Provincia

Irrumpe en la jefatura de Policía Local de Ubrique con un fusil que resultó ser de ‘paintball’

Los agentes llegaron a desenfundar sus armas consiguieron reducirlo a tiempo. El sujeto ha sido detenido.

Un hombre entró en la noche de este sábado en la jefatura de la Policía Local de Ubrique portando lo que parecía un arma de grandes dimensiones, según ha adelantado Canal Sur. En instancias policiales corrió la alarma porque el autor de los hechos mantenía una actitud “amenazante” y pedía a gritos que le “pegaran dos tiros”. Los agentes llegaron incluso a desenfundar las armas en defensa.

Sin embargo, la buena actuación de los policías locales recondujo la situación. Tras unos cinco o diez minutos en los que los agentes trataron de calmar al hombre, en un descuido de este, finalmente bajó el arma lograron reducirle. La sorpresa llegó cuando pudieron comprobar que el fusil de asalto no era tal. Se trataba de un arma prácticamente inofensiva, un fusil utilizado en actividades de ‘paintball’.

Según declaró posteriormente, el hombre quería que los policías locales acabaran con su vida, a raíz de un desencuentro que tuvo con su pareja. El autor fue detenido y pasará a disposición judicial en las próximas y se estudiará su ingreso en prisión o libertad condicional, toda vez que los hechos serían calificados, al menos, como atentado contra la autoridad.

Estas armas logran en muchas ocasiones una enorme apariencia de realidad. Por esta misma razón, se han dado casos que han acabado en respuesta policial de graves consecuencias, como el caso de un menor que recientemente, en la ciudad norteamericana de Cleveland, falleció por disparos al confundir los agentes su arma de juguete con una real.

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *