Andalucía

Juanma Moreno supo de la corrupción política de su partido en 2005 y no hizo nada

"Gracias, lo tendremos en cuenta y adiós muy buenas", fue la respuesta del candidato del PP a la Junta de Andalucía al exalcalde de Boadilla, quien le dijo que Bárcenas le estaba presionando para adjudicar contratos a empresas concretas

El exalcalde de la localidad Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, conocido como ‘El Albondiguilla, ha declarado este miércoles en la Audiencia Nacional que informó en el año 2005 al actual presidente del PP andaluz y candidato a presidir la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, de que el entonces tesorero del partido, Luis Bárcenas, le estaba presionando para adjudicar contratos a empresas concretas.

‘El Albondiguilla’ ha declarado ante el juez José de la Mata, que investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular, que en Génova —sede nacional del PP— eran conscientes de las maniobras de su tesorero, condenado ya a 33 años de cárcel en el marco de la trama Gürtel.

Con su declaración González Panero ha lanzado todo un torpedo en la línea de flotación del PP andaluz y de su candidato, Moreno Bonilla, a muy pocos días de las elecciones andaluzas. En 2005 el candidato Moreno Bonilla era diputado del PP en el Congreso y en el organigrama del partido ocupaba el puesto de secretario de Política Local, razón por la que recibió a González Panero, aunque éste había solicitado reunirse con Soraya Sáenz de Santamaría, quien entonces ocupaba el cargo de secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local.

‘El Albondiguilla’ ha relatado que en el verano de 2004, durante la fiesta del primer aniversario del Sport Center Manolo Santana, en Boadilla, el entonces presidente del PP, Mariano Rajoy, le dijo que hiciese “caso a Luis Bárcenas”, y que él le respondió que se lo haría cuando se pudiera.

La primera llamada del extesorero, ha explicado, llegó unos meses después, en diciembre de 2004 o enero de 2005 para pedirle que adjudicara a Constructora Hispánica el mantenimiento de calles de Boadilla. “Le dije a Bárcenas que yo no conocía ese procedimiento”, ha añadido.

Meses más tarde le llamó el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, para, según ha asegurado, ofrecerle “100 millones de pesetas” a cambio de una adjudicación a una de sus empresas. Y luego, en septiembre de 2005, recibió otra llamada de Bárcenas, ha relatado, para preguntarle si había hablado con Correa. “Le dije que los técnicos ya estaban elaborando el informe y que Constructora Hispánica no iba de las primeras y que no se le podía dar el contrato”, ha apuntado.

González Panero ha dicho al juez De la Mata que en esas llamadas el extesorero le “solía decir que las empresas en cuestión ayudaban al partido, colaboraban con el partido en campañas electorales”, que al PP le “interesaba que les fuese bien” y que “a ver qué se podía hacer”.

Fue en noviembre de ese año, según González Panero, cuando fue a la sede del PP en la calle Génova junto al entonces secretario de Corporación de Boadilla, Manuel Hornillo, para quejarse de un concejal que Bárcenas le había impuesto en las listas electorales. Le recibió Moreno Bonilla y le contó las llamadas que había recibido.

A la pregunta de qué le contestó el ahora candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, ‘El Albondiguilla’ ha dicho que sólo le dio las “gracias”. “Me dijo gracias, lo tendremos en cuenta y adiós muy buenas”, ha remarcado.

Para el exalcalde de Boadilla, el hecho de que Rajoy le dijese que hiciese caso a Bárcenas unos meses antes de que comenzaran las llamadas indica que entre los dos había una “relación muy buena”. “Todos conocíamos que en casa de Jesús Sepúlveda muchos viernes quedaban Ana Mato, Bárcenas, Javier Arenas, Rajoy… Sabíamos que era una persona absolutamente de confianza”, ha explicado.

En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, González Panero ha querido resaltar que su declaración de hoy demuestra que él ya había advertido de las actividades del tesorero del partido, que además, según ha asegurado, “había dado la orden de acabar” con él por “no seguir las órdenes” de la adjudicación de contratos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *