Sociedad

La familia de Luis, el buzo desaparecido en Los Caños, pide ayuda para acabar con estos “días de agonía”

Carlos Aparicio, portavoz de los familiares del joven, agradece la labor de los cuerpos de seguridad y animan a que no decaiga la búsqueda para que así puedan "descansar"

Luis lleva un tiempo viviendo en Birmingham (Reino Unido), donde trabajaba como ingeniero, pero estaba de vacaciones en Vejer, su localidad natal, durante una semana. El joven, que este miércoles cumple 34 años, había venido a celebrar su cumpleaños con su familia y amigos. Pero todo se torció el pasado lunes, cuando salió hacia la zona barbateña de Los Caños a practicar una de sus grandes aficiones, la pesca submarina. “Él conocía perfectamente la playa de La Laja, lleva toda su vida pescando allí”, dice Carlos Aparicio, portavoz de la familia, quien pide ayuda para que no decaiga el dispositivo de búsqueda para que acabe cuanto antes la “agonía” de los familiares.

A primera hora de este miércoles, el dispositivo de búsqueda se desplegó por la zona para intentar encontrar a Luis. De momento, se han hallado la boya y el arpón que llevaba consigo, cuando salió solo a pescar, lo que hace que las esperanzas de encontrarlo con vida sean prácticamente nulas. “Pudo tener un problema físico, porque tenía conocimientos de pesca submarina”, explica Carlos en declaraciones a lavozdelsur.es, explicando que “la familia necesita descansar después de estos tres días de agonía”. La ilusión de todos es que aparezca cuanto antes el cuerpo de Luis.

“Esta situación de incertidumbre es muy dolorosa”, cuenta Carlos, quien señala que “los ánimos están cada vez peor”. “Es un drama”, abunda. La búsqueda de Luis está liderada por Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil, aunque también se han sumado buzos profesionales de localidades vecinas, como Conil, y también de Gibraltar, amigos de Luis que han querido ayudar para intentar encontrar al joven vejeriego, además de varios barcos que se han añadido a las labores de búsqueda.

Por tierra, mar y aire, el trabajo está siendo intenso desde que se le perdiera la pista a Luis el pasado lunes, cuando salió solo a practicar pesca submarina a pulmón. La Guardamar Concepción Arenal, el helicóptero de Salvamento Marítimo, embarcaciones de Cruz Roja, personal de Protección Civil, así como el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que también aporta patrullas de tierra que no paran de escudriñar la zona para hallar alguna pista sobre el paradero del joven.

“Queremos que la búsqueda no decaiga”, apunta Carlos, “para que la familia pueda descansar tranquila”. “Sabemos que hay muchas corrientes submarinas y es difícil”, abunda, en referencia a los parones que ha sufrido el dispositivo debido al mal estado del mar, “pero queremos que aparezca cuanto antes”. El dispositivo se centra en rastrear la zona que va desde la playa de La Laja, donde salió a bucear el pasado lunes, hasta la playa de las Cortinas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *