Sociedad

La alcaldesa almuerza en el CEIP Isabel La Católica tras la polémica cata del Gloria Fuertes

La regidora socialista, que ha pedido "prudencia" y "máxima transparencia" a la empresa, ha almorzado por sorpresa en el colegio público después de la alarma desatada por el servicio que Aramark presta en los comedores escolares de la zona. "La comida estaba buena, un poco sosa porque así lo recomiendan para los niños", ha afirmado

La comunidad del CEIP Gloria Fuertes, en Jerez, ha denunciado ante la Junta de Andalucía el servicio de comedor escolar que presta la concesionaria Aramark, con “comida de mala calidad y muy mal cocinada”. A raíz de una cata durante una semana de los menús que se sirven, como adelantó en exclusiva lavozdelsur.es en la mañana de este pasado miércoles, el equipo directivo emitió un informe que remitió a la Consejería de Educación, un documento que se ha filtrado y viralizado en redes, desatando una ola de indignación y alarma en parte de la comunidad educativa jerezana. Padres y madres se reúnen este viernes con la Flampa para tomar medidas. Educación ha activado el protocolo por más quejas en San Fernando y Sanlúcar, mientras que la alcaldesa, Mamen Sánchez, y su teniente de alcaldesa de Educación, Laura Álvarez, han querido hacer un llamamiento a la calma probando ellas mismas, por sorpresa, uno de estos menús.

“Aprovechando una visita al colegio Isabel la Católica, y ante las noticias que han salido de los comedores escolares, la delegada de educación y yo, hemos pedido comer el menú de los niños. No es la primera vez que lo hacemos”, ha escrito la regidora socialista en su Facebook. Luego, ha pasado a detallar la comida: “El menú de hoy han sido lentejas, tortilla de patatas y naranja. La comida estaba buena, un poco sosa porque así lo recomiendan para los niños. La mayoría de los niños se lo han comido todo. Algunos han dejado un poco del primer plato y otros han repetido. Le hemos sugerido a la empresa que lo mejor, para total tranquilidad de los padres, es que haya máxima transparencia y que se les permita, a través de la dirección y del Ampa, poder ir a comer con los alumnos, cualquier día”.

Acompañadas del director del centro público, Cándido Núñez, Sánchez ha afirmado que “es normal que cuando se trata de nuestros hijos, cosas como estas nos alarmen. Pero también hay que ser prudentes. La Junta de Andalucia está muy pendiente y con los máximos controles sobre este tipo de empresas, controles sanitarios, menús equilibrados. Pero lo mejor es que los padres lo puedan comprobar por ellos mismos. De ahí nuestra propuesta a la empresa, con quien hemos hablado y que nos ha asegurado que en esta zona nunca habían recibido quejas”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *