Sala Tragaluz

La arquitectura surrealista y sin límites de García Morán

El urbanista isleño, arquitecto municipal de Jerez desde hace 30 años, inaugura la Sala Tragaluz de lavozdelsur.es con su exposición 'Visiones de Babel' este viernes 5 de abril

“La arquitectura es frustrante, es un mar de normas, de leyes y de contradicciones, más allá del tema económico. Y al menos, cuando te pones a dibujar estas cosas, te haces la ilusión de que estás haciendo arquitectura sin límites”. Benito García Morán (San Fernando, 1962) los llama, con mimo, sus “dibujitos”. El contraste de colores y los juegos geométricos que realiza sobre el papel retrotraen a un mundo de ficción, de fantasía, de niñez… Y es que lo que busca García Morán con su exposición Visiones de Babel es que el espectador juegue. “La idea es que la gente se imagine cosas a partir de las ciudades y edificios que creo”, señala.

El urbanista isleño, arquitecto municipal de Jerez desde hace 30 años, presenta este viernes 5 de abril, a partir de las 20:00 horas, su cuarta muestra en solitario en la Sala Tragualuz. Inaugurando así la nueva redacción de lavozdelsur.es, ubicada en la calle Juan Sánchez número 12. Dice que será la primera vez que haga una exposición de sus “dibujitos”, la cual le ha llevado un par de años para un total de 15 ilustraciones. “Pinto en mis ratos libres, como diría Virginia Woolf, en mi habitación propia. Aunque esto se convierte un poco en una disciplina. No se debe convertir en una obsesión, pero se convierte como en un reto”, incide. 

El reflejo de García Morán en una de sus obras. FOTO: MANU GARCÍA.

Según el artista, la muestra se divide en dos partes: trece de sus obras son ilustraciones imaginarias, es decir, ciudades y edificaciones surrealistas repletas de colores vivos que evocan a la pintura renacentista de Fra Angélico, Giotto o Paolo Uccello; mientras que el resto son dibujos del paisaje urbano de Cádiz, Jerez y Casares.

El nombre de la misma, Visiones de Babel, hace referencia al mito de Babel, ese que cuenta cómo la gente de un pueblo se unió para hacer una torre con la finalidad de llegar a Dios. “¿Y cuál es la maldición que hace Dios? Que cada uno hable una lengua diferente”, explica García Morán, pero… ¿a dónde quiere llegar? “Gente de muchas lenguas construyen juntos una torre un tanto caótica, es decir, todo el mundo aporta algo, desde un punto de vista antagónico, y construyen algo juntos que funciona”, dice, como buen “edificador”, y es que aunque en Sevilla se especializó en Edificación, ha dedicado su vida profesional al urbanismo.

Se metió en el oficio gracias a los libros de arquitectura que heredó de su padre. “Desde muy pequeño veía los libros de arquitectura de mi padre, él era ingeniero y se dedicaba a las estructuras. Murió cuando yo tan solo tenia 7 años, eso me debió de marcar…, porque tenía claro que me iba a dedicar a esto”, cuenta. Al año de titularse como arquitecto en Sevilla, concretamente en 1988, se afincó en Jerez para iniciar la transformación urbanística en la ciudad gaditana junto con sus compañeros Ramón González de la Peña, Andrés Luque, Chano Olmedo y Manolo González Fustegueras.

El urbanista isleño colocando su exposición ‘Visiones de Babel’,

Benito García Morán participó en la culminación del Plan General del 84, el diseño del Plan del 95 y la dirección del PGOU de 2009, que recibió un año antes el premio a la Excelencia Urbanística que concede la Asociación de Técnicos Urbanistas de Andalucía. A pesar de que la arquitectura la mamó de chico, confiesa que dibujaba bien poco de pequeño. “Empecé a dibujar en la carrera, con dibujo técnico y dibujo artístico. Yo tuve que aprender. Hay gente que nace sabiendo dibujar, pero yo no”, ríe. De ambas materias, el dibujo artístico se le atragantaba, es por ello que decidió pasarse un verano entero asistiendo, a eso de las cuatro de la tarde, a las clases de dibujo del ya fallecido pintor Antonio Torres Bru, en la plaza San Antonio de Cádiz.

“Con él aprendí a coger proporciones”, expresa. Pero la gran mayoría de las obras de su muestra Visiones de Babel aparecen dibujadas en 2D o con perspectivas surrealistas que chocan unas con las otras. No obstante, García Morán no retomó el dibujo hasta 2010. “Cuando me dediqué al urbanismo hubo mucho tiempo que dejé el dibujo. Hasta que me decidí a recuperar el grabado junto a un amigo en San Fernando”, indica. Al más puro estilo de Francisco Goya, el isleño aprendió a tener mucha disciplina, “a ser muy exigente contigo mismo, a finar”. Y un año después se volcó con las acuarelas. Con ellas representó, in situ, las playas de San Fernando, Chiclana, las  marismas y algún que otro paisaje de campo.

El arquitecto municipal Benito García Morán colocando sus cuadros. FOTO: MANU GARCÍA.

¿Lo último? Sus “dibujitos” a base de acuarelas y rotuladores con punta de pincel. Del paisaje natural se fue a su origen, al paisaje urbano. “Ese mundo así de los volúmenes de la arquitectura, de lo construído. Y luego otras imaginarias de ciudades, torres, casas…”, apunta. Todo para que el espectador se meta en el escenario, juegue e invente un personaje. Un ejemplo de ello puede ser la obra ‘La casa del farero adinerado’. “Tú lo ves y ya directamente imaginas la vida de ese alfarero, cómo es…”, sonríe. “Lo divertido es inventarse un mundo, por ello quiero que la gente se invente los personajes que habitan en mis invenciones. Que lo inventen”, termina.

La exposición Visiones de Babel de Benito García Morán estará en la Sala Tragaluz de lavozdelsur.es, en la calle Juan Sánchez número 12; con el patrocinio de El Corte Inglés, Tabanco El Pasaje y La Copistería. Podrá verse del 5 de abril hasta el 10 de mayo, en horario de 17:00 a 20:00 horas de lunes a viernes. Visitas concertadas por la mañana. Semana Santa cerrado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Pingback: Actualidad COAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *