Cultura

Jerez canta fado, baila swing y se rinde ante ‘folk’ americano, africano y europeo

La segunda edición del Xera Festival, con artistas de Turquía, Irlanda, Polonia, Mali o Portugal, congrega a miles de asistentes en las plazas del centro de Jerez en torno a la ‘world music’. La lluvia empaña el sábado pero no agua la fiesta

Jerez ha vuelto, otro año más, a ser el escenario de una auténtica fiesta multicultural. La segunda edición del Xera Festival, certamen de conciertos dedicado a las músicas del mundo impulsado por la agrupación de electores Ganemos Jerez, se ha celebrado con rotundo éxito pese a la lluvia. El festival que organiza el Ayuntamiento de Jerez ha congregado a miles de asistentes entre la plaza de la Asunción, la Alameda del Banco, la plaza Plateros y en actividades llevadas a cabo en el Conservatorio de Música Joaquín Villatoro, Damajuana Café Bar y 55 Jazz Club.

Tras su inauguración el pasado jueves en Damajuana Café Bar, Xera Festival reunió la mañana del viernes a más de 500 alumnos de varias escuelas jerezanas con los integrantes de The Craic Addicts. Adictos, nunca mejor dicho, a la música tradicional irlandesa, se volvieron los escolares, que llegaron a cantar y bailar en una irreconocible plaza Belén, escenario de la primera actividad del certamen. El viernes por la tarde, un cuentacuentos llevaría la mitología celta de El Señor de los Bosques a la Alameda del Banco, con las figuras del hada Viviane y el mago Merlín como articuladores de una historia en la que los más pequeños volvían a ser los protagonistas.

La plaza de la Asunción, el escenario principal de las actuaciones musicales del Xera Festival, haría lo propio para todos los públicos con ritmos africanos venidos desde Mali, mezclando funk y blues con Funk from Mali. El plato fuerte, que cerró la noche junto a una posterior jam session de música celta, lo llevó a cabo los irlandeses Lúnasa, una agrupación aclamada internacionalmente, que hicieron vibrar al Cabildo Viejo entre flautas, violines y danzas celtas.

De bailar swing en Plateros a resguardarse de la lluvia con folk polaco

El sábado comenzó, como en la edición pasada, con un taller para músicos y aficionados, en esta ocasión de canto y flauta. La vocalista de la agrupación estadounidense Stellamara, la intérprete Sonja Drakulich, junto a su compañera Miriam Encinas, enseñaron “canto desde la conciencia”, flauta de pico y percusión medieval en el Conservatorio de Música Joaquín Villatoro.

El concierto de los irlandeses Lúnasa en la plaza de la Asunción. FOTO: MANU GARCÍA.

De forma casi paralela, a las doce del mediodía, la plaza Plateros se convirtió en una pista de baile. A ritmo de swing y armonizados por El Domador de Medusas, el conocido grupo gaditano Aro que Swing instruyó a decenas de parejas a bailar sin miedos y de forma espontánea. Un preludio de lo que constituiría la actuación de O’ Sister! en la plaza de la Asunción y la sesión de Swing y Dixieland, una jam session que conquistó a los presentes con unos atuendos singulares que recordaban a otra época. Poco después, en la Alameda del Banco, la fadista Carla Pires, trasladaba a los asistentes a Portugal con una elegante actuación con un cielo que ya hacía prever que la tarde iba a ser complicada.

Los ritmos otomanos de Light in Babylon, una banda relevación con proyección internacional, fueron interrumpidos por la tormenta sobre las ocho de la tarde. La exótica banda no pudo completar su actuación musical por la fuerte lluvia, que obligó a refugiarse a la mayoría de los asistentes.

La organización del Xera Festival, que como el año pasado tuvo que luchar con las malas previsiones meteorologicas, decidió trasladar los dos últimos conciertos a Damajuana Café Bar, ya con una tremenda tormenta descargando sobre Jerez en la noche del pasado sábado. Allí, con aforo limitado, los estadounidenses Stellamara, con un polifacético conjunto musical electroacústico, y los polacos Kroke, que deleitaron a los asistentes con excepcional espectáculo, cerraron la segunda edición de un certamen que parece haberse consolidado como una de las citas imprescindibles de la world music en España. Jerez vuelve a ser el nexo de músicas y culturas, de Europa a América y de América a Europa

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *