Opinión

La empanada de la Real Academia Española de la Lengua

Emoji en japonés: 絵文字
Emoji en español: Emoticono.

El palabro emoji ha logrado la distinción de palabra de 2019 que concede desde hace siete años la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y el BBVA, consultado a la RAE esta contesta: “La palabra emoji se pronuncia [emóji]. Se escribe sin tilde porque es llana terminada en vocal. Está en estudio una propuesta para incluir esta voz en el «Diccionario de la lengua española» de la RAE y la ASALE”.

Bueno, a lo que voy… Con fecha 7 de diciembre de 2018 y tras meses de discusiones en los medios de comunicación, con la intervención de expertos lingüistas, políticos y periodistas, me decidí a escribir una propuesta a la Real Academia de la Lengua por medio de un cuestionario existente en su web:

“Hola, soy pensionista de 58 años y después de oír las discusiones que las palabras feminismo e igualdad se declinan por favorecer a las mujeres y sin embargo la palabra machismo no indica ninguna virtud al sexo masculino. Creo que es necesario que nuestra lengua española tenga una palabra que induzca a la igualdad entre sexos sin desprender insinuaciones lingüísticas. Por lo anteriormente expuesto propongo que se estudie por esa Academia la nueva palabra nueva femanismo o mafenismo, entendiendo que puede ser una nueva palabra que hable de la igualdad entre sexos con identidad propia y que deseche la competencia desleal entre feminismo y machismo. Un cordial y respetuoso saludo.”

Respuesta de la RAE: “En respuesta a su atento correo electrónico del pasado día 7 de diciembre, le informamos de que la Real Academia Española no incorpora a su diccionario palabras inventadas. Su tarea es la de recoger el repertorio de voces ya consolidadas en la lengua hablada y escrita. No obstante, agradecemos su interesante propuesta. Con un cordial saludo, Pedro Canellada Secretaría Real Academia Española”.

Mi contestación a la RAE: “Estimado señor Canellada, estoy de acuerdo con usted en las normas de la RAE, pero vuelvo a insistir porque estimo que esta nueva palabra femanismo o mafenismo, podrían hacer un bien a nuestra lengua dado como ya sabe que nuestro diccionario carece de la palabra exacta que defina la igualdad entre sexos y reconocer que las diferencias discriminatorias entre las definiciones de machismo y feminismo son gravemente desproporcionadas. Mi intención es que esta nueva palabra venga a cubrir ese vacío que deja el diccionario al no contener la definición exacta entre los derechos del hombre y la mujer.
Estimo que se debería estudiar en profundidad el uso de esta nueva palabra visto los continuos desacuerdos de la sociedad con sus significados que consideran al hombre como maltratador a sabiendas que existen hombres, cada día más, que vivimos en acuerdo y respeto con el sexo femenino. Un ejemplo ¿cómo se define a una pareja hombre-mujer en perfecta convivencia?, se necesita casi una frase para definirla y con esta nueva palabra solo haría falta utilizar un vocablo. Saludos respetuosos”.

Mi opinión sobre la RAE: Señores y señoras de la RAE, les supongo un académico e intenso conocimiento de nuestra lengua española. Lo que no entiendo es que estéis estudiando la inclusión en nuestro idioma de la palabra emoji cuando ya existe el término similar y español que es emoticono. Pero si un ciudadano como yo les propone una nueva palabra que enriquezca nuestra lengua, la respuesta es que la RAE no inventa palabras. No, señores no, la palabra la he inventado yo, os la ofrezco gratis y lo que pretendo es que cuando un hombre agreda, en todas sus acepciones, a una mujer se le llame machismo, pero si sucede al contrario al no existir en el diccionario español la palabra hembrismo, cada cual le pone el “palabro” que le venga en gana.

Al menos les pido que cuando se hable de la igualdad entre mujeres y hombres exista una palabra que lo defina, me da igual que sea femanismo o mafenismo, pero que la tengamos en nuestro diccionario para utilizarla cívicamente.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Es usted verdaderamente contumaz. La RAE no inventa palabras y tampoco acepta palabras “inventadas” por nadie para su incorporación por decreto al acervo del idioma español por una sencilla razón: el español (como cualquier otra lengua, con la excepción del esperanto, cuyo “éxito” es perfectamente descriptible) no lo inventa (ni, mucho menos, lo impone) nadie; no se “fabrica” en ningún laboratorio. Las palabras nuevas surgen por la popularización de extranjerismos que se hispanizan (más o menos) o de nuevos vocablos creados en la literatura o en los medios o en cualquier otro sector social; cuando esas palabras nuevas alcanzan un uso notable en el habla culta de la sociedad hispánica, entonces la RAE las estudia y, en su caso, las incorpora al DRAE. Demasiada paciencia tiene la RAE con usted. Mejor emplee el mucho tiempo que evidentemente le sobra tras su jubilación en cosas útiles y no en importunar a la RAE con chorradas imposibles.

    1. Usted es un sabio y de ahí su nombre. Mire yo hago con mi tiempo lo que me place y usted no es nadie para cuestionar la gestión de este.
      Además el único contumaz que participa en este diario digital es usted que no para de cuestionar muchas columnas sin aportar nada nuevo.
      Usted es como un perro que ni come ni deja comer.

      1. ¡Jajaja! Como se ha quedado sin argumentos, ya se dedica a insultar: patético. Cuestione usted mis comentarios con argumentos, si es que sabe, en vez de rebuznar; a lo mejor aporta usted algo nuevo que no sea alguna chorrada.

        1. Yo al menos me identifico con nombre y apellidos, mientras el perro se esconde detrás de un nombre cruel, falso, cobarde, etc.
          Es más te lanzo un duelo, dime dónde, cuándo y a qué hora y me lo dices a la cara, o te vuelves a lavar las manos como Pilatos?.
          De todas maneras voy a identificarte, sí o sí. A mí los trolls que se esconden y critican me irritan y voy a por ellos. Ten mucho cuidado, quizás te encuentres con la horma de tus zapatos.
          A lo mejor eres César el de los Morancos y eres rarito.

          1. ¡Jajaja! ¡Vaya forma de desvariar! No me sorprende que en la RAE estén ya hasta ahí mismo de un pelmazo como usted. Lo primero que debe hacer es recuperar la educación y no tutearme, que ni hemos sido presentados ni le he dado permiso para ello. Yo, como lector-comentarista, no tengo ningún deber de identificarme añadiéndole a mi nombre (que sí es verdadero) mi apellido porque existe una cosa que se llama privacidad; ¿lo sabía?
            Tampoco voy a aceptar ningún “duelo” con un chalado como usted, que, ante la falta de argumentos, quiere resolver la discrepancia a mamporros, ¡jajaja! Identifíqueme, si puede, y comprobará que no soy ningún troll, sólo alguien que no comulga con sus sandeces y las pone de manifiesto. Tampoco pienso tener ningún cuidado; usted no asusta a nadie, sólo da pena: es patético. Y, finalmente, no guardo relación alguna con los Morancos, quienes me caen muy bien, y soy heterosexual practicante; tendrá usted que satisfacer su sexualidad con otra persona, ¡jajaja!
            ¡Hala! Tómese la pastillita y cálmese. ¡Vaya nivel!

  2. Eres el payaso de esta sección de opinión.
    Todos los columnistas nos reímos con tus balbuceos.
    Dedícate a dar la lata en otro lugar.

    1. ¡Jajaja! Pues siga riéndose, es la risa del ignorante. Los que sí que deben estar tronchados de risa son los de la RAE con sus ocurrencias de jubilata aburrido, porque autodenominarse “columnista” es tener un concepto muy pobre y bajo del periodismo. Seguiré dándole motivos para que se ría ¡jajaja!

      1. Eres un hater de muy bajo nivel, más bien te calificaría como troll de pacotilla. Pero al menos me entretienes. Gracias “poyaso”.

        1. ¡Jajaja! Y dice usted que la RAE tiene “una empanada mental”. Usted sí que tiene una monumental empanada mental, tuteando e insultando a un comentarista crítico, simplemente porque ha puesto en evidencia su soberana ignorancia de cómo se forma el idioma español y cómo crece su vocabulario. ¿Cuáles eran las chorradas que proponía a la RAE? ¡Ah, sí; ya me acuerdo! “Femanismo” y “mafenismo”. ¡Jajaja! Y encima se permite criticar que la RAE esté estudiando la inclusión en el DRAE de la palabra “emoji”, que sí tiene un uso frecuente y extendido entre la población, cosa que nada tiene que ver con la existencia de la palabra “emoticono”, pues ambas son sinónimos y en todas las lenguas hay sinónimos. Hace falta ser paleto para pretender que la RAE invente, fabrique, palabras; y hace falta ser pelmazo para insistir ante la sensatísima respuesta que pacientemente le dio la RAE. Sólo le falta retar también al Sr. Canellada, su interlocutor en la RAE, a un duelo. ¡Jajaja!
          No soy su “hater” porque no le odio, no se merece usted mi odio; usted sólo es un pobre personajillo ridículo que me inspira risa, mucha risa… y el más pequeño de mis desprecios. Verdaderamente, vaya colección de indocumentados se apretujan en esa redacción; Jerez se merece un medio de mucha más calidad que haga verdadero periodismo de opinión con fundamento y no esa tropa de aficionados, dizque periodistas, entre los que usted ocupa un lugar preferente.
          Por cierto, ¿cómo es eso de que está jubilado con 58 años? ¿Tan joven y sin pegar sello? Espero que la retribución que esté cobrando por sus columnas (es un decir) en este medio (allá cada cual en cómo despilfarra su dinero) sea compatible con su pensión pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *