Andalucía

Exigen la dimisión del directivo del SAS que ordenó la compra de un fármaco de su antigua empresa

La Junta lo justifica al sostener que "dos días antes de que Diego Vargas firmara como director, presentó su renuncia" en la farmacéutica china Techdow Pharma

PSOE y Adelante Andalucía exigen la dimisión del director general de Asistencia Sanitaria del SAS, Diego Vargas (PP), después de que el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, o el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, argumentaran que “dos días antes de que Vargas firmara como director, presentó su renuncia” en la farmacéutica china Techdow Pharma. “Faltaría más”, expresó el portavoz de Adelante, Antonio Maíllo. “¿A qué está esperando?”, se pregunta la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz.

La polémica viene después de que El País publicara que el director general de Asistencia Sanitaria y Resultados de la Junta de Andalucía, Diego Vargas (PP), ordenase a los hospitales del SAS la compra de un grupo de medicamentos donde aparece uno que él mismo publicitó cuando era director médico del laboratorio farmacéutico Techdow, pese a no figurar este cargo en la empresa china en su currículum oficial de la Junta.

Tras hacerse público el escándalo, desde la Junta el consejero Aguirre ha apuntado que Vargas trabajaba antes de ser llamado por la administración en una empresa de capital chino en una molécula genérica, pero “que dos días antes de que firmara como director general presentó la renuncia en esta multinacional, en la que estaba en pruebas y en la que llevaba cinco meses trabajando”.

Susana Díaz ha señalado en declaraciones a los periodistas que “un día antes de llegar al Gobierno andaluz” Vargas estaba “al frente de una gran farmacéutica” y “al día siguiente entra en el Sistema Andaluz de Salud y manda contratar con la empresa con la que trabajaba el día antes”. “Un conflicto de intereses y además mintiendo”, ha clamado la secretaria general del PSOE-A.

Por otro lado, la líder socialista ha vinculado este hecho con la gestión del “gobierno de las derechas” que, según ha incidido, “lleva seis dimisiones en cien días” y con “escándalos” como “insultar a los niños en las aulas y decir que en la escuela se fomenta la homosexualidad en los niños de diez años” o “incluso un director general que todavía no ha dimitido en Sanidad”, ha agregado en relación a Vargas.

“Esto no aguanta ni un minuto más y cuanto antes o tiene que dimitir o lo tienen que cesar”, terminó Díaz. Maíllo continuó habñando del asunto, destacando que “el problema es que ha tomado una decisión vinculada a los intereses de la empresa en la que trabajaba; la dimisión no se puede demorar ni un día más“.

En este sentido, Aguirre ha señalado que es orden de la consejería y también entra dentro de la norma del Ministerio de Sanidad “el intentar el máximo número de medicamentos biosimilares”, al tiempo que ha explicado que en el caso de un medicamento biológico “la patente decae a los diez años y si metes medicamentos biosimilares que son exactamente igual pero de otras fábricas diferentes baja el precio entre un 30 y 40%”.

La farmacéutica china también ha querido desvincularse del escándalo al explicar que “dentro de la estructura de la compañía, la gestión comercial (el contacto con los hospitales para presentar el producto y la oferta comercial) es responsabilidad exclusiva del equipo comercial, no del departamento médico, cuya función es presentar el producto en foros científicos, revisar documentación científica sobre el mismo y resolver las dudas que puedan surgir tanto a clínicos como a farmacéuticos”.

Además de exculpar de responsabilidades a Vargas al destacar que Inhixa, el fármaco, “fue introducido en algunos hospitales españoles entre los meses de octubre y diciembre de 2018 tras las negociaciones de nuestro equipo comercial con los hospitales (la decisión de adquirir o no un fármaco la toma un comité evaluador dentro de cada hospital), al igual que otros biosimilares están introducidos en otros centros hospitalarios. Para el caso concreto en Andalucía, Inhixa está introducida en menos del 10% de los hospitales“.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *