 49,50 puntos.

La Inspección educativa de la Junta, encargada del nombramiento, asegura que se tuvieron en cuenta “otras fuentes de valoración” más allá de la antigüedad y los méritos. Criterios que no figuraban en las bases de la convocatoria que la Inspección remitió a los candidatos por correo electrónico. De hecho, fuentes de la Junta añaden al citado medio que se propuso a Dolores Moreno “por ser objetivamente la candidata más idónea, basándose en sus méritos académicos y profesionales”.

Este mismo diario expone que la Consejería de Educación y Deporte, dirigida por Javier Imbroda (Cs), se niega a justificar el nombramiento. Las perjudicadas denuncian falta de transparencia en lo que consideran “un claro caso de enchufismo”.

El 12 de junio dos de las aspirantes solicitaron a la Inspección por escrito información sobre los criterios para atribuir la plaza a Dolores Moreno. El País asegura haber tenido acceso a ese informe, donde se desestima la candidatura de Utrera, la principal competidora de Moreno, al tener “unos antecedentes que desaconsejan su nombramiento”. El inspector Martínez propone así en este informe a Moreno como directora interina hasta que salga a concurso la plaza definitiva.

El País publica también que Dolores Moreno Bonilla asegura “no tener nada que ocultar” sobre la adjudicación de esta plaza y que no se la ha tratado de beneficiar por su condición de familiar del presidente de la Junta. “Esto no es un regalo ni un caramelito, no tengo una Consejería, es la dirección de un centro educativo en un año difícil para la educación superior”, se defiende.

Según su currículo, la hermana del presidente andaluz tiene cuatro carreras, 14 años de experiencia docente, un doctorado en Psicología y un máster en liderazgo educativo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *