Provincia

Impulsa El Puerto pide el preconcurso de acreedores: del superávit a 11 millones de deuda

El Ayuntamiento sostiene que la situación "crítica e insostenible" de la empresa municipal ha logrado poner de acuerdo a todos los grupos políticos de la Corporación, "a excepción del PP, cuyos miembros abandonaron el consejo hace ya meses".

El Ayuntamiento sostiene que la situación “crítica e insostenible” de la empresa municipal ha logrado poner de acuerdo a todos los grupos políticos de la Corporación, “a excepción del PP, cuyos miembros abandonaron el consejo hace ya meses”.

La empresa municipal Impulsa de El Puerto de Santa María, prácticamente sin actividad y sin ingresos desde hace una década (en 2007 tenía un superávit de 22 millones), presenta este viernes ante el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz el preconcurso de acreedores con la intención de sanear sus cuentas, salvar la empresa y reformular su objeto social. La deuda de la empresa supera los 11 millones y esta ruina no ha dejado de crecer a base de malas decisiones en los últimos años. Según ha informado el Consistorio en una nota, la empresa municipal, de la mano del bufete Cosano, presentará esta solicitud, como se acordó por unanimidad en un consejo de administración celebrado el pasado mes de julio ante las dificultades económicas que presenta la entidad a la hora de hacer frente a sus obligaciones corrientes.

Asimismo, el Ayuntamiento ha indicado que se trata de “una situación crítica e insostenible” que ha logrado poner de acuerdo a todos los grupos políticos de la corporación municipal, “a excepción del PP, cuyos miembros abandonaron el consejo hace ya meses”. En este sentido, el presidente de Impulsa, Ángel Quintana, ha querido agradecer y reconocer públicamente “el enorme esfuerzo y la implicación que han tenido las personas que forman parte del consejo en representación de PSOE, IU, Levantemos y Ciudadanos”, y de forma especial “a los miembros de la Asociación de Empresarios, que ante tanta dificultad no han dudado en arrimar el hombro en busca de soluciones y alternativas”.

Como ya avanzó el gobierno a mediados del pasado mes de agosto, el objetivo establecido es “reestructurar la deuda y convertir a Impulsa en una empresa viable y saneada económicamente para conseguir su solvencia”. Precisamente estas eran las líneas marcadas conjuntamente en la contratación de los servicios profesionales de este bufete Cosano, especializado en la situación preconcursal. Ante la “difícil situación” de liquidez que sufre la empresa y una vez presentada la solicitud de preconcurso, el consejo de administración y el bufete Cosano “seguirán trabajando y coordinando los pasos a seguir con la expectativa de salvar la empresa y reformular el objeto social de la misma, haciéndola viable económicamente y útil socialmente”. Según la ley concursal, el preconcurso durará tres meses desde la presentación de la instancia este viernes.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *