JerezPolítica MunicipalLa Rotonda

Jerez no pinta nada en la ITI

LA ROTONDA. Gobierno y Junta movilizarán en cinco años más de 1.293 millones de euros en la provincia gracias a la Iniciativa Territorial Integrada de la Unión Europea.

Gobierno y Junta movilizarán en cinco años más de 1.293 millones de euros en la provincia gracias a la Iniciativa Territorial Integrada de la Unión Europea.

Jerez parece aislada del maná de los fondos europeos. La Junta de Andalucía ya ha anunciado los 11 primeros proyectos con cargo a la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) 2014-2010, y el principal municipio de la provincia, de entrada, no sale en la foto. ¿Ha llegado tarde otra vez? Los presupuestos de la comunidad autonómica para este año prevén una primera asignación económica extraordinaria de casi 79 millones de euros para la ITI en Cádiz. Jerez apenas huele algo. Ni siquiera el hecho de figurar por segundo año consecutivo en el informe Urban Audit como el área urbana con mayor paro de España ha servido para que el Gobierno andaluz salde su deuda histórica con la ciudad. No puede obviarse, por ejemplo, que durante 20 años ni tan siquiera abonó el canon por la celebración del Gran Premio de Motociclismo, pese a su impacto global y los enormes beneficios que reporta para la región; o que proyectos de grandes titulares pero, en la práctica, abandonados, como el Parque Científico Agroindustrial, el Polo Aeronáutico, la recuperación del Guadalete como zona turística, o la Plataforma Logística del Sur de Europa, son hoy más humo que otra cosa.

El enfado interno es mayúsculo. Los socialistas en la ciudad vuelven a sentirse discriminados. Lo confiesan en privado. La oposición lo dice abiertamente en público, aunque solo Ganemos Jerez ha tirado del carro de las demandas concretas -ya anunció que intentará que el proyecto de recuperación y uso lúdico y recreativo del Guadalete sea tenido en cuenta-. Muchos no se explican las razones por las que se vuelve a hacer el vacío a la ciudad, a favor de una clara apuesta por la Bahía y el Campo de Gibraltar. “Es que Jerez no tiene en este momento proyectos concretos para echarlos a andar”, han llegado a justificarse cargos políticos de la Junta. “No arañamos, no sabemos qué pasa, pero seguimos sin contar”, mantienen en los pasillos municipales. Cádiz tendrá fondos millonarios para recuperar su Teatro Romano y para levantar un Centro de Transferencia Empresarial. En Puerto Real habrá dinero europeo para otras instalaciones dedicadas a la fabricación avanzada Aeroespacial, mientras que San Fernando recibirá cantidades de la ITI para un Centro Tecnológico de Industrias Digitales y el ansiado Museo de Camarón. Salvo para el postureo y las fotos -el acto de la fiesta de la Zambomba BIC fue glorioso-, y lo meramente protocolario e institucional, el ejecutivo de Susana Díaz en la provincia se ha retratado poco o nada con Jerez en el último año. Algún tema enquistado que era un clamor de ineficacia e incumplimiento de compromisos, como el edificio de radioterapia o poner fin a los barracones del IES Quiñones, pero muy poco más. No hablemos ya de los años anteriores, con el gobierno de María José García-Pelayo al frente del Consistorio, sacudidos por enfrentamientos partidistas nocivos y permanentes.

Ni con PP, ni ahora con PSOE: salvo para el postureo, el ejecutivo de Susana Díaz en la provincia se sigue retratando poco o nada con Jerez

A nivel provincial, IU y CCOO han denunciado la “falta de claridad” en torno a la estrategia de inversiones. Independientemente de la confusión que rodea a la iniciativa y a la falta de pedagogía para explicar qué se hará con estos fondos multimillonarios, no disimula ya el malestar el gobierno municipal de Mamen Sánchez, que ve cómo se escapan oportunidades para la ciudad. Eso, pese a la sintonía que debería reflejar la coincidencia de siglas entre Ayuntamiento, Diputación y Gobierno andaluz. Si en el imaginario colectivo sobrevuela la idea de que resulta positivo que el mismo partido gobierne en diferentes administraciones como las autonómica y local, más que por lo beneficioso para los ciudadanos, por lo ventajoso en clave partidista -una auténtica perversión democrática, por otra parte-, ni por esas ha tenido suerte en estos años Jerez.

El PP utilizó desde Madrid a esta gran población como banco de pruebas y laboratorio de sus políticas de ajustes más salvajes -el primer ERE de un Ayuntamiento-. Antes de eso, “con Pilar Sánchez, pudo haber enfrentamientos lógicos por varias salidas de tono suyas pero ahora no se explica”, comentan en la calle Consistorio. Pero ¿ahora? No encuentran explicación más o menos objetiva. Más aun, si se analiza otra cuestión de fondo que toca ya un plano puramente de estrategia política: el peso que tuvo la ciudad en las autonómicas de hace un año. Susana Díaz sustentó en los 29.360 votos que obtuvo en Jerez una parte de su apretada victoria frente a su adversario, el popular Juan Manuel Moreno Bonilla. La quinta ciudad andaluza en población superó a Granada, donde ganó el PP, y solo las tres grandes capitales, Sevilla, Málaga y Córdoba (en las dos últimas también vencieron los populares), reunieron más votos para el PSOE que Jerez. ¿Esto tampoco cuenta en lo interno? Pues parece que no. El vacío se palpa y duele, como quien sufre un estigma crónico, en una planificación de la ITI en Cádiz que apenas roza a la comarca con más peso poblacional y económico.

Comisión nacional y pleno en Diputación

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, han escenificado en Madrid el consenso entre administraciones públicas para aprovechar al máximo una movilización financiera que puede alcanzar más de 1.293 millones de euros, de los que 869 provienen de ayuda comunitaria. “Se trata de aparcar cualquier diferencia para resolver los problemas de la gente”, dijo el número dos de la Junta en declaraciones recogidas por Europa Press. Fue en la constitución de la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento Técnico de esta iniciativa, que implica inversiones de varios fondos, como el Fondo Social Europeo (FSE), el Feder, así como de varios programas operativos, tanto plurirregionales como regionales. Al acto también ha asistido la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, quien este lunes preside un pleno extraordinario en la institución provincial sobre la gestión de estos fondos.
Montoro, en el acto en Madrid, incidió en la “excelente disposición de la Junta y la Diputación de Cádiz”, actitud que, a su juicio, es especialmente “importante” para que “en un tiempo como el actual mostremos que las administraciones funcionan, que cada uno desarrolla la tarea que le concierne y que los ciudadanos perciban que la administración es una cuando se trata de empeñarse en su desarrollo económico”. “Se trata de reforzar la unidad de acción para trabajar conjuntamente en un territorio muy necesitado. El problema ahí es Cádiz y ahí nos vamos a aplicar, para que los fondos se usen de forma participada y para que estimulen el crecimiento”, remachaba Jiménez Barrios.

La provincia ha sido calificada por la UE como zona degradada por las altas tasas de desempleo y el maltrecho tejido industrial. Sólo hay cuatro territorios calificados como ITI en España, y de ellos Cádiz es la única provincia a la que se le ha otorgado dicha consideración. Dentro de estas tres provincias en una -Bahía, Campo de Gibraltar y Jerez-Sierra-Costa Noroeste-, están algunas de las poblaciones con más paro de España. De estas, sobresale Jerez, que no ve el momento de percibir siquiera unas migajas para paliar el daño sufrido en su entramado productivo con la reconversión bodeguera de finales de los 80. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *