van_gogh_alive.jpg
van_gogh_alive.jpg

La muestra multisensioral del pintor neerlandés, organizada por Nomad Art y que permanece abierta en el Pabellón de la Navegación de Sevilla hasta el 15 de abril, consigue un éxito rotundo en solo un mes. 

La exposición multisensorial Van Gogh Alive ha conquistado ya a más de cinco millones de personas de todo el mundo y España no está siendo diferente. La muestra, que tuvo su estreno nacional el pasado 1 de febrero en el Pabellón de la Navegación de Sevilla y permanecerá abierta hasta el próximo 15 de abril, ha atravesado ya su ecuador con un incontestable éxito de público: más de 40.000 personas la han visitado durante este mes y medio.

Entre ellas, 3.500 alumnos procedentes de centros escolares de toda Andalucía, que han podido disfrutar de una exhibición que les acerca a la vida y la obra del pintor en el formato que mejor entienden, el multimedia. Junto a ellos, más de 4.500 profesores y personas con diversidad funcional han podido beneficiarse de acceso gratuito al recinto.

“Estamos muy agradecidos por la espectacular acogida del público sevillano y de todos los que nos han visitado de otras provincias e incluso del extranjero”, destaca Elena Goroskova, directora de la muestra, que organiza Nomad Art. “Es una manera distinta de vivir el arte que nunca se había visto en España”, subraya Goroskova, quien destaca sobre todo la respuesta del público más joven, a quienes “cada vez es más difícil llevarles a un museo tradicional y sin embargo entienden y disfrutan mejor que nadie el formato multimedia”.

Y es que Van Gogh Alive-The Experience no es una exposición de arte corriente. Utiliza las más modernas técnicas multimedia para proponer toda una experiencia para los sentidos que combina música, luz y más de 3.000 imágenes en movimiento que envuelven al visitante y le hacen vivir el arte de una manera única e inolvidable. 

La obra del pintor cobra vida a gran tamaño en las paredes e incluso los suelos, en una intensa mezcla de sensaciones que combinan a la perfección la fascinación que despierta la figura del genio neerlandés, el entretenimiento y el carácter didáctico. Nada como tumbarse y dejarse mecer por el oscilar de las constelaciones que Van Gogh plasmó en La noche estrellada, el célebre cuadro de Los Girasoles o ver cómo emprenden el vuelo los pájaros de su famoso Trigal con cuervos, además de dejarse impresionar por el carácter único y misterioso de sus autorretratos o el familiar cuadro de El Dormitorio de Arlés.

Sobre el autor:

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído