Andalucía

Inmigración, síntoma del capitalismo neoliberal: el hambre afecta a 1 de cada 9 personas en el mundo

Ceain y Andalucía Acoge celebran un debate sobre cooperación y migraciones en el que exigían el cumplimiento de la ley para proteger a los menores, el cierre de los CIES y eliminar la práctica de las "devoluciones en caliente", entre otras cuestiones

La Coordinadora de ONG de la provincia de Cádiz, Ceain y Andalucía Acoge celebraron, en el Salón de Actos del Campus Universitario de Jerez, un debate sobre cooperación y migración entre los partidos políticos que tienen representación parlamentaria en el Congreso, de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril.

En representación de los diferentes partidos Mª José de Alba, número dos al Senado por el PP, María Jesús Castro, número uno al Senado por el PSOE, Santiago Gutiérrez, número tres al Congreso por Unidas Podemos y Javier Cano, número dos al Congreso por Ciudadanos. También participaron Jaime Pineda, en nombre de la Coordinadora de ONG de la provincia de Cádiz y Francisco Morales, en nombre de Ceain y Andalucía Acoge.

El debate, moderado por la presidenta de la Asociación de la Prensa de Jerez, Amparo Bou, arrancaba con la intervención de Francisco Morales, director de Ceain, que expuso la batería de propuestas que Andalucía Acoge ha elaborado en materia de inmigración y se resumen en las siguientes medidas:

Mantener un discurso responsable sobre la inmigración y la diversidad, especialmente en el contexto internacional actual que vivimos de discursos políticos basados en el odio y el miedo. Del mismo modo se reclama la no criminalización del colectivo migrante ni de las entidades sociales que llevan a cabo labores de rescate y acción humanitaria. En segundo lugar, Morales proponía una mejora en la gestión de las llegadas a la costa: “Las llegadas por vía marítima a Andalucía han dejado clara la ausencia de infraestructuras para una atención digna, y la falta de coordinación lleva a improvisación”.

Y añadía: “Un país de la Unión Europea como es España podría gestionar esto mucho mejor, poniendo el foco siempre en proteger el derecho a la vida y creando equipos de acogida multidisciplinares que garanticen una acogida digna acorde a los derechos humanos fundamentales”. 

Una imagen del debate celebrado por Ceain y Andalucía Acoge.

Otra de las demandas fundamentales por parte de Ceain y Andalucía Acoge ponía el foco en los menores no acompañados (MENAS): “Pedimos sencillamente que se cumpla la ley, y la ley debe proteger al menor, priorizar en cualquier caso la condición de menor por encima de cualquier otra”. Por último, se demandaba el cierre de los CIES (Centros de Internamiento de Extranjeros) ya que, en palabras del director de Ceain “son antiguas cárceles en las que se priva de libertad a personas que no han cometido un delito, solo una falta administrativa por encontrarse en situación no regulada”.

Del mismo modo se reclamaba eliminar la práctica de las “devoluciones en caliente”, por la que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha condenado a España por tratarse de una práctica irregular que vulnera los derechos humanos y garantías previstas en la normativa nacional e internacional.

Acto seguido, Jaime Pineda, subsecretario de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales y de Desarrollo de la Provincia de Cádiz (Congdpca), expuso las propuestas a los diferentes partidos en materia de Cooperación Internacional, que pasan por impulsar la implementación de la Agenda 2030, aumentar el presupuesto de la Ayuda Oficial al Desarrollo, que sigue muy lejano al objetivo del 0,7%, revitalizar las instituciones y recursos del sistema de cooperación, reconocer el papel de las administraciones locales y avanzar en la coherencia.

“No podemos afirmar que queremos ayudar a países en conflicto a los que a la vez estamos vendiendo armamento”, denunciaba Pineda, y añadía: “La pobreza afecta actualmente a 2.200 millones de personas en los países en desarrollo y se ha incrementado en los países desarrollados, afectando mayoritariamente a mujeres y población infantil, el hambre afecta a 1 de cada 9 personas y asistimos a una des igualdad sin precedentes en la historia: las 62 personas más ricas del mundo poseen los mismos recursos que la mitad de la población mundial”.

Los representantes de los diferentes partidos políticos expusieron sus respectivas visiones y medidas a adoptar en este ámbito de cara a las próximas elecciones. Mª José de Alba, representante del PP defendía la inmigración “siempre que sea legal y reglada”, señalando la importancia de la relación con el continente vecino y proponiendo como medida la aplicación de “una especie de plan Marshall que no consista en dar ayudas que puedan favorecer a gobiernos corruptos sino para poner en marcha proyectos institucionales que hagan hincapié en la educación”.

Anunciaba también el proyecto de habilitar en África “oficinas de empleo que regulen la llegada de las personas ya con un puesto de trabajo con todas las garantías”. Asimismo proponía un pacto de estado en materia de inmigración: “Son personas las que están al otro lado y el estado tiene que tener muy en cuenta la labor de los ayuntamientos, las ONGs y los cuerpos de seguridad.”

Por la propuesta del pacto de estado en materia de inmigración abogaba también Javier Cano, representante de Ciudadanos: “Un pacto que, esté quien esté en el Gobierno, se deba respetar”. En cuanto a la cooperación también señalaba la necesidad de alcanzar consenso entre todos los partidos y denunciaba un “mal aprovechamiento” de los recursos destinados a cooperación, proponiendo “la implicación del sector privado en la cooperación junto a las administraciones para llevar a cabo una inversión eficiente”.

La representante del PSOE señalaba la importancia de “dejar de hablar de números y hablar de personas”, así como la necesidad de “tener una política de inmigración y llevar a cabo convenios con los países del Magreb para evitar la acción de las mafias”. Recordó a los asistentes que nuestro país “es una zona de paso por la que entran muchas personas pero muy pocas se quedan y continúan su ruta hacia otros países”. Coincidía en la necesidad de un pacto en materia migratoria: “los partidos tenemos que salir del enfrentamiento permanente para llegar a acuerdos”.

Unidas Podemos, por su parte, declaraba las propuestas presentadas por las entidades convocantes como un reflejo de la voluntad política de su partido y animaba a “tomar como principal programa de acción la propia declaración universal de los derechos humanos”. Afirmaba que “el problema de la inmigración es un síntoma del capitalismo neoliberal en el que los países del llamado primer mundo empobrecen a los países del Sur”. Alertaba también de la tendencia en auge de “usar el discurso del odio para conseguir votos”.

Francisco Morales pidió a los candidatos explicar a qué se referían exactamente cuando afirmaban apoyar “la inmigración siempre y cuando sea legal y reglada”, y preguntaba: “¿Acaso existe ahora mismo alguna vía legal o segura que evite las muertes de las personas que intentan llegar a nuestro país cruzando el Estrecho? ¿tienen otra manera de venir?”. El público asistente tuvo también la oportunidad de trasladar algunas preguntas a los representantes de los partidos, como los compromisos para alcanzar el 0’7% en cooperación o la política en torno a los CIES.

La representante del PP respondía: “Estamos de acuerdo en que la masificación de los CIES ha generado situaciones en contra de cualquier punto de vista humano” y proponía construir más centros de acogida temporal así como ampliar los ya existentes “dando otra imagen y servicio”. También la representante del PSOE abogaba por “humanizar esos centros porque es dramático”. Por el contrario, desde Unidas Podemos se reclamaba “el cierre de los CIEs por ser una vulneración de los derechos humanos”. Todos los partidos se mostraron comprometidos en aumentar paulatinamente la inversión en cooperación y desarrollo. Cerraba el debate con la última intervención la candidata del PP volviendo a insistir en la necesidad de dejar a un lado las diferencias políticas y afirmando que: “Un pacto de Estado no sólo es posible sino necesario, no podemos permitir que Europa vuelva la cara en estos asuntos”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *