Sociedad

La Audiencia Provincial deniega medidas de protección sobre los hijos de Juana Rivas

El auto del juzgado entiende que la justicia española no tiene competencia para juzgar las denuncias de malos tratos a los hijos de Rivas

Nuevo varapalo para Juana Rivas. La Audiencia Provincial ha desestimado tomar medidas cautelares sobre los hijos de Rivas, que solicitaba a la dirección de los servicios de protección de menores de la delegación territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Granada la tutela e ingreso de sus hijos en un centro de acogida “al existir riesgo grave para su integridad física y psicológica” si vuelven a Italia a mediados de este mes de agosto, una vez termine el periodo vacacional estipulado con ella.

La Audiencia Provincial de Granada respalda de esta forma el auto del Juzgado de Instrucción número 3 donde Juana Rivas presentó una denuncia frente a su expareja, el italiano Franchesco Arcuri, por presunto delito de maltrato, lesiones y amenazas de muerte hacia los menores, que han de estar con su padre este jueves.

En el auto del juzgado se confirma la decisión adoptada anteriormente por el Juzgado de Instrucción, incidiendo en la “incompetencia de la jurisdicción española para conocer en el orden penal de los hechos denunciados y adoptar las medidas cautelares” solicitadas en la denuncia.

Ahora no cabe recurso contra el auto, por lo que el asunto será devuelto al juzgado, que ya resolvió el pasado 2 de agosto no adoptar ninguna medida de protección sobre los menores, una decisión que correspondería, en su caso, a la Justicia de Italia, donde viven los niños con su padre y adonde han de volver a partir de este jueves, una vez finalizado el periodo vacacional estipulado con la madre en España.

Falta de jurisdicción de los jueces y tribunales españoles

Para la Audiencia, la propia Juana Rivas “está admitiendo en su denuncia la falta de jurisdicción de los jueces y tribunales españoles para la investigación y persecución penal de los delitos de maltrato físico y psicológico y amenazas sobre sus dos hijos menores de edad, de 13 y cinco años”. Es así porque los cargos por los que se imputan a su exmarido y padre” de los niños, “de nacionalidad italiana y residente en su país de origen” se perpetraron en el territorio italiano, en concreto en las inmediaciones o la localidad de Carloforte, donde los niños residen bajo la custodia del progenitor.

Establecer las medidas rechazadas por el Juzgado de Instrucción, “con o sin la práctica de las diligencias que propone”, como pide Rivas, es, según el auto de la Audiencia, una “pretensión inusitada que, vaya por delante, nunca podría ser estimada al exceder manifiestamente de las funciones que corresponden a un tribunal de apelación”.

La Audiencia Provincial da así la razón al Juzgado que, siguiendo el criterio del Ministerio Fiscal, apunta a “la ausencia de jurisdicción” en España “para conocer de los presuntos delitos de maltrato que se denuncian y, por lo tanto, para dictar cualquier medida cautelar en protección de las supuestas víctimas de los delitos cuya persecución le está vedada”.

Por otro lado, técnicos de los Servicios de Protección de Menores de la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Granada están estudiando la solicitud de Juana Rivas para la tutela e ingreso de sus dos hijos en un centro de acogida “al existir”, según aduce la madre de Maracena, “riesgo grave para su integridad física y psicológica” si vuelven a Italia este miércoles, una vez termine el periodo vacacional estipulado con ella.

Juana Rivas está condenada a cinco años de prisión por sustracción de menores tras no entregar en 2017 a sus hijos alegando una situación de maltrato por parte de Arcuri.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *