captura_de_pantalla_2018-02-16_a_las_11.11.29.png
captura_de_pantalla_2018-02-16_a_las_11.11.29.png

Julia fue discriminada en un encuentro comercial en un hotel de Cuenca cuando un chico de la empresa organizadora del evento se acercó a ella para decirle que se fuera. "Nos quedamos paralizadas".

Julia, de 49 años, fue expulsada en la noche del pasado martes de una charla comercial en un hotel de Motilla del Palancar (Cuenca) por tener síndrome de Down. "Cuando vieron a mi hermana vino hacia nosotras un chico de la empresa que organizaba el evento para decirnos que no podía estar allí porque iba a asustar a la gente y porque daba mala imagen", ha relatado Ascensión Leal, una de las hermanas, al diario Hoy.

"Nos quedamos paralizadas", ha señalado, al tiempo en que describe a Julia como "un ángel dócil y una mujer pacífica que no había abierto la boca en ningún momento". Según el medio digital, después de que las hermanas se fueron, algunos de las personas que fueron testigos de la discriminación que sufrió Julia decidieron abandonar el acto en solidaridad. 

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Castilla-La Mancha "lamenta y condena" lo ocurrido y ha rechazado "de plano estos hechos, gravemente discriminatorios, que constituyen una violación de los más elementales derechos que asisten a toda persona", además de informado a la Fiscalía de la expulsión.

Por otro lado, el comité ha exigido a Justicia y a la administración regional que actúen para comprobar con celeridad los hechos denunciados y, si se confirman, sancionar a esta empresa para que no vuelva a producirse. Asimismo, las hermanas estudian emprender acciones legales contra la empresa de salud y bienestar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído