JL Ruffo

JL Ruffo

El Secretario General de Vox, Javier Ortega Smith, en el hotel Guadalete,

No, no, no

  • El club del Pituffo gruñón
Manifestación de olivareros en Madrid. FOTO: UPA

Trabajo esclavo

  • El club del Pituffo gruñón

—Es lamentable cómo habéis dejado pisotear vuestros derechos con la excusa de hacer esfuerzos para salir de una crisis

La sesión de investidura de Pedro Sánchez. FOTO: CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Se rompe España

  • El club del Pituffo gruñón

Si alguien encuentra la lógica a esto, por favor póngase en contacto con Pituffo Gruñón.

Greta Thunberg, en la Cumbre del Clima.

Iconos

  • El club del Pituffo gruñón

-Votar a cualquier partido político siempre implica contradicciones. Si nos centramos en los orígenes del partido o sus líderes, todos tienen algo que se les puede reprochar.

Alícia Rubio, miembro de Vox. FOTO: ELDIARIO.ES

Así cosía, así, así...

  • El club del Pituffo gruñón

Esta era una canción infantil cantada por el gran Fofó, miembro de los míticos Payasos de la Tele. ¡Anda que no la he cantado veces de pequeño!

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, tras anunciar su preacuerdo de Gobierno. FOTO: ELDIARIO.ES

Y el Cádiz empató en Vallecas

  • El club del Pituffo gruñón

Debí haber entendido que obviar mi pregunta no era algo personal sino una señal de hartazgo.

La Marea de Jubilados y Pensionistas de Jerez, durante una protesta. FOTO: MANU GARCÍA

10N

  • El club del Pituffo gruñón

Pituffo Gruñón se ha resfriado. Es alérgico a las sandeces y dice que en estas dos semanas que han pasado, con lo de Cataluña y Franco

Una manifestación contra la sentencia del procés. IMAGEN: RTVE

Titirimundi

  • El club del Pituffo gruñón

Unos y otros habéis creado un monstruo y ahora a ver quién lo para.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, durante el programa 'Vuelta al cole' de Telemadrid.

¡El Amazonas, imbécil!

  • El club del Pituffo gruñón

Los que deberíamos liderar las protestas ante este mundo desigual, injusto y contaminado que le dejamos en herencia a nuestros hijos e hijas, nos apartamos para que los que luchen sean, una vez más, las abuelas y las niñas