Política

Jerez cierra un ejercicio presupuestario municipal por primera vez sin gastar más de lo que ingresa

Todos los indicadores económicos del Ayuntamiento mejoraron en 2018. Disminuyeron la deuda y las facturas ocultas, se cumplió con Hacienda y con los pagos, y aumentó la recaudación en algo más de 2 millones de euros. "Hacemos una gestión rigurosa", defienden Sánchez y Galván

Jerez concluyó el ejercicio presupuestario municipal de 2018 cumpliendo con Hacienda. Esto, que debería ser la norma habitual en cualquier gestión económica, ya sea pública, privada o doméstica, es la primera vez que sucede en toda la historia democrática municipal. En los resultados provisionales remitidos al Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento de Jerez cumplió la regla del gasto al conseguir situarla en -1,01% frente al 2,4% fijado como límite máximo por el Estado para el año pasado, un margen de unos ocho millones y medio de euros y la posibilidad de que se levante el embargo económico estatal que pesa sobre la ciudad. Promovida por el Gobierno de Rajoy durante los años más duros de la crisis, esta regla fiscal para controlar férreamente a los ayuntamientos establece que ninguna administración puede superar el gasto del año anterior por encima de el citado límite, aunque tenga las cuentas saneadas con superávit y haya reducido deuda.

“Hacemos una gestión adecuada, rigurosa, eficiente, responsable y con una importante capacidad inversora, a la vez que nos ajustamos a la regla de gasto; todo ello ha sido posible por la mejora de los ingresos y la reducción de los gastos”, ha puesto de manifiesto la alcaldesa, Mamen Sánchez, en rueda de prensa, a la que ha comparecido acompañada de Santiago Galván, responsable económico municipal y pieza política clave para el inédito logro. No ha sido el único objetivo conseguido en materia económica durante el último año. La liquidación muestra también que el Ayuntamiento cumple con estabilidad presupuestaria y consigue una capacidad de financiación de 10 millones de euros entre gastos e ingresos.

Al hilo de lo anterior, mantiene una deuda viva (deuda bancaria) de 745 millones de euros, mientras que las OPA (las conocidas como facturas en el cajón o operaciones pendientes de asignación presupuestaria) están en 50,7 millones de euros, el menor dato de los últimos 10 años. “Esperamos dejarlas a cero en el próximo mandato”, ha anunciado Galván. “Se ha logrado una reducción histórica porque hemos bajado 14 millones en un año y 70 millones euros en lo que va de legislatura”, ha recalcado la alcaldesa. En efecto, “en 2015 el gobierno socialista se encontró con más de 120 millones de euros en el cajón”, han recordado ante los medios.

Otro dato aportado ha sido el remanente de Tesorería para gastos generales, “magnitud que refleja la situación financiera real del Ayuntamiento: si se cobran todos los ingresos pendientes de cobro ¿hay suficiente para pagar todas las deudas pendientes de pago? En 2013, el Ministerio cifró este remanente en un negativo de 248 millones de euros, en 2014 empeoró y subió a -250 millones, hasta situarse en -285 millones en 2015. Desde que gestionamos nosotros el Ayuntamiento esa cifra ha ido reduciéndose a -177 millones en 2016, a -171 millones en 2017 y a -146 millones de euros en 2018″, ha explicado Galván.

El fantasma de los ajustes del PP se aleja

El Ayuntamiento “se aleja de los enormes ajustes que en los tiempos del PP tuvo que hacer la plantilla, ya que hemos demostrado que se puede hacer política de una manera distinta en la ciudad. No se ha privatizado nada, no se ha despedido a nadie, pagamos a las concesionarias, las deudas, se pagan las nóminas antes de que finalice el mes y se sacan adelante presupuestos inversores por 12,5 millones de euros”, ha subrayado la alcaldesa socialista. Una situación económica financiera, a su juicio, que “genera confianza y atrae a las empresas, y nos permite mejorar los servicios, los equipamientos municipales; nos permite concurrir a ayudas y subvenciones donde este Ayuntamiento antes tenía las puertas cerradas”, ha abundado.

Claves: más recaudación, menos gasto superfluo

Asimismo, ha explicado Galván ante la prensa, “la reducción de gastos superfluos, y el aumento de la recaudación, con más inspecciones, han permitido aumentar la recaudación en un 2,41% en 2018 consiguiendo unos ingresos de 94.688.000 euros; en 2017 se cerró en 92,4 millones. Todo ello a pesar de la merma de 1,5 millones euros de los ingresos de las plusvalías”.

En el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) ha subido la recaudación en 2,5 millones; y en el ICIO (construcciones y obras), en 1,5 millones de euros. Este último impuesto “llama la atención” porque ha pasado de una liquidación de 1,2 millones de en 2014 a 3,5 millones de euros en 2018, lo que sin duda prueba el dinamismo recobrado por el negocio inmobiliario en la ciudad en los últimos tiempos. Asimismo, en este contexto, las inspecciones del IAE han permitido recaudar más de 5 millones de euros en los dos últimos años.

Igualmente, el responsable económico municipal ha desmentido que el aumento del IAE, que repercute a  las empresas que facturan más de un millón de euros al año, haya supuesto una huida de la ciudad. “En 2018 ha habido más altas que bajas”, ha resumido. En concreto, 237 altas frente a las 216 bajas del conjunto del año. “Tanto los resultados del IAE como el ICIO son indicadores de la situación económica de la ciudad”, ha remarcado Galván. A lo ha subrayado: “Reforzamos las inspecciones fiscales pero no subimos los impuestos”.

“Esta gestión se ha notado también las cifras de recaudación en periodo voluntario, y ya adelanto que se volverá a ampliar este año porque tenemos capacidad para hacerlo y porque se facilita la labor a la ciudadanía”, ha afirmado. Las cifras de recaudación expresan un aumento de 2 millones de euros en la recaudación en voluntaria, ya que se ha pasado de un porcentaje de pago en periodo voluntario del 83,5% a 86%. También han aumentado los embargos en cuentas bancarias de 1,8 millones en 2017 a 2,1 millones de euros en 2018. Los planes personales de pagos de impuestos, modo de pago que permite “beneficios” a los contribuyentes, también han aumentado los ingresos, pasando de los 19 millones de euros que se cobraban en 2017 por planes personales a los 22 millones de euros de 2019, lo que supone un aumento del 6,61%. El tiempo medio de espera es de 4 minutos en las dos oficinas municipales, 2 minutos menos a pesar de la reducción en una oficina; y se han recibido 75.000 solicitudes, “damos un mejor servicio y más eficiente a la ciudadanía”, ha concluido.

Santiago Galván ha recordado que “esta situación de mejora económica financiera será más evidente a partir de abril cuando el Ayuntamiento recupere el 100% de la PIE, algo que no ocurría desde hace veinte años. El Ayuntamiento pagará en estos primeros meses del año 5 millones de euros de anticipos y prestamos de 2012 y 2013 para llegar a abril y recibir toda la PIE”. En última instancia, ha recordado que “el PP pidió 48 millones de anticipo de la PIE que nosotros hemos pagado”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *