CulturaLetrasNegro sobre blanco

La broma infinita

Francisco Umbral sostenía que los padres americanos de la democracia no creen en ella, como muchos cardenales pontificios no creen en Dios.

La actualidad es un poco como una droga. Legalizada, pero droga al fin. Algunos, con el compromiso político de una toalla, viven alarmados por un quíteme de ahí esas pajas. En Twitter todo es un escándalo. A nadie en su sano juicio le importa un bledo lo que pontifiquen en Twitter cuatro gatos sobre cualquier tema de candente actualidad. Nada es candente. La actualidad es una patochada. Por eso, Twitter está inundado de periodistas y políticos. Más sus voceros. Twitter es un medio publicitado por políticos y periodistas. Éstos dan bombo y platillo. Twitter siempre está ardiendo. Pero, saben, uno sale a pasear y en la calle nada está ardiendo. La gente quiere tener la fiesta en paz. El ciudadano medio es mucho más sano y equilibrado que las hordas de iletrados de las redes sociales. Twitter es la escombrera intelectual de nuestro tiempo. Habita en él el odio. Me sorprende. Sé que es un sentimiento atávico.

El pasado viernes 20 de enero Donald Trump se convirtió en el cuadragésimo quinto Presidente de los Estados Unidos. Francisco Umbral sostenía que los padres americanos de la democracia no creen en ella, como muchos cardenales pontificios no creen en Dios. El revuelo en torno a Trump es mayúsculo. Desde que ganara las elecciones el pasado noviembre, una suerte de Armagedon se nos aproxima. Al fin, el fin del mundo ya. Las redes crepitan, los periodistas claman, la crema de la intelectualidad solloza…

A todo esto, el capitalismo sigue su curso de manera mordaz. Aprovechando la ceremonia de investidura, Netflix publicita el estreno de la quinta temporada de House of cards. ¿El eslógan? We make the terror. El terror. Proliferan las parodias sobre Trump: desde Alec Baldwin en Saturday Night Live hasta Johnny Depp con su comedia sobre Trump. Lo vamos a pasar bien. Nos dolerá la tripa de tanto reír con la broma infinita.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *