img_4350_0
img_4350_0

En la Biblioteca central, en Salud Laboral, en oficinas municipales de todo tipo... El revuelo ha sido enorme dentro del Ayuntamiento. De repente, como en una cascada, todos los empleados públicos que se encontraban frente a sus ordenadores han empezado a oír las conversaciones de otros compañeros desde sus puestos de trabajo. La historia ha desencadenado, una vez que se ha corrido la voz, todo tipo de burlas, comentarios y grabaciones con audios de broma. Y también todo tipo de llamadas a Jesytel, la empresa municipal de telecomunicaciones, desde donde aseguraban desconocer el motivo de este problema telefónico.

Según ha sabido este medio, el Ayuntamiento habría ordenado hace unas semanas cambiar los teléfonos de los operarios municipales por unos nuevos conectados directamente al ordenador. Este hecho habría provocado que marcando una de las extensiones de dichos aparatos se pueda escuchar lo que circula por el hilo del resto de teléfonos conectados

A última hora de la mañana, el Área de Gestión de Procesos y Tecnologías de la Información del Ayuntamiento remitía una circular en la que aseguraba que "con motivo de la incidencia que se está produciendo en el sistema de telefonía, se ruega a todo el personal que se abstenga de marcar el 800 hasta tanto en cuanto quede solucionado el problema. Igualmente le informamos que quedan registradas las extensiones desde donde se están efectuando dichas marcaciones".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído