Marca ACME

Inmatriculaciones: ¿’inmatri’ qué?

¿Está el Ayuntamiento de Jerez en disposición de hacer un listado ‘belicoso’ sobre los bienes de la Iglesia en el municipio, un listado alineado con las tesis que vienen del Gobierno? ¿Y la Catedral… puede pasar a ser de titularidad municipal o gubernativa y acabar siendo un centro cívico o similar? Quia. En Madrid dirán lo que quieran, pero la verdad es que la relación del PSOE con la Iglesia (católica) en Andalucía es otra cosa, es algo  bastante peculiar. Básicamente se trata de no llegar al meollo –a ningún meollo- y asumir lo que podríamos definir como ‘el hecho religioso popular’ (vulgo: Semana Santa, Rocío, etcétera) como parte del (rico) folclore andaluz y, en consecuencia, asumible por parte de los socialistas como algo que emana del pueblo. Fin de la cita.

Por eso se hace extraño que una idea como la de efectuar un listado con las inmatriculaciones -digamos dudosas- efectuadas por la Iglesia de veinte años a esta parte pueda encontrar eco en gobiernos municipales como el de Jerez. El PSOE no quiere ningún problema con el hecho religioso-cofrade-folclórico, como cada uno lo quiera adjetivar: son decenas de miles de votos los que están en juego solo en Jerez que difícilmente se van a poner en peligro.

¿Pero va a haber realmente una ‘desamortización Sánchez’ de equis bienes de la Iglesia? Sonar, para mucha gente de izquierda, puede sonar bien, pero es muy complicado que se pueda llevar a cabo (y en toda su integridad) porque sencillamente no interesa. Pero vamos un poco más allá: ¡Qué risas nos echamos hace ya cuatro años o así cuando con el subidón de Podemos corrió el bulo de que “querían prohibir la religión” o la “Semana Santa”! ¡Qué bonita (por imposible) ida de olla!  Y otra… la anécdota de un familiar de este cronista (muy lejano, ya no está entre nosotros), comunista él, que fue teniente del ejército de la República, que cada vez que veía una iglesia de su gusto decía “qué bonito garaje”, lo que demuestra una evidente intención de compatibilizar ética, estética… y practicidad, claro. Esta evidente radicalidad no tiene que ver con lo que se está hablando, desde luego, pero esto de las ‘inmatriculaciones’ ya verán como tampoco queda en nada…

CODA: Aquí, entre nosotros, ni siquiera nadie pone en su sitio ni a las monjas que actualmente ocupan (al borde de la ‘k’, por lo visto) la Cartuja, que eso sí es un monumento de verdad. Ni las diatribas del historiador Manolo Romero delante de los próceres del Ayuntamiento han conseguido que se mueva un dedo, así que, de qué hablamos…

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.