La Voz Selección12+1

Galván: “Siempre he sido un poco ‘Calculín’, en 2º de EGB llegué a aprenderme la tabla del 18”

El responsable de Economía en el Ayuntamiento de Jerez concede su entrevista más personal: de dónde viene la pasión por las cifras, cómo empezó en política, repasa la actualidad y admite que seguirá siendo 'armarista': "En 2019 me veré donde los compañeros quieran que esté, como siempre".

El responsable de Economía en el Ayuntamiento de Jerez concede su entrevista más personal: de dónde viene la pasión por las cifras, cómo empezó en política, repasa la actualidad y admite que seguirá siendo ‘armarista’: “En 2019 me veré donde los compañeros quieran que esté, como siempre”.

El pelo de Calculín, creado por el dibujante argentino García Ferré, era un libro abierto. Su compañero de viaje, una computadora llamada Piripi, jamás le abandonaba en sus cálculos, historias y experimentos. De aquellos años, 70-80 del siglo pasado, el imaginario colectivo ha legado la imagen de aquel cerebrito a la hora de apodar al que es muy ducho con los números. Santiago Galván, teniente de alcaldesa de Economía y Planes Especiales en el Ayuntamiento de Jerez y vicepresidente del Circuito, ya se lo llama a sí mismo antes de que le digamos nada. No hace falta recordarle a aquel entrañable personaje animado. Su pasión por los números le viene desde su más tierna infancia, como descubrirán en esta entrevista, pero esta ‘manía’ le ha llevado a ejercitar el cálculo mental hasta en los ratos de descanso cuando estudiaba en la Pablo de Olavide, en Sevilla. Hijo de los 80, nació en el Hospital de la Cruz Roja de Jerez —hoy derruido— un 13 de febrero del año que inauguraba una década maravillosa. 

Socialista, republicano y seguidor a ultranza de Michael Jordan desde que, con cuatro años, “lo vi jugar por primera vez en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84”, tuvo dos maestros clave que le despertaron su amor por los números: Isabel, su maestra en 2º de EGB, y Fernando, su tutor de 6º a 8º, y “el mejor profesor que he tenido en mi vida en todos los ámbitos”. Galván milita en el PSOE desde los 18 años y es alconchelista y armarista, como Paco Lebrero, el político que le llevó de la mano hasta la calle Sevilla, primero, y a Consistorio, tiempo más tarde. Hace tres años que no va al cine, pero, a cambio, tiene un programita en casa que le permite seguir con el trabajo municipal en pantuflas “mientras espero que termine la colada”. En este mandato ya le ha dado un síncope. Nada extraño, desgraciadamente, ante el estrés que provoca un cargo que ya se cobró otras dos convalecencias graves de sus máximos responsables en los dos últimos mandatos, las de Enrique Espinosa (PP) y Juan Manuel García Bermúdez (PSOE).

¿Le hemos dicho ya que Santiago Galván es un apasionado de los números? Antes de tener prácticamente todo el tiempo ocupado por la gestión económica municipal, usaba gran parte de sus ratos libres en jugar al póker, una de sus grandes aficiones, llegando incluso a concursar en campeonatos internacionales. Aparcado el ocio por política, el tiempo le está dando la razón en lo profesional: sus cuentas salen, el Ayuntamiento paga —como puede, eso sí—, y su gestión —así lo dice Hacienda, que finalmente autorizó las cuentas para el año que ahora acaba tras una negociación a cara de perro— tiene mucho más de economista solvente que de trilero metido en política.

“Siempre he estado dentro de ese ‘armario’, es mi grupo de trabajo desde los 18, pero ahora tengo a mi secretaria local, provincial, regional, y a mi secretario federal, y hay que seguir trabajando exactamente igual”

En el colegio sería un hacha en matemáticas, ¿no?

(Risas) Según mi profesora, sí. Tuve una profesora de matemáticas que entró en el claustro de profesores un poco espantada, me comentaron a posteriori, diciendo que tenía un genio de las matemáticas en la clase. Era un poco calculín, siempre lo he sido. En 2º de EGB, tuve una profesora sevillana, Isabel, a la que le gustaban mucho los números, y de ella creo que viene mi afición por las cifras. Me descubrió desde el primer día el cálculo mental. Aprendiendo las tablas de multiplicar, me quedé corto con la del 9 y llegué hasta la del 18. Llegaba a casa y la explicaba a mi padre trucos para memorizar las tablas del 15, 16, 17… y me empapé hasta la del 18. Luego, ya más mayorcito, he tenido algún asunto más friki. En la universidad, en Sevilla, recuerdo que estudiaba con una amiga del pueblo que vivía cerca, en el barrio de El Plantinar, y ella me ponía multiplicaciones de cálculo mental en los ratos de descanso. Llegué a hacer multiplicaciones de siete por siete cifras… Las compañeras de piso incluso querían llevarme a un programa de televisión, pero, sinceramente, dolía bastante la cabeza (risas).

¿Por qué se metió en política?

Bueno, pues la verdad es que llevaba más de diez años trabajando en el sector privado, pero soy militante del PSOE desde los 18 años, aunque nunca había estado en cargos, ni en puestos de salida de nada. Me llamaron dirigentes del partido, personas a las que tengo gran aprecio profesional y personal, y me pidieron que diera un paso adelante para contar con perfiles más profesionales o diferentes a los que teníamos tras la época de Pilar Sánchez. Estuve madurándolo y fue mi hermana, especialmente, la que más me empujó a ello. Yo trabajaba entonces en una consultora de Sevilla y bueno, me dije: ¿y por qué no? No me arrepiento en absoluto, era una oportunidad muy bonita, sobre todo, por la satisfacción que conlleva poder ayudar a las personas y a la ciudad. Muchas veces tenemos proyectos que son sueños de una amplia mayoría y verlos realizados es una satisfacción.

“El sueldo de los políticos hoy en día considero que es bastante aceptable”

¿Le salen las cuentas a final de mes?

Ehh… Bueno, por mi forma de vida, que no tengo hijos ni hipoteca, no tengo los gastos de otros compañeros o compañeras, por ahí sí me salen las cuentas, pero también me salían antes. Trabajaba en un holding muy potente a nivel nacional y, afortunadamente, me ha ido bien profesionalmente. El sueldo de los políticos hoy en día considero que es bastante aceptable.

¿Cuál es su as bajo la manga?

Mi mejor virtud creo que puede ser saber escuchar a los demás. Creo firmemente que soy una persona que se deja aconsejar bastante y que escucha opiniones de todo el mundo. A mi secretaria, que es mi persona de confianza en el Ayuntamiento, se lo comento muchas veces, que agradezco que me cuente directamente las cosas. Prefiero que la primera persona que tengo al lado mía me sea sincera y si ve que me estoy equivocando, me lo diga. A veces no te dicen las cosas porque no se atreven, por tu posición, pero al final te hacen un flaco favor; es mejor que la gente te vaya de frente y te diga las cosas tal y como son. La gente a mi alrededor te lo puede confirmar, que no me tomo a la tremenda ninguna opinión contraria. Ni mucho menos.
¿Cuál es el último farol que se ha marcado?

Tendría que pensarlo… No me acuerdo… No soy muy de faroles, ¿eh? Soy más de calcular. En los juegos de estrategia, de hecho, utilizo el cálculo de probabilidades y las matemáticas porque nunca se me ha dado bien el farol (risas). Soy bastante expresivo y no puedo disimularlo. Para entrar en política, me decía mi padre, que hay que tener bastante estómago e igual por eso no iba a servir yo mucho (ja ja)…

Ahora que habla de su padre, ¿su Zahara de la Sierra natal o Jerez?

Parafraseando a Alejandro Sanz, tengo el corazón partío. Mi padre es de allí y mi madre es de Torrecera (una ELA de Jerez). Cada uno es de donde se siente y estoy super a gusto en los dos sitios. Así soy feliz y estoy contento. Jerez es mi ciudad y Zahara es un rincón maravilloso, el pueblo más bonito de España y donde tengo muchísimos amigos de la infancia. Estoy muy orgulloso de ambos sitios.

Va a volver a tener que hacer, como mínimo, un trío para aprobar el Presupuesto municipal en 2018…

O un póker. El último se aprobó con Cs, Ganemos e IU y, oye, ojalá se repita o hagamos un pleno. El diálogo en mi despacho está siempre sobre mi mesa para recibir a todos los partidos. De hecho, incluso en las mesas de seguimiento presupuestario estoy viendo colaborar al PP, por lo que espero que, al igual que el resto de partidos, se sume. Cuantos más, mucho mejor para la ciudad.

Nuevo giro a la derecha en Jerez en 2019: “No sé si es una pasada de frenada o un farol hablar de eso, pero estoy convencido de que no va a ocurrir”

Hablando del PP, ¿puede volver a dar un giro a la derecha Jerez en 2019 o pensar eso es pasarse de frenada?

Seguro que no. Eso seguro que no va a ocurrir. No sé si es una pasada de frenada o, en este caso, sería un farol hablar de eso, pero estoy convencido de que no. En las últimas elecciones se vio la amplia mayoría progresista y de izquierda que hay en la ciudad, y las cosas se están haciendo bien. Hemos estado un par de años solucionando problemas del pasado y ahora se empieza a vislumbrar el grandísimo trabajo y esfuerzo que estamos haciendo en la gestión y en la calle; e incluso ahora viene lo mejor. Sacamos adelante un Presupuesto inversor en 2017 y ahora tendrá continuación con el de 2018. Por tanto, vamos a ver cómo mejoramos bastante ciertas cuestiones de la ciudad que estaban muy atrasadas o, directamente, abandonadas, como los colegios, los autobuses, los barrios… Hay un buen trabajo detrás que nos va a permitir, y estoy convencido, volver a gobernar en 2019.

Cuando ve una carta de Hacienda sobre su mesa del despacho, ¿qué es lo primero que piensa?

Otra más. Es la costumbre. Ayer mismo llegó otra. No os imagináis la cantidad de requerimientos y cartas que llegan del señor Montoro y de Hacienda, pero se está demostrando que se está haciendo un trabajo muy serio y la mejoría que está teniendo la economía municipal… Ha habido buen diálogo y fluido con la gente en Madrid y lo único que piensan los técnicos es que es más trabajo porque es cierto que les absorbe muchísimo tiempo estar rindiendo cuentas continuamente ante Hacienda.
Complete la frase. Montoro para los ayuntamientos es…

El verdadero controller, una figura muy de moda ahora en el sector privado. Realmente él lo es. En el Ministerio conocen todas las entrañas del Ayuntamiento a la perfección, desde la Fundación Andrés de Ribera (FAR) al Circuito… Eso también significa que hay buenos funcionarios en Madrid que hacen su trabajo… Lo que Montoro últimamente está siendo, y no sé cómo definirlo, es parcial. Parece que no se comporta igual con unos ayuntamientos que con otros. Nosotros no hemos tenido problemas que no hayamos podido solucionar, pero sí me parece preocupante, como mínimo, lo que ha pasado con el Ayuntamiento de Madrid o con otros ayuntamientos andaluces, que tienen unos niveles de exigencia que no veo en otros ayuntamientos. Y no quiero pensar que eso sea por el color político determinado que gobierna en cada ayuntamiento.

¿El Circuito es un agujero negro?

El Circuito de Jerez es el mejor activo que tenemos en nuestra ciudad. Para nada, para nada, todo lo contrario. Estaba en una situación complicada, de hecho se están atendiendo los compromisos del concurso de acreedores que dificultan la gestión, pero se aprobó un plan de reequilibrio y desde este mismo año y hasta el 2019 ya está previsto que estemos en positivo. Es el mejor activo porque hacemos estudios de impacto económico y, con diferencia, es lo que más y mejor repercute en la ciudad y la provincia, y las cifras hablan por sí solas.

“El Circuito es el mejor activo de la ciudad. Para nada es un agujero negro”

Un adulto debe dormir entre 7-8 horas al día. ¿En cuánto está usted y qué hace aparte de cuadrar las cuentas del Ayuntamiento?

Pues a mí me regañan muchísimo mis trabajadores cercanos por el tiempo que le dedico al trabajo, duermo diariamente entre cinco y seis horas. No recuerdo la última vez que dormí ocho horas. Tampoco he dormido mucho nunca. Esa es la verdad. La gestión te absorbe las 24 horas del día. Este año, por ejemplo, apenas he ido un par de veces a Zahara porque la gestión y los números te absorben. Afortunadamente, descubrí la VPN (red privada virtual) para trabajar desde casa y eso es algo cómodo para ver la decena de informes semanales de Hacienda o los expedientes de Economía que vamos sacando. Son muy densos y me gusta mucho analizarlos porque te ayuda a la hora de tomar decisiones o analizar los problemas. Aparte de eso, intento sobre todo quedar con amigos y amigas, y evidentemente pasar tiempo con la familia, que viene mucho a casa a verme. Me encantaría ir mucho más al teatro o al cine, que no he ido en tres años, pero es lo que tiene aceptar dedicar tu tiempo a los demás, que es así como yo entiendo el paso que dí en política y del que, como ya te he dicho, no me arrepiento en absoluto.

¿Tendrá que salir del Armario para repetir en la lista de 2019?

Para nada. En absoluto. Siempre he estado dentro de ese armario. Desde los 18 años he estado en ese grupo de trabajo. Desde que en la Feria del Caballo, en una caseta, me topé con José Antonio Díaz, ese es mi grupo de trabajo. Y ahora tengo a mi secretaria local, provincial, regional, y a mi secretario federal, y hay que seguir trabajando exactamente igual. ¿Dónde me veo en 2019? Me veré donde los compañeros y el partido quieran que esté, como siempre. Si me brindan la oportunidad, estaré; y si no, pues estaré donde se me requiera, no es ningún problema. Ahora mismo queda un año y medio de muchos problemas en la ciudad y voy a estar centrado en esa gestión, en tratar de terminar la legislatura con los mayores éxitos y logros posibles.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *