CulturaEspectáculos y Conciertos

Israel Galván revisa en ‘Fla.co.men’ su propio código estético

El bailaor sevillano, que cumple este año una década como Premio Nacional de Danza, trae a la muestra un singular 'greatest hits', "una manera de resumir todos mis trabajos en uno pero sin repetirlos". 

El espíritu inquieto de Israel Galván, que cumple una década este 2015 como Premio Nacional de Danza, permanece incluso cuando revisa su trayectoria artística de los últimos años. En Fla.co.men, estrenado en la pasada Bienal de Sevilla, hace una nueva lectura de su código estético. Esta nueva mirada a su pasado, en la que la música es una parte importante de su montaje, tendrá lugar este domingo día 22 de febrero en el Teatro Villamarta, dentro del XIX Festival de Jerez. En otros escenarios del certamen –Sala Paúl y Sala Compañía- el cante toma el protagonismo en las voces de David Palomar, y Gema Moneo y Momo de Jerez.

“Es como una versión de mí mismo, una manera de resumir todos mis trabajos en uno pero sin repetirlos”, ha explicado en más de una ocasión el bailaor sevillano. En ese particular juego creativo de sus espectáculos, Israel Galván ha retomado las músicas de sus creaciones y las ha organizado como en un concierto. “Es la misma música pero vista con otros ojos. Hay cante y percusión con arreglos sinfónicos, un poco a la manera del flamenco de antes”. Sin embargo, aunque lo parezca, nada será igual. “No es un popurrí ni una repetición”, aclara. Y es que si algo distingue a Israel Galván es su capacidad de sorprender a propios y extraños.

Con esta nueva pieza recoge los sonidos de espectáculos recientes y lejanos que van desde su primera incursión de éxito –¡Mira! Los zapatos rojos (1998)-, pasando por títulos como La metamorfosis (2000), Arena (2004), La edad de oro (2005), ‘El final de este estado de cosas (2008) hasta La curva (2011) y la trágica Lo Real (2012). David Lagos, Tomás de Perrate, Eloisa Cantón, Caracafé y Juan Jiménez Alba y Antonio Moreno, de Proyecto Lorca, forman parte del elenco artístico que acompañará a Israel Galván en el escenario del Teatro Villamarta.

Como aseguró este pasado sábado en la presentación ante los medios de este espectáculo David Lagos, el bailaor sevillano, que no pudo estar en la rueda de prensa por encontrarse viaje tras una función en Santiago de Compostela, “sabe sacarle a un cantaor el máximo partido, darle su sitio adecuado”. En su opinión, su grandeza artística reside no sólo en su calidad, sino también “en la sinceridad” con que lleva a cabo sus propuestas, abiertas a la libre interpretación del público. 

La habitual rueda de prensa del XIX Festival de Jerez ha estado marcada este sábado por la triste noticia de la muerte del joven guitarrista Manuel Moneo ‘Barullito’, de la familia de los Moneo. Por esta razón, no acudieron a este encuentro con los medios Gema Moneo y Momo de Jerez, miembros de esta saga familiar jerezana tan vinculada al flamenco. Ambos actuarán mañana en Sala Compañía, donde presentarán su espectáculo Sangre y territorio dentro del ciclo ‘De la raíz’. También el cantaor gaditano David Palomar, que presentará su disco Denominación de origen en Sala Paúl dentro del ciclo ‘Alante y atrás’, quiso expresar públicamente su pésame a la familia, pese a que “las palabras no puedan sustentar esta pena”.

Reivindicar el cante de Cádiz

Sobre su trabajo discográfico, señaló que “viene a reivindicar a Cádiz y sus cantes”, una manera de interpretar el flamenco que, a su juicio, está “muy vinculada a Jerez”. David Palomar cree que ha afrontado este reto en el momento adecuado de su carrera, puesto que considera que “el cante es una carrera de fondo y poco a poco va adquiriendo uno una solerilla que no se puede tener con 35 o 37 años”.

En Sala Paúl estará acompañado por la guitarra de José Quevedo ‘Bolita’, Rafael Rodríguez y Jesús Guerrero; a los que se suman las palmas de Anabel Rivera y Roberto Jaén, más la colaboración al baile de María Moreno. Prácticamente todos los artistas que han intervenido en la grabación de su tercer trabajo discográfico, grabado en Jerez y con el guitarrita José Quevedo ejerciendo de productor.

“Son cosas de Cádiz, pero a mi manera”, precisó Palomar. Y es que su aportación al disco va más allá de la interpretación de los cantes, incluye también prácticamente todas las letras”. El cantaor parece inmerso en una nueva etapa en su carrera. “Antes no interiorizaba lo que estaba cantando, ahora así”. Ese cambio viene propiciado por su admiración a la forma de interpretar las letras de Chavela Vargas y tras haber cantado piezas de su repertorio

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *