Opinión

Fahrenheit 11/16

Si hay algo que suele salir bien (no siempre, pero suele) a la alcaldesa plenipotenciaria de Jerez es evidenciar incoherencias de la oposición. Y hoy le ha salido, una vez más, bien la jugada. El Gobierno de Jerez ha llevado la propuesta de congelación del gasto del aparato político para los próximos cuatro años. Después de una negociación compleja y una salida del tiesto sonada –la de Ganemos, que al igual que te da su confianza te dice que te estas pasando de lista–, el Ejecutivo local ha propuesto finalmente que todo se quedara como está. Pero Sánchez nunca hace nada “de gratis”.

El objetivo de la socialista era dejar en evidencia al resto de portavoces, y vaya si lo ha conseguido. Salvo Ganemos –a.k.a Grupo Mixto– el resto de partidos han apoyado el aumento de recursos a los partidos políticos…pero solo de boquilla. El Gobierno no ha conseguido sacar ninguno de los puntos elevados a este primer pleno de organización: ni siquiera ha conseguido que la Corporación Municipal aprobara que el jueves se celebrasen, como siempre, las sesiones ordinarias. Pero es que el ejecutivo local sabe perfectamente que si no se aprueba un nuevo reglamento todo se queda como está. Así que, poco o nada tiene que perder. El Gobierno quería una posición y una foto de “síes”, no de “abstenciones”. Y ahí forzó la maquinaria para que, el envite mediático con el que comenzó la legislatura se le volviera a favor.

Estoy totalmente convencido de que el Gobierno ha disfrutado viendo como Ganemos y Adelante se tiraban los trastos y lanzándose cuchillos afilados con cicuta y salfumán acusándose mutuamente de negociar a escondidas…Cosa que ha sido cierta, de ambos. O que Antonio Saldaña, “lidereso” de la oposición, no haya abierto la boca dejando el posicionamiento del grupo popular en su número dos. O inclusive haya disfrutado viendo como el nuevo portavoz de Ciudadanos haya patinado diciendo que la propuesta resta recursos a los grupos municipales, cuando si todo se queda igual no hay ni resta ni suma.

Pero habrá gente que vea lo que ha pasado hoy como una muestra de debilidad del Gobierno local ante una oposición enfurecida y un Ganemos sirviéndose como, una vez más, “muletilla” del PSOE.

Nada más lejos de la realidad: el Gobierno de Jerez ha disfrutado viendo como la oposición retrataba que estaba de acuerdo con dotar de más recursos a los grupos municipales mientras les votaba en contra a la propuesta de congelación. Es decir: el Gobierno ha disfrutado viendo como la oposición escenificaba en un Pleno lo que se ha barruntado en los pasillos y en las negociaciones oscuras y les daba la razón sin dársela. Y Mamen Sánchez se ha cobrado su venganza: comenzar la legislatura comiendo palomitas mientras los demás se peleaban entre si por ver quién defiende más lo indefendible.

Sin entrar en si la subida de sueldos es legítima –que a mi juicio no lo es– y que el aumento de recursos para la oposición es a todas luces una ofensa para los 27.000 parados de la ciudad y los 960.000.000 de euros que debe el Ayuntamiento de Jerez, la jugada de hoy le ha salido redonda al gobierno local.

Quédense con esto: 11/16. Lo vamos a ver mucho durante estos próximos cuatro años.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *